Renta fija

Madrid vende 1.250 millones en bonos verdes a 10 años

Aprovecha la autorización del Consejo de Ministros para formalizar la primera operación de 2020

Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid
Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid

Los emisores públicos acaparan la atención hoy la atención en el mercado de capitales. A la colocación del Tesoro se suma la emisión realizada por la comunidad de Madrid. La región ha vendido 1.250 millones de euros a 10 años en bonos verdes, una estrategia a la que ya ha recurrido en el pasado. Los bonos devengará un cupón anual del 0,419%. El precio al que se ha cerrado la operación supone un diferencial de 14 puntos básicos sobre la referencia española a ese plazo. El buen momento que vive el mercado de deuda ha permitido recortar en seis puntos básicos el pecio final.

Fuentes próximas a la negociación califican de éxito la operación, pues se ha logrado la mayor demanda (supera los 7.000 millones) y el diferencial más estrecho logrado hasta la fecha por una emisión pública de la Comunidad de Madrid. Este apetito ha permitido incrementar el objetivo desde los 1.000 millones inicialmente previstos a los 1.250 millones finalmente adjudicados.

La colocación se produce después de que la semana pasada el Consejo de Ministros autorizara a varias regiones la emisión de deuda. En concreto, Hacienda dio el visto bueno para que Andalucía, Madrid, País Vasco y la Comunidad Valenciana emitieran deuda, pagarés y formalizaran préstamos por importe de 7.200 millones.

Madrid no ha dudado y ante el apetito que muestran los inversores por el papel español ha contratado a Sabadell, BBVA, Bankia, Deutsche Bank, HSBC y Santander para formalizar la primera emisión del año. El importe colocado es el mismo que el del año pasado. En febrero de 2019, la comunidad de Madrid vendió bonos por importe de 1.250 millones a 10 años con un cupón del 1,571%, lo que permitió estrecha en 21 puntos básicos el diferencial de las emisiones de la comunidad con las del Tesoro Público.

El Gobierno de coalición autorizó la semana pasada a Madrid a formalizar un programa de emisión de pagarés por importe máximo de 500 millones de euros. En paralelo, le dio permiso para contratar préstamos a largo plazo y emitir deuda pública por un importe máximo de 4.174 millones de euros. 

En la operación han participado 230 inversores. Por distribución geográfica, el 80% de los bonos se ha adjudicado a inversores extranjeros entre los que destacan Alemania y Austria con un 20%, Francia con el 13% y Reino Unido y Benelux (Bélgica, Países bajos y Luxemburgo) con el 11% cada uno. Por tipología de inversión destaca la demanda registrada por las gestoras de fondos con un 45% del volumen total de la emisión, seguidos por los bancos con un 33% y aseguradoras y fondos de pensiones con un 14%.

El importe captado este martes se empleará para amortizar deuda. La Comunidad de Madrid es la tercera región con la deuda más baja del conjunto de las autonomías, equivalente al 14,3% del PIB madrileño, casi 10 puntos por debajo de la media nacional (24,1%). 

Normas
Entra en El País para participar