Mapfre teme más a los tipos cero que a la propia epidemia

El impacto en las pólizas de seguros generales es limitado

El presidente de Mapfre, Antonio Huertas.
El presidente de Mapfre, Antonio Huertas.

La crisis provocada por la erupción del coronavirus Covid-19 ha hecho que las acciones de Mapfre se desplomen por debajo de los 1,8 euros, un nivel que no se veía desde 2016. En lo que va de año, la cotización ha bajado un 27%.

El impacto sufrido por la mayor aseguradora española está más relacionado con la situación de los mercados financieros y la más que probable reducción de los tipos de interés de la deuda que con la propia evolución del negocio de suscripción de pólizas.

La cartera de negocios del grupo Mapfre está muy equilibrada: un 28,6% de seguros generales (hogar, comercios, accidentes...); un 25% seguros de automóviles; un 22% de reaseguro; un 20% de seguros de vida; y el resto de salud.

En la parte de seguros generales, el principal temor es que la desaceleración de la actividad industrial y comercial en varios de los países donde opera el grupo (especialmente España, Portugal o Italia) haga que se contraten menos pólizas o que caigan los precios.

“De momento el impacto que estamos registrando es limitado. El negocio se concentra más en el seguro de particulares, por lo que nuestra exposición a los grandes riesgos comerciales e industriales es reducida”, explican desde la entidad.

En cuanto a los contratos de grandes riesgos y reaseguros, están muy vinculados a los seguros sobre propiedades “y tampoco deberían verse muy afectados”, explican estas mismas fuentes.

En cambio, las medidas adoptadas por los grandes bancos centrales, para abaratar los tipos de interés, y acercarlos al 0%, van a provocar que la aseguradora tenga cada vez más difícil obtener rendimientos financieros de todo el patrimonio que gestiona.

En 2019, el grupo obtuvo 3.287 millones de euros de ingresos financieros, gracias a la revalorización de la deuda pública y de las Bolsas. Ahora, con los bonos españoles o italianos perdiendo valor y la renta variable en caída libre, la mayor parte de esos ingresos se evaporarán.


Plan de gestión de crisis y continuidad

Para garantizar el mantenimiento de todos sus negocios, el grupo ha aprobado un plan de gestión de crisis y continuidad de negocio para reducir el riesgo de contagio, y proteger a los empleados, proveedores y clientes.

Además, Mapfre ha adoptado todas las recomendaciones oficiales en los países en riesgo donde el grupo está presente. La aseguradora ha reducido el movimiento de empleados desde y hacia las áreas afectadas.

Además, en España ha adoptado medidas para que los empleados con hijos puedan teletrabajar para facilitar su cuidado mientras están cerrados los colegios. El viernes, la compañía celebra su junta general de accionistas en Madrid, y ha pedido que se utilice la posibilidad del voto telemático.

Normas
Entra en El País para participar