Economía

España es el segundo país europeo en el que más crecerán las quiebras empresariales, según Coface

La ralentización económica agotó el efecto de la subida salarial de 2018, indica la aseguradora

España es el segundo país europeo en el que más crecerán las quiebras empresariales, según Coface
EFE

La mayor subida del salario mínimo de la democracia, del 21%, fue el primer gran acuerdo entre PSOE y Unidas Podemos, meses antes de anunciar que gobernarían juntos. Coface ha destacado en su conferencia anual de Riesgo de País, celebrada este martes en París, que ese “impulso” salarial se agotó el año pasado por la ralentización que sufrió la demanda interna desde mediados de 2019. La tasa de paro, indica la aseguradora, se estancará en el 13-14% y el tejido empresarial, gobernado por “pequeñas empresas con baja productividad”, lastrará la actividad. Coface prevé un incremento de las quiebras de compañías del 4% en España, solo por detrás de Polonia entre los países europeos.

El fracaso empresarial bajó un 0,3% en 2019 frente al año anterior. Pero en 2020 España será el sexto país en el que más aumenten las suspensiones de pagos entre los 26 que analiza el barómetro anual de la aseguradora francesa. La economía española avanzará a menor ritmo en 2020: un 1,6%. Para esta entidad, del grupo Natixis, el nuevo Ejecutivo resulta “de todo menos asegurado”, por lo que no descarta elecciones a corto plazo. El Gobierno, atado de manos, depende partidos independentistas como ERC para sacar adelante unos presupuestos “expansivos”, subraya la entidad. Las nuevas cuentas complicarán el cumplimiento del objetivo de déficit de la Unión Europea, aunque Coface refleja en su informe, presentado en la conferencia, una bajada de tres décimas del déficit (1,9%) y de 1,2 puntos porcentuales de la deuda pública.

Entre los riesgos que Coface identifica para la economía española, destaca el “alto paro estructural”. Para la aseguradora, el programa de PSOE y Unidas Podemos contempla una subida impositiva a las grandes compañías, lo que “no estimula” el mercado laboral español, muy dependiente de la “alta proporción” de “pequeñas empresas con baja productividad”, señala. En cuanto a la creación de empleo, la entidad considera que se está aminorando la marcha y en los próximos meses el paro se estabilizará en la barrera del 13-14%.

Sin embargo, la empresa otorga a España la máxima nota en clima empresarial (A1) y la segunda mejor en valoración de riesgo (A2, es decir riesgo bajo). De hecho, de los 13 sectores de actividad analizados, solo ve un “riesgo alto” en tres: el automovilístico por las nuevas regulaciones medioambientales; el energético por "una inversión pública insuficiente", explica Marcos Carias, responsable de Sur de Europa; y el textil tras "los malos resultados del sector en el segundo semestre de 2019", señala Carias.

Coface destaca que el sector manufacturero se resentirá por las tensiones globales, como la guerra comercial entre las dos mayores potencias. El “sólido superávit del turismo” y el crecimiento de sectores como el farmacéutico y el minero compensarán los riesgos de la industria, destaca esta empresa.

El proteccionismo crece un 40%

El proteccionismo ha ocupado un papel destacado en la Conferencia de Riesgo. Xavier Durant, director general de Coface, ha aseverado que “el proteccionismo ha crecido un 40% en comparación con los tres últimos años”. De las medidas aislacionistas adoptadas en todo el mundo entre 2017 y 2019, el 23% han afectado a China y Estados Unidos, enfrascados desde hace meses en una guerra comercial. La aseguradora ha anticipado que el comercio global apenas crecerá un 0,8% este año.

El Brexit asoma como otro flanco de inestabilidad para el comercio. John Bercow, hasta el año pasado speaker de la Cámara de los Comunes británica, ha destacado que Reino Unido se aproxima a un acuerdo con la Unión Europea por la vía canadiense: “Le da más libertad para comerciar pero que alargará los tiempos para conseguir un acuerdo con la UE. Reino Unido deberá luchar tras salir del mayor bloque comercial para el país, que es la Unión Europea”. Para Bercow, será “difícil” conseguir un acuerdo en el sector servicios, “que representa una parte importante del PIB británico”.

 

 

Normas
Entra en El País para participar