La Bolsa recibe con un alza del 5% los beneficios récord de Iberdrola

Iberdrola gana 3.406 millones y se centra en su plan "ambicioso" de inversiones de 10.000 millones este año.

El director general de los Negocios de Iberdrola, Francisco Martínez Córcoles; el presidente, Ignacio Sánchez Galán y el director general de Finanzas y Recursos, José Sainz Armada. rn rn rn rn
El director general de los Negocios de Iberdrola, Francisco Martínez Córcoles; el presidente, Ignacio Sánchez Galán y el director general de Finanzas y Recursos, José Sainz Armada.

Iberdrola publicó ayer sus cuentas de 2019 con un beneficio récord anual de 3.406,3 millones de euros, un 13% más respecto a 2018. El Ebitda de la compañía, por su parte, se situó en 10.104 millones de euros, un 8,1% más que el año pasado. La Bolsa recibió estos datos con un impulso de la cotización del 5,11%, hasta 11,20 euros por acción, en una jornada en que el Ibex apenas rebasó el 0,71%.

El grupo propondrá a la junta pagar al accionista, en la habitual modalidad de dividendo flexible, hasta los 0,40 euros por acción, un 14% más de lo abonado con cargo a 2018: a los 0,168 euros desembolsados en febrero, se añadirán otros 0,232 euros en julio.

Iberdrola cerró el año con inversiones también récord de 8.158 millones de euros, un 32% por encima del ejercicio precedente. De ellas, un 44% se destinaron a redes y un 41%, a renovables. La empresa ha instalado 5.500 nuevos MW y cuenta con una cartera de otros 9.000 MW en construcción.

En una conferencia de analistas, el presidente del grupo, Ignacio Sánchez Galán, consideró que el beneficio récord del año pasado es fruto de estas fuertes inversiones, que para este año alcanzarán los 10.000 millones.

La deuda neta ajustada del grupo a 31 de diciembre ascendía a 37.769 millones de euros, frente a los 34.149 millones. El ratio de deuda neta sobre Ebitda fue 3,6.

En el encuentro, Galán descartó operaciones de compra y subrayó que el grupo está “centrado” en el crecimiento orgánico a través de ese ambicioso plan de inversión. Respecto a los rumores sobre posibles inversiones, especialmente en Estados Unidos con la compañía Pennsylvania Power and Light (PPL), Galán dijo que “ha habido demasiadas noticias”, pero dejó claro que “no hay ningún tipo de acuerdo potencial”. En la actualidad, añadió, “la ambición” de Iberdrola pasa por la hoja de ruta para invertir 10.000 millones de euros en 2020, para lo que “tenemos ya la planificación y estamos centrados en ello”, dijo.

El presidente de Iberdrola avanzó que en el próximo Día del Inversor, que se celebrará el 4 de mayo, se darán más detalles sobre ese plan. Las inversiones se repartirán de esta manera: entre un 40% y un 45%, al negocio de renovables; entre el 35% y el 40% al de redes y el resto a generación y clientes.

Luz y gas

Sobre la repercusión que pueden tener los bajos precios de la electricidad en el mercado mayorista en España, el director financiero, José Sáinz Armada, manifestó en el encuentro con analistas que toda la producción para 2020 está vendida y un 70% la del próximo año, asegurada a precios como los del año pasado. En cuanto a la venta en 2019 de contratos de gas por parte de la energética, Galán aseguró que se tomó la decisión de vender en un momento en que se podían obtener plusvalía, una decisión que calificó de “muy correcta”, pues “era el último vagón del último tren”. En este sentido, añadió que el mercado del gas “está muy líquido” y que no habrá problemas para cubrir esa demanda.

Según Galán, el crecimiento por debajo de las expectativas de la filial estadounidense Avangrid, señaló que en el cuarto trimestre el negocio se ha visto afectado por tormentas y eso se ha reflejado en las cuentas, aunque hay negociaciones para llegar a acuerdos que permitan hacer inversiones que mejoren el servicio y minimicen la volatilidad.

En cuanto a los permisos para los parques eólicos marinos que tiene proyectados en Estados Unidos la compañía, Vineyard Wind, en Massachusetts, y Park City Wind, en Connecticut, indicó que se ha fijado un calendario que introduce una pequeña demora en la fecha de entrada en operación comercial de Vineyard Wind. No obstante, señaló que el proyecto “podrá beneficiarse de incentivos fiscales lo que permitirá alcanzar economías de escala y utilizar unas tecnologías mejoradas que proporcionen un mejor retorno que el que Iberdrola esperaba al inicio del proceso”.

Sobre posibles cambios de la fiscalidad de los dividendos de filiales en el extranjero, manifestó que no tiene información de lo que va a hacer el Gobierno ni de lo que se hará en el País Vasco, donde tiene su sede Iberdrola y hay un régimen fiscal propio por la autonomía fiscal que tiene ese territorio

El ejecutivo de Iberdrola declaró durante la presentación de los resultados de 2019, que la celebración de subastas de renovables es un asunto del Gobierno, que es el que decide la política energética: “No se trata de qué es lo que preferimos”, subrayó, tras advertir que “hay muchas personas preparadas para invertir”.

De esta manera, Galán respondía a la opinión que, “a título personal”, dio el martes el consejero delegado de Endesa, José Bogas, quien atribuyó el día anterior a dichas subastas la burbuja sobre los puntos de acceso y conexión a las redes eléctricas y una falta de señal de precios que provocará un mecanismo que garantiza un precio.

 

Las redes obtienen el 52% del Ebitda del grupo

Iberdrola registró un Ebitda de 10.104 millones de euros y un crecimiento del 8,1%. Por negocio, el Ebitda se repartió entre la actividad de redes (52%); generación y clientes (24%) y renovables (24%), que descendió un 2,4%. La baja producción hidroeléctrica del año restó 170 millones de euros al resultado.

La energética aumentó su base de activos hasta 31.000 millones el año pasado y su flujo de caja en un 10%, hasta 8.060 millones. En este punto, destaca los 1.100 millones de euros que ha obtenido la compañía este año por la venta de su participación en Siemens Gamesa, operación que le ha reportado 485 millones de euros de plusvalías.

Iberdrola destaca entre sus datos del año pasado que realizó 3.481 nuevas contrataciones. Los tributos cayeron un 5,3% en España por la menor producción hidroeléctrica y los menores precios del mercado eléctrico, hasta 1.829 millones de euros.

Los ingresos del grupo suben un 3,9%, hasta 36.438 millones y los aprovisionamientos un 2,7%, hasta 20.175 millones.

Normas
Entra en El País para participar