Bezos aprovecha el repunte de Amazon y vende 1.600 millones en acciones

El fundador del gigante del comercio online posee aún 11% de la firma, valorado en 105.000 millones

Bezos fortuna
EL fundador y consejero delegado de Amazon, Jeff Bezos.

Desde su salida a Bolsa hace 15 años, Jeff Bezos ha vendido alrededor de un quinto de Amazon por unos 2.000 millones de dólares (1.800 millones de euros). Sin embargo, en la última semana, su decisión de deshacerse del 0,2% de la firma le ha proporcionado 1.800 millones de dólares (1.635 millones de euros), gracias al impulso en Bolsa que han experimentado las acciones del gigante del comercio online tras la presentación de sus resultados de 2019. 

Entre el viernes y el lunes, Bezos vendió 905.456 títulos de Amazon. Esto eleva las ventas que ha realizado el fundador de la firma a 12.000 millones de dólares (10.900 millones de euros), dos tercios de los cuales tuvieron lugar en los últimos cuatro año, según las estimaciones de Bloomberg.

El tamaño de las últimas ventas -que incluyen 2.000 millones de dólares en acciones en 2017 y 2.800 millones en 2019- refleja la creciente revalorización de Amazon, que estuvo a punto de cerrar por encima del billón de dólares de capitalización bursátil este martes. A pesar de todo, Bezos aún tiene en sus manos una participación del 11%, cuyo valor asciende a unos 116.000 millones de dólares (105.000 millones de euros). 

No obstante, la cuantía y la frecuencia de estas ventas reflejan también cómo han cambiado las necesidades de un empresario cada vez más famoso. Durante los últimos años, Bezos ha cambiado de imagen y pocas veces ha quedado al margen de los medios desde que su divorcio de MacKenzie Bezos en 2019. Bezos ha aparecido en la alfombra roja con su nueva novia, Lauren Sanchez, ha organizado una fiesta en Washington a la que estuvo invitada la élite política y financiera y ha formado parte de un conflicto internacional después de que se conociera que el príncipe heredero de Arabia Saudí estuvo involucrado en el hackeo de su teléfono móvil. Esta imagen queda muy lejos del Bezos conocido hasta ahora. Al igual que el también multimillonario Bill Gates, no había mostrado interés en unirse al estilo de vida glamuroso de otras fortunas tecnológicas como el fundador de Oracle, Larry Ellison, que, entre otras cosas, posee una isla en Hawaii y un superyate. 

Esto no implica que Bezos haya ahorrado todo su dinero. Además de tener propiedades inmobiliarias en ambas costas de EE UU, posee su propio complejo rural: 170.000 hectáreas de desierto en Texas, donde disfruta de una de sus pasiones, la astronomía. De hecho, él ya ha anunciado que está fundando Blue Origin, una empresa de cohetes, financiada con unos 1.000 millones de dólares al año procedentes de la venta de acciones en Amazon. 

"El precio de llegar al espacio es muy alto", afirmó en 2018 cuando recogió el premio Buzz Aldrin Space Exploration. "Estoy en el proceso de convertir mis ganancias de Amazon en la exploración del sistema solar".

A pesar de estas inversiones, aún tiene dinero para otras compras, como el Washington Post o la construcción de un reloj en un sistema montañoso de Texas, cuyo sistema está programado para durar 10.000 años, o para pagarse una vivienda en Los Angeles. Su fortuna no para de subir y solo en lo que va de año, ha aumentado en 11.000 millones de dólares (10.000 millones de euros).  

Normas
Entra en El País para participar