Salud

Vitaldent estudia pujar por Dentix tras la marcha atrás de KKR

Advent tomó en verano Vitaldent de manos de JB Capital

Vitaldent estudia pujar por Dentix tras la marcha atrás de KKR

Dentix busca desde el pasado jueves una solución que compense la falta de entendimiento que provocó la huida de KKR, que había pactado la toma del capital. Por ello Rothschild –el banco al que el dueño de la firma dental, Ángel Lorenzo ha encomendado la venta– ha recuperado una vieja propuesta, según indican fuentes financieras a CincoDías. Se trata de una venta a su principal competidor, Vitaldent, que en junio fue adquirido por el fondo de capital riesgo Advent.

El sector dental español vive plenamente el boom del capital riesgo en España. La toma de Vitaldent –una cadena de clínicas dentales rescatada por JB Capital, la boutique de inversión de Javier Botín, tras la quiebra y encarcelamiento de sus antiguos responsables– disparó el apetito en el sector. Portobello amagó con desprenderse de Vivanta y Lorenzo se puso a buscar un socio minoritario para su compañía. Y lo encontró en KKR, que ya le había concedido un préstamo por unos 150 millones.

El fondo que pilota en España Iñaki Cobo llegó a nombrar a un nuevo consejero delegado, Enrique Francia, que había sido el responsable de VIPS. No obstante, el pasado jueves tanto Francia como KKR decidieron abortar la operación. Según publicó Europa Press, la due dilligence que encargaron a KPMG encontró "información errónea e incompleta" en la empresa.

Las discrepancias versaban en unos 40 millones, según pudo saber este periódico. Fuentes de Dentix indican que se trataba de divergencias en la valoración de los préstamos al consumo en México y a diversos proyectos en España. Otras fuentes consultadas apuntan directamente a un agujero contable en la financiación al consumo.

Un portavoz de KKR indicó a este periódico que el fondo ni había entrado en el capital de Dentix ni tiene previsto hacerlo en un futuro. Fuentes de Dentix, sin embargo, indican que continúan las negociaciones con KKR y que no tienen información sobre las intenciones de Advent.

De cualquier modo, la marcha atrás de KKR –que, de momento, seguirá como acreedor– deja a Dentix en una situación complicada.El fondo había pactado convertir su deuda en acciones y respaldar una ampliación de capital que inyectaba oxígeno al grupo. Ahora KKR puede solicitar la amortización anticipada de sus préstamos. La falta de los fondos que iba a inyectar el gigante del capital riesgo también deja en suspenso el futuro de la cadena.

Antes de llegar a esta situación, Dentix y Rothschild esperan hallar un caballero blanco. Y este puede venir del pasado. Ya tras el verano la banca de inversión puso sobre la mesa de Lorenzo la posibilidad de vender la cadena dental a Advent, que acababa de comprar Vitaldent. El fondo estadounidense estrenó con esa operación un nuevo fondo de capital riesgo y nunca ha ocultado que su plan es ejercer de consolidador del sector en España.

El odontólogo, sin embargo, no quiso ceder la mayoría de las acciones de la firma que había creado de una pequeña clínica en el barrio de Pueblo Nuevo (Madrid). Y Advent no contemplaba la toma de una minoría en el principal competidor de su activo estrella en España. Si invierte en Dentix es para acometer una fusión con Vitaldent. Fuentes de Vitaldent y de Advent han declinado hacer comentarios.

Tras la toma de esta cadena, Advent afirmó que era la piedra de toque de un plan más ambicioso. Sus planes pasan por invertir en los próximos años unos 200 millones para crear un gigante dental de más de 600 clínicas, con el objetivo de protagonizar una salida a Bolsa en el largo plazo. Dentix supondría un importante espaldarazo para este plan. Solo con esta adquisición Vitaldent sumaría unas 350 clínicas, de las que más de 200 se ubican en España y el resto principalmente en Italia, México y Colombia.

Normas
Entra en El País para participar