Banca

HSBC despedirá 35.000 empleados en un agresivo plan de ajuste en Europa y EE UU

La entidad espera ahorrar 4.000 millones de euros al año

Imagen de una oficina de HSBC en Hong Kong.
Imagen de una oficina de HSBC en Hong Kong. AP

HSBC prepara un agresivo recorte de 35.000 empleados en el mayor ajuste planteado bajo el mandato del actual presidente Mark Tucker. Los despidos vendrán acompañados de cargos extraordinarios por 7.300 millones de dólares (unos 6.500 millones de euros), con el objetivo de recortar costes en las unidades menos rentables del grupo, las de Europa y Norteamérica. El banco espera ahorrar unos 4.000 millones al año.

La entidad espera, en paralelo, acelerar las inversiones en Asia, donde el banco obtiene la mayor parte de sus beneficios, incluso pese a las protestas de Hong Kong y el brote de coronavirus. En manos del consejo está también decidir si el plan de ajuste es suficiente para mantener en el cargo al CEO provisional Noel Quinn.

"Partes de nuestro negocio no dan el rendimiento suficiente", explicó Quinn en una entrevista a Bloomberg. Los recortes implican que la entidad saldrá de varias líneas de negocio, con una caída del 15% en la plantilla en tres años, para quedarse en torno a las 200.000 personas.

Se verá afectada la actividad de banca de inversión, particularmente en renta fija. El banco prevé reducir a la mitad los activos ligados a operaciones de mercado en Estados Unidos y recortar un 30% su red comercial minorista.

La nueva estrategia es clave para los planes del presidente Mark Tucker. El banco ha sido criticado por los escasos rendimientos que obtiene a pesar de su exposición a muchas de las las economías de más rápido crecimiento del mundo, en particular China,

En cuanto a los resultados, el banco ha advertido que el brote de coronavirus y los problemas en Hong Kong derivados de las protestas puede afectar su desempeño en 2020. La entidad han suspendido las recompras de acciones para 2020 y 2021, lo que provocó una caída de más de 3% en la Bolsa de Hong Kong. El beneficio ajustado antes de impuestos, 22.200 millones de dólares (unos 20.000 millones de euros), ha superado las previsiones de los analistas.

Normas
Entra en El País para participar