La realidad se impone a CIE Automotive

La paralización de la producción en China por el coronavirus puede impactar entre un 2% y un 3% en el beneficio

Oficinas de CIE Automotive
Oficinas de CIE Automotive

CIE Automotive no esperaba sufrir un impacto relevante en su crecimiento por el coronavirus pero lo cierto es que la realidad se ha impuesto a las expectativas del fabricante de componentes para automóviles.

Según explicó a CincoDías la responsable de Análisis y Selección de Fondos de Singular Bank, Victoria Torre, la empresa retrocede casi un 25% en el año y la paralización de la producción en China a causa de la epidemia puede impactar entre un 2% y un 3% en el beneficio de la sociedad, tanto este año como en el que viene.

No obstante, Torre subraya que este escenario podría estar ya descontado en precio y que el valor sigue conservando potencial alcista.

Por su parte, la propia CIE Automotive, que en 2019 recortó un 27,5% su beneficio por menores extraordinarios, defiende que no prevé que esta situación tenga un impacto relevante en la senda de su crecimiento y en la mejora de su rentabilidad que viene acumulando en los últimos trimestres.

Lo que no se puede negar es que al haber una menor demanda de coches, habrá un menor consumo de componentes.

Normas
Entra en El País para participar