ACS y sus socios en las radiales acumulan demandas por unos 1.900 millones

Recibieron en septiembre una nueva demanda de 551 millones por la R2

Puesto de peaje de una de las autopistas radiales.
Puesto de peaje de una de las autopistas radiales.

El informe de las cuentas de ACS en 2019 ha concretado este martes la reclamación multimillonaria de fondos oportunistas (Taconic, SPV o King Street) a los socios de Alazor, sociedad que fue titular de las autopistas R3 y R5, y ha desvelado las nuevas demandas emprendidas más recientemente por la R2. Las diferentes demandas rondan los 1.900 millones de euros. de ellos, unos 500 millones corresponderían a la propia ACS.

El grupo que preside Florentino Pérez explica que tiene provisionadas tanto la inversión como las cuentas a cobrar a Alazor (cuenta con el 20% del capital), para exponer a renglón seguido una primera demanda por 757 millones y una segunda que alcanza los 562 millones de euros. Accesos de Madrid, concesionaria de las radiales 3 y 5 de Madrid, fue a concurso en 2012 con cerca de 600 millones de deuda. Las demandas de los acreedores superan ahora los 1.300 millones.

El primer caso responde a una demanda declarativa interpuesta por los fondos tenedores de la deuda de las radiales 3 y 5. Esta fue notificada en enero de 2019 y en ella se invoca la cláusula segunda del contrato de apoyo de accionistas. De los 757 millones, 169 corresponden a ACS. Los partícipes restantes son Abertis (35%), Sacyr (25%) y Bankia (20%). Estas y los fondos tienen fijada la audiencia el 7 de septiembre en el juzgado de Primera Instancia número 13 de Madrid.

El segundo caso viene de una demanda ejecutiva de febrero de 2014, basada en la cláusula cuarta del Contrato de Apoyo de Accionistas. ACS recuerda que el despacho de ejecución quedó sin efecto, siendo devueltos los 278 millones consignados ante el Juzgado (87,8 millones de ACS).

Tras ello, los accionistas de Alazor reclaman 31,7 millones por daños y perjuicios. Pero en una nueva ofensiva, los acreedores han formulado una segunda demanda, en esta ocasión declarativa, en la que reclaman 562,5 millones a los partícipes de Arlazor (133 millones a ACS). El caso está en el Juzgado de Primera Instancia número 26 de Madrid y la audiencia previa se celebra el 26 de este mes.

En otra de las autopistas quebradas, la radial 2 o Irasa, los fondos acreedores demandaron el pasado mes de septiembre a sus accionistas 551 millones (193 millones corresponderían a ACS) por sobrecostes de obras y expropiaciones, según recoge ACS en sus cuentas. El caso está a la espera de fecha para la audiencia previa en el Juzgado de Primera Instancia 37 de Madrid. En este caso, los fondos invocan la cláusula segunda del Contrato de Compromisos de Accionistas.

ACS recuerda que los concursos de acreedores de Henarsa, Irasa, Accesos de Madrid y Alazor se declararon todos ellos fortuitos. Las Administraciones Concursales de Henarsa y Accesos de Madrid entregaron la explotación de las autopistas R2, R3 y R5 al Estado mediante actas de fecha 28 de febrero y 9 de mayo de 2018, respectivamente, y la gestión la lleva a cabo el Ministerio de Fomento a través de la SEITTSA, en virtud de un convenio suscrito en agosto de 2017 que ha sido prorrogado hasta el año 2022.

Normas
Entra en El País para participar