Telecos

Telefónica y Prosegur estrenan su negocio de alarmas con una agresiva oferta comercial

El servicio, de 45 euros al mes, no tendrá cuota de alta ni permanencia

Enrique García Lopez, CEO de Movistar Prosegur Alarmas.
Enrique García Lopez, CEO de Movistar Prosegur Alarmas.

Telefónica y Prosegur han lanzado hoy su nueva compañía en el segmento de alarmas en España. Un negocio que ambas compañías han calificado de "prioritario". En un encuentro con los medios de comunicación, Enrique García López, consejero delegado de la empresa, ha explicado que el primer servicio comercial tendrá un precio de 45 euros al mes, sin cuota de alta ni permanencia.

El precio está por debajo de la media del mercado de alarmas, que comercializa servicios similares en un rango entre 150 y 200 euros por la cuota de alta. "Salir con 0 euros de alta es una innovación en este mercado, en el que también se pide al cliente al menos 12 meses de permanencia", ha explicado el ejecutivo, precisando que el precio es de 1,5 euros al día.

El nuevo servicio incluye alarma conectada a central receptora, sistema de vídeo vigilancia y conexión con la aplicación móvil Movistar Prosegur Alarmas.

El ejecutivo ha indicado que han decidido romper con esta práctica de permanencia y cuota de alta, tradicional en este sector, porque su compañía confía en la calidad de su servicio, y quieren que los clientes puedan probarlo "sin ataduras" y se queden finalmente con él. Asimismo, ha explicado que este servicio está dirigido a hogares y pequeñas empresas, ya que los grandes negocios quedan fuera de su objeto de mercado, al necesitar una oferta más personalizada.

"Será la única compañía que cuenta con el servicio de intervención inmediata de Acudas", ha señalado. El servicio Acuda, de la propia Prosegur, será gratuito durante seis meses para pasar a tener un precio de cinco euros mensuales posteriormente. Este servicio permite que en caso de alarma, un vigilante de seguridad de Prosegur acudirá al domicilio o negocio en caso de salto de la alarma.

La actividad comercial empezará mañana. "Es un proyecto prioritario para Prosegur y Telefónica", ha asegurado López. El objetivo de Telefónica y Prosegur pasa por intentar obtener las mejores tasas de crecimiento del mercado en el menor tiempo posible.

López ha indicado que el mercado español de alarmas está experimentando fuertes tasas de crecimiento y la expectativa es que esta tendencia se incremente en los próximos años debido al papel fundamental que jugará la seguridad en el hogar conectado. En este sentido, el directivo ha indicado que el ratio de penetración del mercado de alarmas en los hogares y pequeños negocios en España ronda el 9%, por debajo del 21% de EE UU, el 17% de Noruega o el 12% de Irlanda o Suecia, donde estos servicios son más conocido entre los usuarios.

López ha destacado que el nuevo servicio va a contar con el respaldo de toda la fuerza comercial de Movistar, con más de 10.000 personas, y de Prosegur.

En términos corporativos, López ha explicado que los cerca de 200.000 clientes de alarmas que tiene Prosegur en España en la actualidad van a pasar a ser clientes de la nueva Movistar Prosegur Alarmas. De momento, estos usuarios mantendrán las actuales condiciones de su contrato si bien el directivo ha indicado que se estudiará caso a caso los cambios a los nuevos contratos.

El pasado viernes, Prosegur y Telefónica comunicaron el cierre de la compraventa del 50% del negocio de alarmas de Prosegur en España, por 305 millones de euros. Es la mayor adquisición realizada por la operadora durante la etapa presidencial de José María Álvarez-Pallete.

Normas
Entra en El País para participar