Kutxabank crece un 6 % en beneficios y gana 352,2 millones netos

El 50 % de los resultados se destinará a dividendos

Gregorio Villalabeitia, presidente de Kutxabank.
Gregorio Villalabeitia, presidente de Kutxabank.

Kutxabank ganó 352,2 millones netos en 2019, un 6 % más que en 2018. La filial Cajasur aportó 22 millones al resultado consolidado. La mitad del beneficio, 176,1 millones, se destinará al reparto de dividendos a los accionistas, las fundaciones BBK, Kutxa y Vital. En el último lustro han recibido una retribución total de 725 millones.

La entidad que preside Gregorio Villalabeitia ganó cuota el año pasado en los principales ámbitos del negocio de banca. La inversión crediticia creció un 2,3 %. Destaca el aumento del 24,3 % en los préstamos hipotecarios, que ha llevado al grupo a consolidarse con el 8,2 % de cuota en España. Su presencia en este segmento se eleva al 13,1 % en Andalucía y al 47,4 % en Euskadi. En créditos al consumo ha crecido un 12,3 % y en financiación a empresas un 1,6 %.

En relación con las operaciones no vinculadas a los tipos de interés, que siguen en mínimos históricos, el negocio de seguros de Kutxabank aportó 141 millones, un 4 % más. En el caso de los ingresos por servicios, las comisiones por la gestión de los fondos de inversión y de previsión y por otros procesos administrativos, el incremento fue del 2,3 %, al contabilizar 394,5 millones. Tanto los seguros como estos servicios "aportan un beneficio recurrente y estable", según fuentes de la entidad. Además, la cartera de empresas participadas aportó 150 millones, vía dividendos y puesta en equivalencia.

El grupo sigue con su capacidad de generación de capital, 787 básicos desde la constitución del banco en 2012, tan solo por la vía orgánica y tras reducir su tasa de mora al 2,98 % al cierre del pasado ejercicio. Pese a este dato y por criterios de prudencia, el banco realizó dotaciones por un importe de casi 140 millones. 

En recursos fuera de balance, las aportaciones netas a fondos de inversión y a planes de pensiones han aumentado un 12,6 % y un 9,7 %, respectivamente.

Pese al citado entorno de tipos bajos, el margen de intereses de Kutxabank subió un 1,3 %, por encima de los 568 millones. Los gastos de administración aumentan ligeramente, en concreto un 0,9 %, y las amortizaciones, por las inversiones en la digitalización de los procesos, suben un 7,2 %, lo que lleva al margen de explotación a un descenso del 0,3 %, al contabilizar 437 millones.

El negocio digital sigue creciendo. Las operaciones por esta vía se duplicaron en 2019. El 43 % de los clientes de Kutxabank recurre a este canal en su actividad con la entidad.

El grupo sigue como líder en solvencia del sector en España, con un índice del 17,2 % y la ratio Core Tier 1.

Normas
Entra en El País para participar