Minsait (Indra) crea una filial de medios de pago para impulsar su crecimiento

Prevé elevar los ingresos a doble dígito durante los próximos cinco ejercicios

Cristina Ruiz, Consejera Ejecutiva de Minsait, y Fernando Abril-Martorell, presidente de Indra.
Cristina Ruiz, Consejera Ejecutiva de Minsait, y Fernando Abril-Martorell, presidente de Indra.

Minsait, la compañía que pertenece a Indra, ha anunciado esta tarde, durante la presentación del ‘Informe de Medios de Pago’ elaborado por la propia firma tecnológica, la creación de una filial de medios de pago, Minsait Payments, con el objetivo de “aumentar su liderazgo” en los mercados de España y Latinoamérica y de crecer en el sector, “una de las áreas que generan más valor y tienen indicadores de rentabilidad más altos dentro de Indra”. 

De esta forma, Minsait Payments agrupará todos los productos, soluciones y servicios en este mercado e integrará a los más de 1.000 profesionales especializados en medios de pago que tiene en España, EE UU, República Dominicana, Chile, Perú, México y Colombia. Según detalla la compañía, la nueva filial prevé alcanzar un crecimiento de doble dígito anual en sus ingresos durante los próximos cinco ejercicios. De hecho, supone una operación estratégica dentro del grupo ya que se espera que Minsait Payments incremente su capacidad para consolidarse como un acelerador de Indra y aportar más valor a la compañía.

Y es que, según las previsiones de la tecnológica, el mercado global de pagos tendrá un crecimiento anual de ingresos estimado del 6% para los próximos ejercicios y del 8% en Latinoamérica, pasando de los 1,29 billones de euros movidos en 2018 a los 1,86 billones en 2024, lo que supone un crecimiento acumulado del 44% en el periodo.

Los vectores fundamentales de crecimiento para los próximos años en el mercado de medios de pago son la transición a economías sin metálico, el auge del comercio electrónico y el crecimiento del canal online para pagos (con una creciente importancia de los pagos por medios alternativos). En Latinoamérica, el pago en metálico pasará de suponer del 58% del total de pagos en 2018 a ser del 36% en 2022, y esa evolución será 47% al 30% en la región de EMEA (Europa, Oriente Medio y África) según estimaciones. Esta evolución supondrá en paralelo un aumento considerable de los volúmenes de pagos a través de medios alternativos.

Igualmente, se prevé que el total de pagos por el canal online frente a los puntos de venta físicos crecerán a nivel mundial hasta suponer el 31% en 2014 frente al 23% registrado en 2024.

Escalar puestos en el mercado

Entre los objetivos que busca Minsait Payments con esta operación se encuentra el de incrementar la agilidad en la gestión comercial con una mayor flexibilidad, ganar escala en el negocio de emisión y diversificar la oferta en el negocio de adquirencia. Precisamente, la compañía explica que aprovechará la “ventaja competitiva” en el procesamiento de transacciones que le aporta su software y la experiencia operativa en su red de centros de procesamiento. Esto permitirá realizar ventas cruzadas y obtener otras sinergias en ingresos con empresas de sectores como aerolíneas y hoteleras.

Del mismo modo la nueva filial de Minsait busca potencia una oferta “única, diferencial y de alto valor añadido” basada en servicios digitales para medios de pago construidos en torno al dato y la analítica, basados en la generación de inteligencia y el empleo de algoritmos de machine learning.
Por último, la compañía destaca la posibilidad de fortalecer la innovación en nuevos productos y modelos de negocio especializados. Precisamente, esta apuesta se ha visto recientemente reafirmada con la adquisición de Afterbanks, una fintech que cuenta con una tecnología que permite extraer y agregar datos de diferentes bancos en tiempo real e iniciar pagos de manera instantánea y garantizando la seguridad de las operaciones.

Minsait acumula experiencia en el sector de medios de pago ya que tiene presencia en sistemas bancos líderes de 17 países, ya demás en la actualidad cuenta con más de 220 millones de tarjetas gestionadas, la gestión de más de 100.000 puntos de venta y 15.000 cajeros y con más de 100 millones de transacciones que pasan por sus sistemas mensualmente.

La decadencia del pago en efectivo

Según revela el Informe Minsait Payments de Tendencias de Medios de Pago, presentado ayer, el mercado avanza hacia una sociedad sin dinero en efectivo, aunque no se prevé que desaparezca en el medio plazo. Los datos del informe detalla que uso del metálico en los gastos mensuales bajó en España del 96% en 2018 al 82% en 2019. La tendencia es que las transferencias y las tarjetas crezcan frente al efectivo. En España las transferencias de crédito han pasado de suponer el 53% al 57% del volumen de operaciones de pago de 2013 a 2018.

Por otro lado, el uso de la tarjeta ha ido en aumento, tanto de débito como de crédito. En 2018 se registraron 3.025 millones de operaciones con tarjetas de débito y 1.462 millones de operaciones con tarjetas de crédito. Igualmente, el gasto medio anual con tarjetas de crédito ha pasado de 1.848 euros en 2013 a los 2.411 euros, y de 1.402 euros a los 1.854 euros en tarjetas de crédito. Otra de las grandes tendencias es el pago móvil que supuso el 11% del total en comercios físicos en el último mes de 2019, frente al 8% registrado doce meses antes. Además, en pagos entre particulares, los pagos con el móvil se elevaron del 11% al 23%.

El informe detalla que, precisamente, ante fenómenos como el pago móvil, la multibancarización se está convirtiendo en un fenómeno global. En España el48% de bancarizados opera con dos o más bancos.

Normas
Entra en El País para participar