Mercados

Las petroleras y la banca, los valores más castigados de Europa

Arcelormittal es el peor valor del Ibex

Ibex Pulsar para ampliar el gráfico

Llueve sobre mojado. A las pérdidas cuantiosas que han acumulado las cotizadas en las dos últimas semanas ante el temor a la expansión del coronavirus se le ha unido una nueva oleada de ventas. Todos los sectores, sin distinción y de manera indiscriminada, registran fuertes batacazos en Bolsa y ninguno se salva de la quema ante la corrección generalizada. Sin embargo, hay claros perdedores dentro de esta fuerte caída generalizada de la renta variable.

Las petroleras y todas las compañías cuya actividad está ligada a la producción y extracción de petróleo encajan los desplomes más significativos. Y es que a las incertidumbres que rodean a la propagación del Covid-19 se les une el desplome del precio del crudo. El petróleo Brent cae cerca de un 20%, el segundo mayor desplome desde la Guerra del Golfo en 1991 cuando llegó a bajar un 34% en una jornada. Este descenso se produjo después de que la OPEP, Rusia y sus aliados fracasaran el viernes en su intento de recortar la producción de crudo para paliar las consecuencias del coronavirus.

Juan José Fernández Figares, director de análisis de Link Securities explica que si “Arabia Saudita cumple en abril con sus amenazas de incrementar la producción sobraría mucho petróleo en el mercado, más aún si el crecimiento económico se ralentiza como consecuencia de la gestión para evitar la propagación del coronavirus. Este tema es motivo suficiente para propiciar una caída del precio del crudo”.

La española Repsol está entre los valores más penalizados del Ibex 35 al encajar un retroceso del 15,13%. “La venta masiva ha sido la peor desde 2008, provocada tanto por la fuerte caída de los precios del petróleo, como por el modo pánico de los mercados mundiales. Técnicamente, Repsol está sobrevendido”, explica Javier Molina, analista de eToro que añade que la compañía pasó gran parte del año pasado tratando de mejorar sus retornos, sostenibilidad y flujo de caja mediante la reducción del gasto de capital y necesita un mayor precio del petróleo para ser rentable.

La caída del precio del crudo impacta directamente además en compañías de infraestructuras de petróleo, ya que reduce las inversiones futuras de las petroleras. Por ello, Técnicas Reunidas fluctúa con un descenso del 7,5%. Este es, sin duda el sector más penalizado del Stoxx 600, con una bajada del 16%. Dentro del mismo, el mayor castigo lo ha sufrido Tullow Oil, que ha perdido un 31,8%; TechnipFMC, que ha caído un 23,3%; y Lundin Petroleum, que ha cedido un 23,2%. El segundo sector más castigado es el de los Recursos básicos que ha perdido un 10,25%. Dentro del mismo, Tenaris, con una caída del 21,4%: ArcelorMittal, con un castigo del 17,5% y BHP, que ha perdido un 16,6% han sido los peores.

Le sigue muy de cerca el sector bancario, que ha cedido en Europa, un 10,21%. En España, las entidades se han dejado descensos superiores al 10%, liderados por Sabadell (-15,8%), BBVA (-13,2%) y Bankinter (-10,4%). Superiores han sido las caídas de Natixis (-17,9%), Société Générale (-17,6%) o Crédit Agricole (-16,86%).

La sangría también ha llegado a los fabricantes de automóviles que han perdido un 9,6% a nivel sector. Renault (-15,98%), Daimler (-13,4%) y Peugeut (-11,39%) han sido los peores. 

Normas
Entra en El País para participar