Lufthansa y TAP cancelan más de 8.000 vuelos entre marzo y abril por la caída de la demanda

El grupo alemán suspende 7.100 trayectos durante el mes de marzo, mientras que TAP suprimirá 1.100 estos dos meses

Lufthansa coronavirus

El grupo de aerolíneas Lufthansa informó este jueves de que va a cancelar 7.100 vuelos hasta finales de marzo debido a la caída de la demanda por la propagación del coronavirus.

La mayor parte de las cancelaciones son vuelos en Alemania, al norte de Italia, otros destinos de Europa, y a Israel a partir de este domingo, porque ese país ha prohibido la entrada a viajeros de Alemania, Austria y Suiza, así como a China e Irán, como ya había comunicado.

Lufthansa y sus filiales Swiss, Austrian, Brussels y Eurowings, dejarán en tierra 150 aviones de los 750 que tienen operativos normalmente a cusa del coronavirus, lo que le ha llevado a cancelar 25 vuelos de largo recorrido y 125 de medio y corto. En Alemania el número de infectados llega a 349, y de ellos 175 en el Estado de Renania del Norte Westfalia, según cifras del Robert Koch Institut. 

Asimismo, la aerolínea ha anunciado nuevas medidas de recorte de costes en las áreas de personal, materiales y presupuestos para proyectos. Por el momento, no ha proporcionado una estimación del impacto que esta situación dejará en sus resultados, aunque la información se podrá conocer en la presentación de sus resultados anuales de 2019 el próximo 19 de marzo.

TAP cancelará 1.000 vuelos

La aerolínea portuguesa TAP Air Portugal ha anunciado este jueves la cancelación de unos 1.000 vuelos en marzo y abril también como consecuencia de la caída de la demanda de viajes ante el brote del coronavirus. Las cancelaciones afectarán especialmente a sus operaciones en Italia, aunque también a las de España y Francia.

La "fuerte desaceleración" de la demanda ha provocado que la aerolínea cancele los vuelos con menor demanda, reduciendo la capacidad en un 4% en marzo y un 6% en abril, lo que representa un alrededor de 1.000 vuelos.

Estas cancelaciones se centran especialmente en las operaciones para las ciudades de las regiones más afectadas, especialmente Italia, pero también incluyen la reducción de la oferta en otros mercados europeos que muestran mayores caídas en la demanda, como España o Francia, así como algunos vuelos intercontinentales.

"TAP se pondrá en contacto con todos los pasajeros afectados por estas cancelaciones y junto con ellos encontrará las mejores opciones y alternativas para realizar sus viajes", ha asegurado la compañía.

La aerolínea ha explicado que la caída de la demanda también implica una disminución de los ingresos, por lo que, ha tomado algunas medidas de reducción de costes, como la suspensión de todas las inversiones no críticas, la revisión y el recorte de los gastos no esenciales para el negocio o la suspensión de contrataciones.

Normas
Entra en El País para participar