Gestamp reduce un 17% su beneficio en un entorno "desafiante" para el motor

La multinacional española especializada en la fabricación de componentes para automóviles ingresó 9.065 millones de euros el año pasado, un 6,1% más

Centro de matricería de Gestamp en Euskadi
Centro de matricería de Gestamp en Euskadi

Gestamp ganó 212 millones de euros en 2019, lo que se traduce en una caída del 17,6% en comparación con el ejercicio precedente, debido a unas mayores depreciaciones y amortizaciones en un entorno "desafiante" para el automóvil, así como por el efecto de la normativa IFRS 16.

La multinacional española especializada en la fabricación de componentes para automóviles ingresó 9.065 millones de euros el año pasado, un 6,1% más frente a 2018, mientras que su beneficio operativo cayó un 4,4%, hasta 504 millones de euros, según ha notificado este jueves la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El margen operativo se situó en el 5,6%, 0,6 puntos porcentuales menos que un año antes. "El año que ha terminado ha sido, sin duda, adverso para el sector del automóvil. A pesar de las incertidumbres, Gestamp ha continuado superando al mercado en ingresos y Ebitda (resultado bruto de explotación), alcanzando sus objetivos revisados para 2019", ha señalado el consejero delegado de la empresa, Francisco López Peña, que recibió una renumeración total de 793.000 euros, un 1,6% más.

Francisco José Riberas, presidente de Gestamp, ganó 974.000 euros, lo que significa un aumento del 1,4% respecto a 2018.

Gestamp registró un Ebitda de 1.072 millones de euros, lo que se traduce en un aumento del 11,7% respecto al año anterior. En cuanto a ingresos por regiones, alcanzó los 3.911 millones de euros (-4,7%) en Europa Occidental; 1.380 millones (+20,4%) en Europa del Este; 1.976 millones de euros (+13%) en Norteamérica; 1.143 millones de euros (+11,2%) en Asia y 656 millones (+28,1%) en Mercosur.

La política de dividendos de la empresa se mantendrá sin cambios, con un ratio de 'pay out' del 30% del beneficio neto. La compañía espera generar un flujo de caja positivo (antes de impuestos) durante el año, aunque esta previsión excluye el posible efecto del coronavirus.

"El contexto de producción de automóviles ha evolucionado de manera muy negativa en los últimos dos años. En el corto plazo, estamos enfocados en el control de las inversiones, la flexibilidad de costes laborales y la generación de flujo de caja", ha apuntado López Peña.

La multinacional moderó sus inversiones en bienes de capital hasta el 8,8% (124 millones de euros) en 2019 en comparación con el 10,8% del ejercicio previo. Asimismo, implementó medidas de eficiencia durante la segunda mitad del año, entre las que se incluían una reducción de plantilla de 1.300 personas en China, Alemania, Reino Unido, Argentina y Suecia.

Gestamp llevará a cabo nuevas medidas de eficiencia a lo largo de este año con el fin de continuar adaptándose a las cambiantes dinámicas del mercado. 

China

Gestamp ha actualizado su situación en China, donde diez de sus once plantas se están poniendo en marcha progresivamente tras el cierre prologando por el Año Nuevo chino y el brote del coronavirus. La factoría de Wuhan, epicentro de la epidemia, está a la espera de las instrucciones del Gobierno del país. La empresa asegura que no hay contagiados ni "sospechosos".

Las operaciones de la firma española en el gigante asiático representan 847 millones de euros de ingresos, lo que supone un 9% de sus ventas totales. Allí emplea a 4.000 personas entre once plantas y dos centro de I+D.

Normas
Entra en El País para participar