Telefónica creará un holding en la nueva Tech con una filial en ciberseguridad

Acuerda con los sindicatos el traslado de plantillas a la filial

Prevé crear sociedades para las áreas de ‘big data’ y ‘cloud’

José Cerdán, CEO de Telefónica Tech.
José Cerdán, CEO de Telefónica Tech.

Telefónica ha alcanzado un acuerdo con los sindicatos mayoritarios, UGT y CC OO, en torno a la integración y movimientos de plantilla dentro del grupo en España, en torno a la creación de la nueva unidad Telefónica Tech.

La teleco ha comunicado la constitución de la organización necesaria que permita la integración y el posicionamiento en el mercado de referencia de actividades tecnológicas. Así, según fuentes sindicales, este proyecto se realizará con la constitución de una empresa holding, T-Tech, bajo la cual se estructurarán las unidades de negocio necesarias para el desarrollo de las diferentes actividades. Así, está previsto constituir una jurídica dedicada a las actividades de ciberseguridad.

Telefónica ya constituyó una filial en ciberseguridad, bautizada como Telefónica Digital Identity & Privacy, en la primavera de 2013, coincidiendo con la llegada al grupo de Chema Alonso. La sociedad, que pasó a utilizar el nombre de Eleven Paths, fue absorbida posteriormente por Telefónica Digital.

La compañía se ha comprometido a informar, con carácter previo y en todo momento, a los sindicatos firmantes de cada uno de los procesos de traspaso de personal que se requieran para la configuración de la nueva jurídica de ciberseguridad. En relación a las otras líneas de actividad, big data e internet de las cosas (IoT) y cloud, que todavía están inmersas en las actividades de análisis previo, Telefónica también ha adquirido el compromiso de ir informando a los sindicatos firmantes de las decisiones que tengan implicaciones laborales, una vez finalizado el proceso de análisis.

“En aquellas entidades jurídicas donde las circunstancias lo permitan por existir una Unidad Productiva Autónoma (UPA) que mantenga su identidad, la integración de los colectivos procedentes de distintas jurídicas se articulará, preferentemente, a través de la transmisión de las correspondientes UPAs, aplicando el artículo 44 del Estatuto de los Trabajadores (ET)”, señalan estas fuentes. Si no fuera posible, Telefónica procederá a abrir un periodo de negociación en la empresa de destino con los sindicatos sobre las condiciones que regirán el traspaso de las personas trabajadoras afectadas y las condiciones laborales a aplicar en esta última. En el caso de las empresas pertenecientes a las denominadas Unidades Globales, se efectuarán los trámites legales preceptivos con los respectivos comités de empresa de las mismas.

En relación al marco laboral, Telefónica se compromete a negociar con los sindicatos las condiciones salariales de dichas personas trabajadoras y garantiza que, en todos los casos, se respetarán las mismas y no habrá merma alguna como consecuencia de dicho traspaso.

Asimismo, con motivo de la transmisión de las personas trabajadoras afectadas por la cesión de actividad, Telefónica se compromete a trabajar con los sindicatos, abriendo una mesa de negociación con el objetivo de alcanzar una óptima integración entre los distintos marcos laborales de las empresas de origen y llegar a una propuesta sobre las condiciones que regirán el marco laboral de la compañía de destino. De alcanzarse un acuerdo al respecto, dicha integración se hará de forma progresiva y siempre garantizando la sostenibilidad de Tech.

Si se ofertasen plazas en alguna de las empresas del grupo distintas a Tech, las personas trabajadoras que hubieran sido traspasadas a esta última podrán acceder a ellas en igualdad de condiciones que el resto de las personas trabajadoras del grupo.

Finalmente, se ha acordado la constitución de una comisión paritaria de seguimiento y supervisión, para la vigilancia del cumplimiento del acuerdo.

El traslado de plantilla desde otras filiales a Tech es una de las cuestiones de mayor relevancia en el proceso de configuración y un movimiento de gran complejidad. Buena parte de los empleados procederán de áreas como la antigua Telefónica Digital, I+D, TIWS o TIS, según adelantó este periódico el pasado 3 de febrero.

El nacimiento de Tech es uno de los puntos principales del nuevo impulso estratégico lanzado por Telefónica a final de noviembre. Telefónica anunció que espera generar unos ingresos adicionales de 2.000 millones de euros en torno a estos negocios hasta el año 2022.

Normas