Adif reconstruirá la seguridad en la línea Madrid-Sevilla para abrir paso a la competencia de Renfe

Renovará las instalaciones de seguridad en un plazo de 52 meses y con 131 millones de presupuesto

Tren de alta velocidad en la estación de Ciudad Real, en la línea Madrid-Sevilla.
Tren de alta velocidad en la estación de Ciudad Real, en la línea Madrid-Sevilla.

Adif ha dado esta mañana un paso decisivo para ampliar el terreno de juego en la red de alta velocidad a los competidores de Renfe. El administrador de la infraestructura ha licitado la el contrato para la redacción del proyecto y la ejecución de las obras de renovación de las instalaciones de seguridad de la línea Madrid-Sevilla. En este trazado existe una limitación al paso de trenes que no sean capaces de comunicarse con el sistema de seguridad LZB.

Se trata de un estándar obsoleto, según fuentes del sector ferroviario, con el que pueden operar los trenes de alta velocidad de Renfe, convirtiéndose en una barrera para el material rodante de SNCF y Trenitalia, cuando estas entren en el mercado español. La primera de ellas lo hará en el corredor Madrid-Barcelona el próximo mes de diciembre.

La iniciativa de Adif, con un presupuesto de 131 millones y 52 meses de ejecución, pasa por modernizar la señalización, sistemas de protección de tren, detectores de caída de objetos y telecomunicaciones fijas en toda la línea de alta velocidad entre Madrid y Sevilla. La actuación está confinanciada por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

"El objetivo de las actuaciones previstas es dotar de mayor capacidad a la línea Madrid-Sevilla, así como mejorar la disponibilidad y la fiabilidad de las instalaciones", ha señalado Adif a través de un comunicado.

Nueva tecnología en al línea

El contrato incluye la sustitución de los actuales enclavamientos por otros nuevos electrónicos de última generación, lo que garantiza la funcionalidad del sistema de protección de tren LZB. De forma redundante en materia de seguridad, la línea va a ser equipada con el sistema de protección de tren ERTMS, lo que se extenderá al ramal La Sagra-Toledo. Además, Adif instalará el sistema ASFA digital.

El proyecto incluye la sustitución de los armarios de los detectores de caída de objetos con nueva tecnología que se comunique con los Sistemas Complementarios de Vigilancia y Seguridad (SCVS).

Otras novedades serán la instalación del sistema de energía para estas nuevas instalaciones de señalización y comunicaciones y el suministro de nuevos controladores de elementos de campo (FEC), redundantes para los CTC de línea y de respaldo.

Normas
Entra en El País para participar