Los fondos mixtos españoles con mejor desempeño

Crece el peso de la renta variable en las carteras nacionales

Mixtos españoles Pulsar para ampliar el gráfico

El inversor conservador ha tenido que cambiar sus hábitos y dejar de lado los fondos más seguros, como eran antes los monetarios o de renta fija, y añadir a su cartera algo de Bolsa para, no ya ganar, sino conseguir no perder.

Tanto es así que en el Informe 2019 de Inverco se afirma que la evolución del perfil de riesgo de los partícipes españoles durante 2019 ha mantenido la tendencia de los años anteriores, esto es, “han seguido canalizando sus inversiones hacia posiciones más dinámicas y con mayor componente de renta variable en sus carteras”.

Entre las razones argumentadas por la patronal del sector inversor, una más coyuntural, “como es la negativa evolución de los tipos de interés, que obliga al partícipe a buscar una rentabilidad extra a sus inversiones”, y otra más estructural, “el aumento de la cultura financiera del ahorrador medio español”.

Los tipos de interés obligan al partícipe a buscar un extra a su inversión

En este sentido, Josep Bayarri, director de inversión y gestión de activos de Arquia Banca, cree que los fondos mixtos, aquellos que mezclan la inversión en Bolsa y en los activos de renta fija en distinta proporción, son un producto idóneo sobre todo para los inversores con mayor aversión al riesgo, “los que hacen su primera incursión en renta variable, porque con los fondos mixtos conservadores o prudentes aumentan el nivel de riesgo de una manera moderada y en cambio están recogiendo los frutos de un mercado que sigue proporcionando rentabilidades positivas”.

De hecho, achaca el reciente auge de los fondos mixtos entre los inversores españoles a que se han dado cuenta de que la única manera de conseguir rentabilidad es incrementar su nivel de riesgo e incluir cierto peso de acciones en las carteras. En definitiva, este tipo de vehículos serían el paso de iniciación en el mundo de la renta variable.

No obstante, cada vez es más común que este tipo de estrategias vayan más allá de la clásica asignación entre renta fija y acciones, y se vayan volviendo más sofisticados para conseguir rentabilidades positivas en cualquier entorno de mercado. Es más, la clave debe estar en la diversificación. “Ya no se trata solo de tener distintos activos en cartera, sino que esos activos estén correctamente descorrelacionados entre sí”, como explican en Singular Bank.

Permiten, con pequeñas cantidades de dinero, gran diversificación

Desde esta nueva entidad de banca privada surgida de Self Bank resaltan otras ventajas, “especialmente si no disponemos de un gran capital para invertir. Diversificar con pequeñas cantidades de dinero puede ser complicado, pero a través de un fondo mixto este inconveniente desaparece”, afirman.

Auge en España

Demandamos más fondos mixtos que en otros mercados

Beatriz Hernández, analista de fondos de Atl Capital, también admite que a día de hoy los inversores españoles se ven impulsados a asumir mayor riesgo en sus carteras en busca de rendimientos atractivos; sin embargo, en España ocurre algo peculiar.

Mientras que en otros mercados los fondos mixtos no tienen tanta aceptación por el público inversor, en España es una categoría muy demandada. Es más, en la industria de fondos a nivel global los mixtos no alcanzan ni el 10% de todos los disponibles para el inversor, “mientras que en nuestro país, con datos de finales del 2019, casi el 50% de los fondos registrados en España son de la categoría mixta. En los últimos años ha seguido creciendo el volumen en fondos mixtos hasta llegar a finales del año pasado por encima de los 65.000 millones de euros”, resalta Hernández, quien recuerda que “los asesores financieros tienen la imprescindible labor de controlar que los activos en los que invierten encajen con los perfiles de los inversores”.

Conservadores. A la gestora de la Mutua Madrileña, Mutuactivos, se le han dado muy bien los mixtos conservadores a cinco años, ya que coloca varios de sus fondos entre los más rentables en la categoría. En concreto, tres: Mutuafondos Bonos subordinados (17,65%), Mutuafondo Bonos Financieros (11,19%) y el Mutuafondo Mixto Tendencias (7,04%). Lidera este tipo de estrategias el Mediolanum Mercados Emergentes (24,51%), seguido del Bestinver Patrimonio (19,01%).

Moderados. Encabeza la categoría un fondo que incluye en la gestión criterios socialmente responsables, el GVC Gaesco Sostenible ISR (27%), seguido de otro también de GVC, el Financialfond (23%).

Flexibles. La gestora que mejor tino ha tenido a la hora de hacer rentar fondos mixtos a cinco años es Merchbanc. No solo su producto más clásico, el Merchfondo, es el más rentable, con un 64,63%, entre los flexibles, sino que también se encuentra entre los diez mejores de la categoría el Merch-Oportunidades, con una rentabilidad acumulada del 30,43% a cinco años (ver entrevista con su gestor en estas páginas), y otro de sus fondos, el Merch-Universal, también se coloca entre los fondos mixtos moderados con mayor retorno en el lustro, un 10,28%.

CaixaBank. Coloca dos productos: CaixaBank Selección Tendencias (42,51%) y CaixaBank Global Invest (40,75%), que ocupan el cuarto y quinto puesto entre los flexibles.

Normas
Entra en El País para participar