Papel

El negocio de energías renovables de Ence suaviza la caída del precio de la celulosa

Pospone las inversiones pendientes del plan estratégico en el negocio papelero para no disparar la deuda

Fábrica de Ence en Pontevedra.
Fábrica de Ence en Pontevedra.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) del negocio de energía eenovable de Ence-Energía y Celulosa suavizó el impacto de la caída del precio de la celulosa, que afectó al Ebitda del área de celulosa del grupo, según se desprende de los resultados anuales del grupo.

La compañía mejoró un 15% el resultado operativo en el área de energías renovables, que se situó en 52 millones de euros, impulsado por la contribución de la planta termosolar de Puertollano, incorporada en diciembre de 2018.

Los ingresos de este negocio aumentaron un 20,9% en 2019 en tasa internanual, hasta alcanzar los 168 millones de euros, a pesar de la caída de los precios del mercado eléctrico.

Por otro lado, Ence ha incorporado en el primer trimestre de 2020 dos nuevas plantas de biomasa, con una capacidad conjunta de 96 MW, lo que supondrá un aumento estimado de la generación de energías renovables del grupo de más de un 50% en el presente ejercicio.

Para continuar creciendo en renovables en España, la empresa cuenta con una cartera de proyectos de 405 MW con acceso a red y localización asegurados: 240 MW en biomasa y 25 MW en la hibridación de plantas termosolares, estas dos últimas tecnologías, a la espera de la implementación de los planes europeo y nacional de energías renovables.

Por otro lado, Ence destaca que las inversiones en renovables realizadas en 2019 en su negocio de energía renovable no han contribuido a la reducción de los resultados de la compañía en el ejercicio, que se ha debido a los bajos precios de la celulosa. El Consejo de Administración ha decidido posponer las inversiones pendientes del Plan Estratégico para el negocio de celulosa de cara a tratar de preservar el ratio DFN/EBITDA por debajo de las 2,5x a precios medios del ciclo.

Los analistas de Sabadell señalan que el hecho de que los resultados de Ence hayan estado por debajo del consenso podría suponer una acogida negativa por parte del mercado, a pesar de la caída acumulada de un 6% en relación al Ibex en lo que va de año. A las 11.00 horas, los títulos de Ence caían un 3,56%, hasta los 3,25 euros.

En cualquier caso, los analistas del Sabadell creen que a priori se trataría en gran medida de unos resultados no extrapolables derivados de la parada más larga de lo previsto inicialmente para la ampliación de Navia, por lo que, por ahora, y con un potencial superior al 30%, mantienen su recomendación de comprar, en la medida que los precios de la celulosa ya se han estabilizado (aunque la recuperación estará condicionada por el impacto final del coronavirus).

Normas
Entra en El País para participar