IAG dice que no puede dar previsiones de 2020 debido a la incertidumbre por el virus

La ausencia de extraordinarios reduce un 41% el beneficio de 2019, hasta 1.715

IAG dice que no puede dar previsiones de 2020 debido a la incertidumbre por el virus pulsa en la foto

IAG ha reconocido que está experimentando una "debilidad en la demanda" y que las perspectivas de beneficios "se han visto negativamente afectadas". Dada la "continua incertidumbre", la dueña de Iberia, British Airways, Vueling, Aer Lingus y Level, señala que "en este momento no es posible proporcionar una indicación precisa sobre las perspectivas de beneficio para el año 2020".

El grupo reconoce que está "implementando iniciativas de costes e ingresos en todo el negocio" para hacer frente al frenazo de la actividad. La debilidad de la demanda se está percibiendo en rutas asiáticas y europeas, y en los viajes de negocio en toda la red como consecuencia de la cancelación de eventos y la restricción en los viajes corporativos.

El grupo reconoce que está "implementando iniciativas de costes e ingresos en todo el negocio" para hacer frente al frenazo de la actividad

British dejó de volar a China el 29 de enero (tenía un vuelo diario a Beijing y Shanghái) e Iberia tomó la medida el 31 de ese mes (tres servicios semanales a Shanghái). Además, la británica ha disminuido sus servicios a Hong Kong y lo hará a partir del 13 de marzo en el salto a Seúl.

La capacidad excedente se está redirigiendo a mercados en los que la demanda sigue funcionando: EE UU y España, para Iberia, y EE UU, India y Sudáfrica en el caso de British Airways.

En declaraciones de los medios de comunicación, el presidente de Iberia y próximo consejero de IAG, Luis Gallego, ha afirmado que el grupo tiene experiencia en gestión de crisis similares y que la demanda suele recuperarse "muy rápidamente" cuando se vuelve a la normalidad. Mientras esto sucede, Iberia o Vueling están ajustando las frecuencias de vuelos o poniendo aviones más pequeños hacia mercados en los que la demanda se ve afectada por el temor a la epidemia, como es el caso de Italia: "Desde el lunes apreciamos que la caída de la demanda está muy concentrada en los aeropuertos del norte de Italia, pero la situación cambia día a día", ha señalado el presidente de Vueling, Javier Sánchez Prieto.

Gallego ha añadido que las distintas aerolíneas de IAG están pendientes de las indicaciones de las autoridades sanitarias para tomar nuevas medidas: "No dudamos en cancelar rutas si es necesario". Iberia, que había incrementado un 22% su capacidad en la ruta Madrid-Tokio, mantiene las operaciones con Japón y está especialmente atenta a cualquier tipo de decisión relacionada con los Juegos Olímpicos.

IAG, uno de los valores más castigados en la última sacudida en Bolsa, está inhibida de cotización. Marca caídas cercanas al 7%. 

Dividendo complementario

Entre los mensajes a los accionistas figura el de la aprobación de un dividendo complementario de 17 céntimos por acción pagadero el 6 de julio, lo que sitúa el dividendo con cargo a 2019 en 31,5 céntimos por acción.

El impacto neto de las cancelaciones actuales y la reubicación de capacidad disminuye en aproximadamente un 1% la capacidad planeada para 2020, en términos de asientos-kilómetro ofertado, ha explicado el grupo. El crecimiento para el conjunto del año se sitúa ahora en un 2%. "Nuestras compañías operadoras continuarán tomando medidas atenuantes con el fin de alinear la oferta y la demanda de acuerdo con la evolución de la situación", señala en su informe.

El grupo manda además un mensaje de confianza. "IAG es resiliente, cuenta con un balance sólido y una posición de caja significativa para afrontar la debilidad actual", dice. "Nuestro equipo directivo tiene una amplia experiencia en situaciones similares y hemos demostrado que podemos responder rápidamente a las condiciones cambiantes del mercado", añade.

Resultados de 2019

IAG cerró 2019 con un beneficio después de impuestos y partidas excepcionales de 1.715 millones de euros, un 40,8% menos, debido a los cargos extraordinarios relacionados con el fondo de pensiones. El beneficio por acción baja, de este modo, de los 143 céntimos de euros en 2018 a 86,4 céntimos una vez culminado 2019. La empresa se apuntó en 2018 un crédito excepcional correspondiente a pensiones y un gasto excepcional por el mismo concepto el pasado año. También ha sufrido un impacto de 170 millones por la huelga de pilotos de British y las incidencias en Heathrow durante el verano. En el segmento del bajo coste en el segundo semestre se ha apuntado un efecto adverso de otros 45 millones "por la debilidad y las incidencias experimentadas".

El resultado después de impuestos antes de partidas excepcionales se situó en 2.387 millones de euros, lo que supone un descenso del 1,4%. “Estamos ante unos buenos resultados en un año marcado por incidencias y el incremento de los precios del combustible", ha señalado el consejero delegado de IAG, Willie Walsh, "hemos demostrado una vez más la solidez y flexibilidad de nuestro modelo mediante controles adicionales de costes y una reducción del crecimiento de la capacidad para reflejar las condiciones de mercado".

British e Iberia están reubicando su capacidad excedente, tras las cancelaciones en China, hacia mercados como Estados Unidos

El beneficio de las operaciones antes de partidas excepcionales marcó un descenso del 5,7%, hasta los 3.285 millones.

Los ingresos del conglomerado de aerolíneas fueron de 25.506 millones, con un alza del 5,1%. La capacidad puesta en el mercado creció un 4%, medida en asientos por kilómetro operados. A tipos de cambio constantes, las aerolíneas de IAG vieron bajar sus ingresos unitarios de pasaje un 0,5% (suben un 1% en el ejercicio por el efecto de las divisas, hasta los 6,65 céntimos por asiento operado por kilómetro), mientras los costes unitarios disminuyen casi un 1% (están un 0,6% arriba en el actual contexto de tipos de cambio, hasta los 4,80 céntimos de euro).

La compañía argumenta que el impacto neto por cambio de divisa solo en el cuarto trimestre fue de 79 millones de euros, cifra que baja hasta los 67 millones a favor en el conjunto del año.

Aportación por aerolíneas

British Airways, con 13.290 milones de libras de facturación y una subida del 2,5%, tira de los ingresos de IAG. Su ebitda alcanza los 3.027 millones de libras, un 1,8% arriba, y el beneficio de las operaciones, de 1.921 millones de libras cae un 1,6% tras elevar un 0,9% la capacidad. El margen opertivo de la británica cae un punto, hasta el 14,5%.

La española Iberia facturó 5.645 millones, lo que supone una mejora del 9,2%. El ebitda, de 887 millones es un 0,9% menos que en 2018 tras mayores gastos en combustible (17,6% más), personal (6,7%) y proveedores (10,6%). El beneficio de las operaciones ascendió a 497 millones, 36 millones menos que hace un año para un margen operativo del 8,8%.

La low cost Vueling aporta 2.455 millones en ventas, un 5% más; su ebitda de 490 millones crece un 4%, y el beneficio de las operaciones llegó a los 240 millones, con un retroceso de 24 millones. El margen ioperativo de la catalana, del 9,8% cae 1,5 puntos.

Aer Lingus, por último, obtuvo una cifra de negocio de 2.125 millones (un 5,8% más), para un ebitda de 406 millones (17,3% menos) y un beneficio de las operaciones de 276 millones, 35 millones menor que el de 2018. Su margen operativo, del 13% bajó 2,5 puntos.

118 millones de pasajeros y ocupación récord

- Las aerolíneas de IAG alcanzaron los 118 millones de pasajeros, lo que supone un incremento del 4,7% respecto a 2018. Con 598 aviones en servicio (25 más que en el año anterior), el factor de ocupación fue del 84,6%, 1,3 puntos superior y la mayor alcanzada jamás por el grupo.

-La capacidad ofertada por las distintas aerolíneas del grupo creció un 4% en 2019. El nuevo escenario en 2020 deja en un alza del 2% la estimación. En el epasado ejercicio, los vuelos a la región de Latinoamérica y Caribe, atendida esencialmente por Iberia, fue la que experimentó un mayor crecimiento en capacidad, con un 13% para un factor de ocupación del 86,4%. Pese a ello, IAG reconoce quelos ingresos unitarios de pasaje se han caído en Latinoamérica y Caribe debido al aumento de capacidad "y al difícil entorno económico y político".

Normas
Entra en El País para participar