Bloomberg se retira de la carrera demócrata para las elecciones de EE UU

Biden ha vencido en ocho Estados en el 'supermartes', aunque Sanders se lleva California

El candidato demócrata Joe BIden, en un mítin en Los Angeles.
El candidato demócrata Joe BIden, en un mítin en Los Angeles. AP

Michael Bloomberg se retira de la carrera demócrata para las elecciones estadounidenses del próximo mes de noviembre. Así lo ha anunciado después de los resultados de las primarias de este supermartes, en las que solo ganó en Samoa Americana, un territorio de ultramar de Estados Unidos que no puede votar en los comicios a la Casa Blanca, pero sí celebrar primarias partidistas.

A partir de ahora, Bloomberg apoyará la candidatura del exvicepresidente Joe Biden, que ha ganado las primarias demócratas en al menos ocho Estados, en un resultado que ni las previsiones más optimistas auguraban. "Ya no existe un camino viable para la elección", subrayó en un comunicado y afirmó que "trabajará para que Biden sea el nuevo presidente de EE UU". 

El segundo ganador de la noche fue el candidato izquierdista Bernie Sanders que, por su parte, se llevó cuatro, entre ellos el premio gordo de la noche: California.

A la espera de conocerse el reparto exacto de delegados, los resultados consolidan la pugna por el control del partido entre el aparato representado por Biden y la alternativa izquierdista con Sanders en cabeza.

Biden, cuya campaña se daba prácticamente por muerta hace apenas una semana, resurgió de las cenizas el sábado con una gran victoria en Carolina del Sur y este supermartes también barrió a Sanders en los estados sureños de Alabama, Oklahoma, Tennessee, Virginia, Carolina del Norte y Arkansas, en los que casi no había invertido recursos.

Las victorias del que fuera vicepresidente de Barack Obama (2009-2017) no quedaron reducidas al conservador Sur; también se llevó los estados de Minesota y Massachusetts, sobre el papel proclives a Sanders. Biden también lidera los escrutinios en Maine y Texas.

Golpe del partido

La candidatura de Biden se vio propulsada por los acontecimientos de las últimas 48 horas, con el exalcalde Pete Buttigieg y la senadora Amy Klobuchar suspendiendo sus campañas en favor de la del exvicepresidente, en lo que se ha interpretado como un golpe sobre la mesa del aparato del partido ante unas primarias divididas que beneficiaban a Sanders.

El senador, por su parte, confirmó las previsiones que lo situaban como el gran favorito a ganar el premio gordo del supermartes, California, y también salió victorioso en Colorado, Utah y su estado, Vermont.

"Tengo la absoluta confianza de que vamos a ganar la nominación demócrata y que vamos a derrotar al presidente más peligroso de la historia de este país", dijo Sanders en un mitin celebrado en Vermont. "No podemos vencer a Trump con la misma política de siempre", añadió, en clara referencia a Biden, al que criticó por haber apoyado la guerra de Irak y recortes sociales a lo largo de su carrera política en el Congreso.

Biden, por su parte, celebró desde Los Angeles unos resultados que ni las previsiones más optimistas le auguraban. "La gente está hablando de una revolución, pero nosotros hemos empezado un movimiento", aseguró el exvicepresidente, en alusión a la "revolución" socialdemócrata que abandera Sanders.

Biden y Sanders aparte, el supermartes fue decepcionante, además de para Bloomberg, para los otros dos demócratas que siguen compitiendo: la senadora Elizabeth Warren y la congresista Tulsi Gabbard. Warren obtuvo resultados más bien discretos en la mayoría de los 14 estados, incluido el suyo propio, Massachusetts, en el que quedó por detrás de Biden y de Sanders con un 20%.

Bloomberg, por su parte, que no participó en las primarias de febrero y debutaba este supermartes en la contienda, no logró ninguna victoria pese a invertir cientos de millones de dólares en publicidad a lo largo y ancho de los 14 estados.

Donde sí ganó Bloomberg fue en Samoa Americana, un territorio de ultramar de Estados Unidos que no puede votar en los comicios a la Casa Blanca, pero sí celebrar primarias partidistas; mientras que Gabbard, oriunda del archipiélago, se hizo aquí con sus únicos dos delegados en lo que lleva de carrera electoral.

Tras el resultado, Warren indicó que se estaba preparando para los seis estados que votarán el próximo martes, sin dar señales de suspender su campaña.

'Troleo' de Trump

Trump, por su parte, siguió de cerca las primarias demócratas y se dedicó a tuitear mensajes dedicados a Warren y Bloomberg con los apodos "Pocahontas" y "Mini Mike" por sus pobres resultados. "Elizabeth 'Pocahontas" Warren, otra como Mini Mike, fue la perdedora de la noche. Ni siquiera estuvo cerca de ganar su estado de origen, Massachusetts. Bueno, ahora se puede sentar con su marido y tomarse una cerveza fría", se burló el mandatario.

En otro tuit, Trump publicó un vídeo de Bloomberg comiendo y chupándose los dedos y dijo irónicamente: "Mini Mike, no chupes tus dedos sucios. (Es) poco higiénico y peligroso para otros y para ti". En las próximas horas se conocerá la distribución exacta de los 1.357 delegados que se repartían este supermartes -un tercio del total de las primarias- con los que se definirá si Sanders se mantiene en cabeza de la contienda o si le rebasa Biden.

Normas
Entra en El País para participar