Los 10 mejores fondos para exprimir dividendos

Los bajos tipos de interés han aumentado el atractivo de las compañías que ofrecen una buena retribución al accionista

Los 10 mejores fondos para exprimir dividendos

En tiempos de tipos de interés bajo cero, nada da más calor que un buen dividendo. Esa es, al menos, la tesis de muchas gestoras de fondos de inversión, que han lanzado o potenciado vehículos que priorizan la compra de acciones en compañías generosas en el reparto del beneficio, y que tienen buenas perspectivas de crecimiento futuro del dividendo.

Dentro de los fondos de dividendos hay dos categorías muy diferenciadas: los de reparto y los de acumulación. En los primeros, los dividendos que cobra el vehículo son entregados periódicamente a los propietarios del fondo, para que consigan una renta periódica. Este formato tiene la pega de que el particular tiene que tributar por el cobro de esa renta. El pago de esa renta puede ser mensual, trimestral o anual, dependiendo del fondo.

En el caso de los fondos de acumulación, el vehículo dedica los dividendos que va cobrando a comprar nuevas acciones.

"Nos encontramos con muchos clientes que han acumulado un gran patrimonio y que quieren, además de lograr algo de rentabilidad, percibir una renta periódica, por eso creamos el concepto Tu Paga, que permite ir vendiendo parte de la cartera de fondos, para percibir un ingreso mensual", explica Unai Ansejo, consejero delegado de la firma de asesoramiento Indexa Capital.

Así, para escoger un buen fondo por dividendos hay que tener en cuenta si es de reparto o de acumulación, en qué sectores o geografías opera, qué rentabilidades ha obtenido en los últimos años y cuál es su nivel de comisiones. El inversor también puede decantarse por fondos cotizados (ETF, por sus siglas en inglés) de bajo coste, que siguen esta misma estrategia.

El perfil del inversor también cuenta: la inversión en fondos de reparto se ha hecho muy popular entre personas ya jubiladas, que quieren completar su pensión. Los de acumulación se han vendido mucho porque este tipo de acciones han sido muy demandadas y han logrado unos retornos muy atractivos.

1. BNY Global Equity Income

Se trata de un fondo global que ha logrado unos resultados sobresalientes en los últimos cinco ejercicios, con un rendimiento medio anual del 9,5%. El vehículo acumula un patrimonio de casi 1.800 millones de dólares (unos 1.600 millones de euros) y ha conseguido situarse como uno de los mejores dentro de la categoría de fondos globales de alto dividendo. "Nos gusta especialmente porque sus gestores no solo se fijan en buscar compañías que sean muy generosas con los accionistas, sino que también tienen en cuenta que esos dividendos puedan ser crecientes en el tiempo", explica César Ozaeta, experto en selección de fondos de Abante Asesores.

Entre las principales posiciones del fondo está el fabricante de microprocesadores Qualcomm; el líder en consultoría tecnológica Cisco; el fabricante de refrescos Pepsico, y la empresa británica de eventos Informa Plc.

2. Fidelity Global Dividend

Es uno de los fondos que más ha vendido esta gestora estadounidense, especializada en la selección de acciones. Al igual que el anterior, su ámbito de inversión es mundial. La rentabilidad generada en los últimos años ha sido sobresaliente: un 9,82% de rendimiento medio anual, en los últimos tres ejercicios.

"El gestor hace hincapié en que el dividendo que ofrecen las compañías sea sostenible, y en que el precio de las acciones ofrezca un margen de seguridad adecuado", explica José María Luna, agente financiero de Caser y socio de la firma Luna y Sevilla Asesoramiento.

Las principales posiciones del fondo de Fidelity son la farmacéutica Roche; Deutsche Börse, y el fabricante de semiconductores de Taiwán TSMC.

3. Mutuafondo Dividendo

Se trata de uno de los pocos fondos de inversión españoles de reparto. Según los datos de la consultora Morningstar, apenas un 2% de las clases de fondos de inversión domiciliados en España son de distribución.

Es un fondo de inversión libre, focalizado en Bolsa española, y que ha logrado unos retornos mejores que sus rivales en los últimos años. Reparte dividendos a los partícipes semestralmente. El pasado ejercicio obtuvo una rentabilidad del 9,29%. Los pagos a los clientes en los últimos 12 meses han ofrecido un retorno del 5,78%.

Las principales posiciones de este producto son Repsol, Merlin, Engie y ACS.

4. DWS Invest ESG Equity Income

El auge de la inversión sostenible también ha llegado a este tipo de fondos de inversión por dividendos. Hace dos años, la gestora alemana DWS lanzó un producto de estas características, que priorizaba la compra de acciones con buen perfil según criterios ambientales, sociales y de gobernanza (ESG, por sus siglas en inglés). El vehículo logró una alta rentabilidad en 2019: un 22,8%.

"Es un fondo que nos gusta, con un proceso de inversión muy sólido y respetuoso con los criterios ESG", apunta César Ozaeta, de Abante. Entre las principales posiciones de su cartera están la teleco estadounidense Verizon y el gigante holandés de productos de consumo Unilever (dueño de las marcas Axe, Dove, Mimosin, Signal...).

5. BL-Equities

"Este es otro de los fondos más atractivos en esta categoría, entre otras cosas, porque el difícil ejercicio 2018, con pérdidas generalizadas, logró controlar mucho la volatilidad", apunta José María Luna.

Se trata de un fondo gestionado por Banque de Luxembourg, que busca compañías generosas en la retribución al accionista, con independencia de dónde coticen. Ahora, el 27% de su cartera se concentra en Estados Unidos (con posiciones en Pepsico, Philip Morris y Colgate Palmolive). Su rentabilidad media anual en los últimos 10 años ha sido sobresaliente: un 8,68%.

6. Vanguard FTSE All-World High Dividend Yield

Otra opción de acceder a este tipo de compañías con altos dividendos es a través de fondos cotizados. Hay firmas como Vanguard, iShare (de BlacRock) o SPDR (de State Street), que cuentan con ETF de bajo coste que replican la evolución de índices enfocados en estas compañías. El producto de Vanguard ha logrado un retorno medio anual de 6,2% en los últimos cinco ejercicios. Elegir un producto de este tipo permite desentenderse del riesgo gestor: es decir, de dar en el clavo con cuál será el gestor de fondos que mejor lo hará en los próximos años. Los estudios académicos han demostrado que quienes lo hacen muy bien durante unos años tienden a descolgarse en los años siguientes.

La fiscalidad de los ETF es diferente de los fondos de inversión. En estos últimos puede haber traspaso de unos a otros sin peaje fiscal, mientras que los ETF tienen la consideración de acciones, y las plusvalías obtenidas deben ser declaradas como rentas del capital en el IRPF.

7. BBVA Bolsa Plan Dividendo Europa

La mayoría de los fondos de inversión españoles centrados en compañías de alto dividendo tienen como universo de inversión Europa. Este producto de BBVA es uno de los mejores de su categoría, con un retorno medio anual del 7,7% en los últimos tres ejercicios (gracias, fundamentalmente, al espectacular avance del 25,8% durante el pasado ejercicio).

Este producto se puede contratar a partir de una inversión mínima de 600 euros, y ofrece un reparto semestral (el 31 de enero, y el 31 de julio), que se abona en la cuenta corriente de cada partícipe.

Su gestora, Mayte Frutos López, fue reconocida el año pasado como una de las profesionales con mayor prestigio de la industria española de la gestión de activos.

8. SPDR S&P Euro Dividend Aristocrats ETF

Este fondo cotizado se basa en un índice que reúne a las 40 compañías de la zona euro que presentan una mejor rentabilidad por dividendo. Con sus bajos costes ha logrado un retorno mejor que el 90% de los fondos comprables. En los tres últimos ejercicios, el retorno medio anual ha sido del 8,64%.

Entre las primeras posiciones de su cartera están la portuguesa EDP, la aseguradora finlandesa Sampo y el gigante químico-farmacéutico alemán Bayer.

El origen del concepto Dividend Aristocrat está en un índice que creó la firma Standard & Poor's en 2005 para distinguir a las compañías estadounidenses que hubieran logrado mejorar la retribución al accionista en los últimos 25 años. En la actualidad, la componen 64 compañías. Su rentabilidad media anual en los últimos 10 años ha sido del 14,4%, mejor incluso que el índice S&P 500 (+13,7%).

9. UBS US Total Yield

Los fondos de dividendo que se han especializado en acciones de Estados Unidos son los que mejores rentabilidades han logrado en los últimos años. Este, de UBS, ha generado un retorno medio anual del 8% desde 2015. Se trata de un fondo de reparto, cuya cartera ofrece una rentabilidad media por dividendo del 8,5%, con posiciones en el fabricante de móviles Apple y en la minera Newmont.

A diferencia de los ETF, en este tipo de fondos los gestores tienen un papel fundamental en la selección de las compañías. En este caso, el fondo tiene una baja concentración por acciones.

10. JP Morgan Global Dividend

Se trata de uno de los fondos más laureados dentro de esta categoría. Su rendimiento medio anual en la última década ha sido un estratosférico 11,67%. Ahora, la mitad de sus posiciones están en compañías de Estados Unidos (Microsoft, Comcast, Coca-Cola). Su mayor posición en Europa es el fabricante de robots Vinci.

El índice con el que se comparan los gestores del fondo es el MSCI World, que incluye a las mayores cotizadas de todo el planeta. Durante los últimos años, los gestores de JP Morgan han conseguido sistemáticamente batir al índice. Su rentabilidad en 2019 fue espectacular, del 30,1%. El fondo cuenta con una comisión de suscripción del 5%.

Normas
Entra en El País para participar