El Ibex se olvida de China y se anota la mayor subida desde octubre

El selectivo español rebota un 1,68% y supera los 9.500 puntos

ibex 35
Trabajadores con traje de protección, en el interior de la Bolsa de Shanghai. AP

El coronavirus no ha desaparecido. El número de víctimas mortales (más de 425) y el de infectados (supera los 20.620) continúa aumentando, pero el hecho de que cada día sean más los que se sobreponen al contagio y de que China haya puesto en marcha medidas para rebajar el impacto económico del brote sirve de aliciente a los inversores. Después de que el lunes la Bolsa del gigante asiático registrara la mayor caída desde 2015, hoy las compras regresaron al mercado. La estela alcista que recorrió Asia –el Nikkei sumó un 0,24%; el Hang Seng, un 1,21% y el CSI 300, un 2,64%– tuvo su continuidad en Europa. El Ibex 35 cerró su segunda jornada consecutiva al alza y se anotó un 1,68%, el mayor ascenso desde octubre. Con estas ganancias el selectivo español recupera los 9.500 y entra en positivo en el año (avanza un 0,14%).

Después de dos semanas en la que los inversores han primado la búsqueda de refugio hoy el apetito por el riesgo regresó a los mercados. El Dax alemán sumó un 1,81%, el Cac francés repuntó un 1,76% mientras el FTSE británico, el Euro Stoxx y el Mib italiano avanzaron un 1,55%, un 1,94% y un 1,64% respectivamente. Al cierre de los mercados europeos los tres índices de Wall Street registraban subidas próximas al 2%.

Los inversores refrendaron las medidas económicas del Banco Central Chino anunciadas a comienzos de semana cuando recortó en 10 puntos básicos los tipos repo. A esto se suma que en solo dos sesiones inyectó más de 220.000 millones de euros. Por si esto no resultaba suficiente, el Banco Central Chino dejó la puerta abierta a aplicar nuevos estímulos en las próximas semanas, con el objetivo de que China alcance el crecimiento objetivo del 6% en 2020. Ya el año pasado la segunda potencial del mundo redujo su crecimiento al 6,1%, su dato más bajo en 29 años.

Principales cotizaciones

IBEX 35 9.316,80 0,71%
EUROSTOXX 50 3.577,68 0,14%
DOW JONES 26.957,59 -0,46%
USD x EUR 0,9188 -0,011%
Petroleo Brent 53,380 -2,857%

Solo tres valores del Ibex 35 escaparon de los ascensos: Cellnex se dejó un 0,66%, Endesa, un 0,53% y Red Eléctrica recortó un 0,36%. Los mayores ascensos corrieron a cargo de ArcelorMittal (5,13%), Siemens Gamesa (3,95%), IAG (3,79%) y Santander (3,61%). Todas las entidades del Ibex 35 cerraron la sesión al alza. Junto a la entidad que preside Ana Botín se incluyen el resto de bancos. BBVA avanzó un 2,58%; Sabadell, un 1,78%; Bankinter, un 1,16%; Bankia un 0,84% y CaixaBank, un 0,26%. Es decir, fueron los grandes valores del Ibex los que apuntalaron las subidas de la Bolsa española

Fuera del Ibex destacó la subida de OHL, que se anotó un 4,29% después de que la empresa confirmara que está negociando con la familia Amodio, dueños de la constructora Caabsa, la fusión de los negocios de construcción de ambas sociedades.

En Europa todos los sectores se anotan subidas con el de recursos básicos (3,5%), el de gas y petróleo 2,49%) y el tecnológico (2,48%) a la cabeza.

A pesar del respiro que otorgado por inversores, las miradas siguen puestas en China. El impacto económico del virus continúa siendo una incógnita. Lo único que se conoce es que las autoridades chinas van a revisar a la baja las previsiones de crecimiento para este 2020. La OPEP, que está reunida en Viena para evaluar el impacto real del coronovirus en la demanda, instó a China a que acelere los trámites para conocer las dimensiones reales del problema y tomar las medidas oportunas para poner freno a la caída del crudo, que en apenas dos semanas el Brent ha pasado de los 65 dólares a los 54,5. 

A falta de datos oficiales, los analistas y petroleras hacen sus cálculos. La británica BP que estima que el virus reduzca la demanda mundial de crudo entre 300.000 y 500.000 barriles de petróleo al día a lo largo de 2020. Esta cifra coincide con las estimaciones de a cuánto podría ascender el nuevo recorte de la OPEP y sus aliados. De hecho las previsiones de que el cártel recorte la producción fue suficiente para que el Brent pusiera freno a las caídas.

El mayor apetito por el riesgo tuvo dos efectos: la subida de las Bolsas y el repunte de las rentabilidades en el mercado secundario de deuda. Después de varias semanas en la que la compra de bonos por parte de los inversores ha llevado a los rendimientos de la deuda a registrar niveles de octubre y septiembre, en las últimas semanas los inversores ponen coto al rally. La rentabilidad de la deuda española a diez años cerró en el 0,27% frente al 0,24% previo. El bund alemán cerró en el -0,4% desde el -0,44% previo y la deuda americana concluye en el 1,6% frente al 1,53% del lunes.

"Dada la extensión de los cierres y la expansión del virus, que puede continuar durante marzo y abril, un efecto significativo sobre el crecimiento es muy probable", indica a Reuters el economista de JP Morgan Joseph Lupton. De hecho, pese a la mejora de las Bolsas, el mercado de materias primas, muy dependiente de la actividad de la economía real, sigue tocado.

El precio del mineral de hierro baja el 6% en el mercado chino tras caer ayer hasta el límite máximo permitido. El petróleo, por su parte, avanza un 0,9% después de desplomarse ayer por este mismo impacto, y también mejoran con timidez los precios de otros materiales como cobre, níquel o zinc.

Normas