Enagás dice que su inversión en EE UU compensará los recortes de la CNMC

Gana un 4,4% menos y mantiene la subida del dividendo un 5% este año y el 1% hasta 2023

Antonio Llardén, presidente de Enagás, antes de la rueda de prensa de presentación de resultados.
Antonio Llardén, presidente de Enagás, antes de la rueda de prensa de presentación de resultados.

Enagás obtuvo el año pasado un beneficio neto de 422,6 millones de euros, un 4,4% menos que el año anterior, aunque “algo superior al objetivo marcado para el ejercicio”, según indicó hoy la compañía. Junto con las cuentas anuales, esta ha presentado esta mañana una actualización de su plan estratégico 2020-2026, en el que mantiene un incremento del dividendo este año del 5% y del 1% entre 2021 y 2023. En los dos años posteriores se compromete, “como mínimo”, a mantenerlo (1,74 euros por acción). En total, pagará de media 300 millones al año hasta 2026.

Las sociedades participadas aportaron 162 millones al Ebitda, que sumó 994,8 millones, un 5% más. En 2019, Enagás acordó adquirir un 30% de la energética americana Tallgrass Energy, operación que llevó a cabo en dos fases, con una inversión de 1.623 millones de dólares(para ello que realizó una ampliación de capital de 500 millones de euros en diciembre). Cuando se cierre la operación, Enagás tendrá dos consejeros en Tallgrass.

Sobre la propuesta del Gobierno de reforzar el control de la CNMC sobre las operaciones de compra que realicen Enagás y Red Eléctrica, el presidente de la primera, Antonio Llardén ha comentado en una rueda de prense que “tenemos experiencia en el pasado, nunca tuvimos inconveniente en ir al regulador cuando era obligatorio”. Y añadió que la SEPI, con un 5% de Enagás, “siempre ha informado al Gobierno de las operaciones corporativas del grupo”. La norma, que actualmente solo obliga a comunicar dichas operaciones a la CNMC cuando la compradora es la filial regulada, ampliará la obligación cuando sea la matriz u otra filial la que compren (lo que es habitual) y el regulador podrá imponer condiciones.

Según Enagás, la inversión en EE UU compensará prácticamente el efecto de los recortes de la circular sobre la nueva metodología de retribución del transporte de gas de la CNMC entre 2021 y 2026. La propuesta inicial suponía un recorte de ingresos del 40% en el periodo.

El consejo de la sociedad acordó el lunes no recurrir la circular ante la Audiencia Nacional. Según Llardén, “visto el dictamen del Consejo de Estado y otros informes jurídicos encargados con la compañía, en nuestro caso, no hay base legal para un recurso”. Enagás evita con ello “ un periodo de incertidumbre, que siempre es algo muy malo para la empresa”.

Además, tras las alegaciones técnicas, “profundas”, que la empresa presentó a la CNMC, esta corrigió el texto hasta el punto de “que poco tiene que ver el aprobado finalmente con el inicial”, según el ejecutivo. Uno de los motivos, según Llardén, de la buena respuesta de la Bolsa, que en julio, cuando se lanzó la propuesta, castigó duramente su acción. Hoy ha cerrado su cotización a 25, 20 euros, un 0,31% menos.

Enagás tiene en la caja entre 1.000 y 1.500 millones para posibles inversiones, “aunque no mañana”. Según palabras de su presidente, “en seis años se podrían encontrar oportunidades interesantes. Iremos viendo”. Sobre la posibilidad de optar a la renovación del contrato del gasoducto del Magreb, ahora en manos de Naturgy, dijo que “respetamos al incumbente, no queremos molestar”.

Normas
Entra en El País para participar