Fiscalidad verde

Hacienda lanza dos nuevos impuestos sobre envases de plástico de un solo uso y los aviones

El Gobierno somete a consulta pública los nuevos gravámenes para que los afectados hagan sus aportaciones durante los próximos quince días

Hacienda lanza dos nuevos impuestos sobre envases de plástico de un solo uso y los aviones

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ya lo anunció la pasada semana: había llegado la hora de pasar a la acción en materia de fiscalidad verde. Por eso, el Ministerio de Hacienda lanzó este viernes su ofensiva sobre impuestos medioambientales iniciando el procedimiento para crear dos nuevos tributos: uno sobre los envases de plástico de un solo uso y otro sobre el transporte aéreo, según ha informó el propio Ministerio de .

La propuesta de aplicar estos nuevos gravámenes arrancó con el trámite de someterlos desde este viernes a consulta pública para que las organizaciones potencialmente afectadas por estos impuestos y cualquier ciudadano puedan hacer comentarios y aportar ideas a través de este procedimiento, que pretende “abrir un debate” sobre la fiscalidad verde.

Los comentarios y aportaciones podrán hacerse en el portal del Ministerio de Hacienda a través del correo electrónico observaciones.proyectos@tributos.hacienda.gob.es durante los próximos quince días.

Estas medidas aún están en un estadio muy inicial, pero la propuesta del Ejecutivo es que graven los artículos de plástico de un solo uso destinados a contener y proteger bienes o productos alimenticios, así como establecer un impuesto especial sobre el transporte aéreo.

Según explican desde Hacienda, ambos tributos responden a las recomendaciones emitidas desde la Comisión Europea, que en diversos informes –el último emitido el pasado miércoles– han señalado que España cuenta con margen de actuación en materia de fiscalidad verde.

De hecho, España figura entre los últimos puestos de la UE en ingresos por impuestos medioambientales. Según los últimos datos citados por Hacienda y correspondientes a 2017, los ingresos derivados de la fiscalidad verde supusieron únicamente el 1,83% del PIB, en comparación con el 2,40% en la media de la Unión Europea.

La intención del Gobierno gravando los envases de plástico de un solo uso es reducir el consumo de estos productos para prevenir el impacto negativo que tienen sobre el medioambiente y la salud humana.

Según las cifras incluidas en el texto sometido a consulta pública, entre 5 y 13 millones de toneladas de plástico ensucian los océanos cada año. Y solo en la Unión Europea, entre 150.000 y 500.000 toneladas de residuos de plástacaban cada año en el mar. Mientras que en el caso de España, una vez superada la crisis económica, la cifra de residuos de envases de plástico se ha vuelto a incrementar hasta llegar a los niveles precrisis, con 1,6 millones de toneladas en 2017.

Hacienda explica que si el nuevo impuesto sobre los envases reduce el consumo de plástico eso redundará también en los costes de la gestión de residuos. Asimismo, considera que la medida “debe propiciar también nuevos modelos de negocio y alentar una producción y consumo más sostenibles, priorizando los productos reutilizables y las prácticas correctas de fabricación”.

En cuanto al impuesto especial sobre el transporte aéreo, que ya había sido barajado con anterioridad, Hacienda recuerda que “los aviones son una importante fuente de emisiones de gases de efecto invernadero que contribuyen al calentamiento global”.

Según argumenta el departamento de Montero, estas emisiones se han multiplicado por dos desde 1990 solo en el territorio comunitario, indica la Agencia Europea de Medioambiente. Y se incrementarán hasta un 185% en 2040, atendiendo a las estimaciones de la Organización de Aviación Civil Internacional.

El objetivo de este impuesto –que Hacienda dijo que debería tener en cuenta el hecho insular– sería fomentar el uso de medios de transporte más respetuosos con el medio ambiente y que sirva como incentivo para explorar nuevas tecnologías y carburantes menos contaminantes.

Sin embargo, las aerolíneas ya han rechazado este gravamen en reiteradas ocasiones argumentando que, con este impuesto, no se lograrán los objetivos que persigue el Gobierno.

 

Normas
Entra en El País para participar