Carlyle aumenta su participación en Cepsa hasta el 38,5%

El beneficio neto de la petrolera cayó en 2019 un 19% por el derrumbe de los márgenes

Sede de Cepsa en Madrid.
Sede de Cepsa en Madrid.

El nuevo accionista de Cepsa, Carlyle, que adquirió el año pasado hasta un 37% del capital de la petrolera española al fondo soberano de Abu dabi Mubadala, ha ampliado su participación en un 1,5%, con lo que alcanza el  38,5%. El acuerdo por el que este fondo entró en la compañía establecía que compraría entre un 30% y un 40%. Tras su llegada, Carlyle nombró al francés Philippe Boisseau nuevo consejero delegado,en sustitución del histórico Pedro Miró.

 Por otro lado, en el marco de la presentación de sus resultados anuales, Cepsa ha informado hoy del relevo del hasta ahora director financiero del grupo, Álvaro Badiola por Salvador Bonacasa. El nuevo directivo lleva en la compañía 30 años.

 El beneficio neto ajustado de Cepsa descendió en 2019 un 19%, hasta 754 millones debido "al entorno de bajos márgenes de refino, especialmente en el primer y último trimestre del año; así como a la caída de los márgenes de algunos productos petroquímicos", indica la petrolera en una nota de prenes.  Aplicando las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF) y calculando la variación de inventarios a coste medio unitario, el resultado neto acumulado del ejercicio fue de  820 millones de euros, en línea con los de 2028 (830 millones).

Por su parte, Cepsa registró un Ebitda ajustado de 2.058 millones de euros, un 17% superior al del año anterior, "debido fundamentalmente al buen comportamiento de los negocios de Exploración y Producción (que aumentó un 48%) y de Marketing (un 35%).

En el último ejercicio, la petrolera española ha llevado a cabo un proceso de optimización de su estructura de capital, alargando la vida media de la deuda a más de cinco años. Asimismo, la generación de caja durante el año ha permitido reducir la deuda neta de la compañía en un 11% respecto a diciembre de 2018 (excluyendo el impacto de la NIIF 16) hasta los 2.746 millones de euros. El ratio deuda neta/Ebitda se ha situado en 1,4x; cuatro décimas inferior al del cierre de 2018 (1,8x).

Las inversiones de la compañía ascendieron a 924 millones y el flujo de caja libre fue de 1.152 millones (antes del pago de intereses y dividendos). La compañía ha realizado "un importante esfuerzo inversor relacionado con el desarrollo de los campos de producción de crudo en Abu Dabi, así como proyectos en el área de refino destinados a la optimización de las refinerías", indica la nota.

El precio del Brent se situó en 2019 en un media de 64,3 dólares/barril, un 9% inferior a los 71,0 dólares/barril de 2018. Por otro lado, el margen de refino se redujo  hasta los 4,3 dólares/barri desde los 6,1 dólares  del año anterior.

Normas
Entra en El País para participar