Pimco: “Lo peor para la economía todavía está por llegar”

Los analistas alertan de las posibles consecuencias del brote y del hundimiento de los mercados

Pimco: “Lo peor para la economía todavía está por llegar”
AFP

El fuerte desplome que están experimentando hoy los mercados en medio de la crisis del coronavirus y la guerra de precios en el petróleo han encendido las alarmas de los analistas. Algunos de los expertos catalogan de "tormenta perfecta" lo que está ocurriendo este lunes en las Bolsas. "Si la propagación del coronavirus y, sobre todo, las medidas adoptadas para su contención, venían penalizando con dureza el comportamiento de los mercados de valores en las últimas semanas, la guerra iniciada el viernes en el seno de la OPEP+ se ha convertido en la guinda del pastel", ilustra el analista jefe de Link Securities, Juan José Fernandez-Figares. 

Los casos de personas afectadas por coronavirus siguen creciendo fuera de las fronteras chinas, las medidas se endurecen en Italia y siguen llegando datos que muestran el daño económico. Las exportaciones y las importaciones cayeron con fuerza en China los dos primeros meses de 2020 debido al bloqueo que aplicó Pekín en su intento de contener la epidemia. En febrero, las exportaciones chinas cayeron un 15,9% en términos interanuales. "La profunda contracción en las exportaciones de enero y febrero no es ninguna sorpresa, pero aún así fue mayor de lo esperado", apunta al respecto Sophie Altermatt, economista de Julius Baer.

Aunque ya hay daños evidentes, desde Pimco, Joachim Fels, economista global de la firma, cree que "lo peor para la economía todavía está por llegar en los próximos meses". "En primer lugar, el desplome de la producción y la demanda china afectará al resto del mundo con un retraso de varios meses; en segundo lugar, la demanda de servicios (viajes, turismo, acuerdos comerciales, entretenimiento, comida fuera de casa) se contraerá debido a las medidas de restricción y el factor miedo", prevé Fels.

De esta forma, Pimco opina que existe una alta probabilidad de que tanto la Unión Europea como Estados Unidos entre en recesión técnica (dos trimestres consecutivos de caídas en el PIB) durante la primera mitad del año.  

Con todo, la principal línea de predicción de Pimco considera que la expansión del virus fuera de china tendrá su pico en los próximos meses y prevé una recuperación en forma de "U" durante la segunda mitad del año. "De cualquier manera, esta U puede al principio parecer una "I" debido a lo brusco de la debacle económica, luego como una "L" a medida que la economía toca suelo antes de que comience a crecer de nuevo y la "U" se haga realidad", afirma.

En el devenir de los acontecimientos y de los vaivenes de los mercados los estímulos tanto monetarios como fiscales jugarán un papel clave en opinión de los expertos. Chris Iggo, jefe de información de la gestora AXA IM, dice que el papel de los bancos centrales será el de "crear condiciones para el crecimiento de la demanda de reemplazo en los próximos trimestres que compensen la pérdida inmediata del gasto".

En este sentido, malas noticias para Europa. Iggo advierte que su firma no prevé una reacción rápida y coordinada a nivel europeo. Los mercados están dando en precio una reducción adicional de 10 puntos básicos en el tipo de depósito y el experto asume que el BCE aumentará sus compras de bonos corporativos en el segundo trimestre.

Con todavía más munición en la recámara aunque con cada vez menos, distinto es el caso de la Reserva Federal estadounidense. Fels espera al menos otro recorte de 50 puntos en los tipos de interés, con una destacada probabilidad de que vuelvan al 0% y se intensifiquen las compras de activos. "Muchos otros bancos centrales, incluyendo los de los mercados emergentes, también es probable que suavizen su política monetaria durante los próximos meses y semanas, poniendo un especial énfasis en mantener el flujo de crédito en el sector privado", aventura. 

Pese a lo negativo del panorama general y los fuertes desplomes, no todos salen perjudicados. Desde Fidelity destacan que el coronavirus está dando un fuerte impulso a sectores como el del comercio electrónico. "En China, el consumo que tradicionalmente se ha dado en la esfera física está pasando rápidamente a internet, donde aumenta la actividad en áreas como las ventas de alimentación, la formación, la atención sanitaria y la búsqueda de casa".

¿Qué estrategia adoptar?

Luis Benguerel, consejero de la gestora Anattea, destaca que para saber que pasará de cara al futuro no hay que olvidar que las Bolsas han estado en fase alcista 11 años y con los bancos centrales dispuestos a intervenir ante el mínimo susto. "Si las medidas para frenar el coronavirus consisten en frenar la economía como hemos visto en China o en el norte de Italia pues a medida que esto se vaya expandiendo a nivel mundial pues habrá mayores parones", avanza.

Benguerel opina que la actual guerra de precios del petróleo tiene mucho que ver con el fracking. "Hay que recordar que con el precio por debajo de cierto nivel el fracking ya no es rentable, es positivo el precio barato pero ¿por qué pueden Arabia Saudí y Rusia ver positiva esta guerra? porque pueden ver que va a haber un parón económico mundial y les puede salir a cuenta bajar precios", señala.

Sobre el motivo por el cual incluso con el petróleo cayendo con fuerza las aerolíneas no son capaces de levantar cabeza Benguerel afirma que el problema es que la gente no viaja. 

"Lo que tienes que hacer a día de hoy es diversificar y buscar productos alternativos para la inversión". Como ejemplo, Benguerel cita a los fondos de retorno absoluto. "A los fondos no les está yendo bien este año, nuestro fondo estrella, el fondo Kunié, acumula una rentabilidad del 5% en lo que va del año".

Benguerel aclara que este tipo de fondos busca la máxima descorrelación posible frente al índice de referencia. "A ti te da igual que suba o baje el índice porque tu objetivo es seguir subiendo, no solo estando en renta variable o estando largo o corto; tú puedes largo en unos productos o corto en otros para intentar limitar al máximo la volatilidad y buscar la máxima descorrelación frente a los índices", detalla.

Normas
Entra en El País para participar