Las empresas sabrán quién es el dueño de una tarjeta de crédito solo con verle andar

Las empresas sabrán quién es el dueño de una tarjeta de crédito solo con verle andar

Permitirá el acceso a servicios, plataformas, etc.

Cuando uno digitaliza el mundo pasa lo que pasa. Que al final somos rehenes de nuestros hábitos, costumbres y maneras especiales de hacer las cosas. Y como en la mayoría de esos movimientos que realizamos hay mucho de instinto, pues acaban por ser idénticos por lo que alguien atento podría crear patrones para saber que somos nosotros... e identificarnos.

Resumiendo mucho este sería el objetivo del nuevo proyecto que tiene Mastercard entre manos y que busca identificar a sus clientes a través de uno de esos gestos que son definitorios de nuestra personalidad, como es el caminar. Aunque parezca mentira, desde la compañía piensan que pueden saber quiénes somos simplemente almacenando nuestro patrón de movimientos corporales.

Cómo nos detecta y para qué sirve

Este sistema de estaría basado en un sistema de cámaras especiales que se instalan en aquellos lugares donde sea necesario algún tipo de verificación biométrica para acceder a un servicio, una plataforma o una compra. De esta manera, el establecimiento no tiene que sacar el TPV (terminal de pago) para cobrarnos por un artículo.

Imaginad que vais en dirección a los tornos del metro para entrar. La cámara de Mastercard simplemente os ve, os identifica y analiza vuestra información bancaria y de tarjetas de crédito que tenéis para abrir la barrera automáticamente y entrar en las vías del tren. Una tarea que no necesitaría de sacar el smartphone, o el reloj, o la cartera porque en la estación ya saben quiénes somos y si tenemos el documento (y el dinero) que nos requieren.

Tarjetas de crédito.
Tarjetas de crédito.

Obviamente, esta tecnología (conocida como de "análisis de la marcha") la está desarrollando Mastercard pero es muy posible que, más tarde, se aplique a muchísimos entornos que no tienen por qué ser estrictamente los bancarios. Aun así, es muy posible que estos sistemas también se utilicen al mismo tiempo que otras técnicas, como las de reconocimientos facial, para conseguir una identificación completa del individuo.

La idea que fundamenta esta tecnología sigue los mismos pasos que otras que van dirigidas a analizar nuestros movimientos. Según Ajay Bhall, de Mastercard, 'la forma en que sostienes tu teléfono, qué oído usas y cómo tus dedos tocan los botones son únicos para ti [...] Hemos estado probando los latidos del corazón, la tecnología de las venas y la forma en que las personas caminan para autenti[fi]carlas". Así que ya sabéis, andad como sabéis antes de que se abra la puerta del metro o el acceso os lo podrían negar. Que no se os olvide.

Normas
Entra en El País para participar