Bebidas

Manuel Arroyo ganó 5 millones de dólares como directivo de Coca-Cola en 2019

Su sueldo base representó el 12% de su remuneración total

Manuel Arroyo ganó 5 millones de dólares como directivo de Coca-Cola en 2019

Coca-Cola retribuyó en 2019 con un total de 4,97 millones de dólares (unos 4,4 millones de euros al cambio actual) a Manuel Arroyo, el ejecutivo español con más rango en la compañía de bebidas refrescantes.

Este fue nombrado el 1 de enero del pasado año presidente de la compañía para el mercado Asia ­Pacífico, función a la que desde este 2020 ha sumado la de responsable de marketing. Por tanto, la retribución que aparece en el informe de remuneraciones que ha publicado Coca-Cola en la SEC corresponde a la primera de esas funciones y a sus responsabilidades en BIG (Bottling Investments Group), la división de embotellado, pero no a su puesto actual.

La compensación abonada a Arroyo se divide en tres partes distintas. Por un lado, su salario base. En un inicio, al asumir la presidencia de Asia Pacífico le correspondió un sueldo anual de 525.000 dólares, un 14% más de lo que cobraba hasta entonces. Sin embargo, esta cifra se incrementó en abril otro 14%, hasta los 598.500 dólares, para “alinear su salario a un mercado tan competitivo”. En definitiva, su sueldo base representa solo un 12% del total.

A esa cifra hay que sumar 1,2 millones en base a incentivos ligados a rendimientos de la compañía e individuales. En este punto, sus variables dependían en un 50% del rendimiento general de la empresa, de un 25% del de la división de Asia Pacífico y otro 25% de la división Bottling Investments Group. La superación de todos los objetivos marcados le permitió ingresar esa cifra de 1,2 millones.

Por último, Arroyo sumó 2,4 millones por incentivos a largo plazo. Dos tercios de esta cifra correspondían a acciones ligadas a rendimiento y otro tercio en opciones sobre acciones. Además, percibió 700.000 dólares como parte del programa de beneficios por servicios internacionales, con el que la empresa se hace cargo de las necesidades de movilidad de los ejecutivos que están en mercados foráneos.

Por su parte, el consejero delegado de Coca-Cola, James Quincey, percibió 18,7 millones de dólares, casi 17 millones de euros. De ellos, más de cinco iban ligados a objetivos. Además, la presidenta de Santander, Ana Botín, percibió, como consejera de Coca-Cola, una compensación de 250.000 dólares.

Normas
Entra en El País para participar