Distribución

El Corte Inglés absorbió Bricor tras perder 18 millones en su último año

Supercor mejoró su beneficio un 84% en el ejercicio fiscal 2018 y Sfera, un 40%

Bricor Pulsar para ampliar el gráfico

Bricor, la filial de El Corte Inglés dedicada a la venta de productos de bricolaje y jardinería, acabó su último ejercicio como sociedad igual que lo empezó: con pérdidas.

Un total de 18,2 millones de euros de números rojos durante el ejercicio fiscal que terminó el 28 de febrero del año pasado, más del doble de lo que registró en el anterior, tal y como reflejan las cuentas individuales de El Corte Inglés depositadas en el Registro Mercantil. El grupo de distribución había detallado los ingresos de esta vía de negocio, de 90,8 millones, casi un 16% menos, pero aún no su resultado neto.

De hecho, los números negativos de 2018 fueron los segundos más abultados de Bricor desde su creación en 2006. Solo los casi 19 millones que se dejó en 2011 superan esa cantidad.

El de Bricor se ha demostrado con los años como un negocio más que deficitario para El Corte Inglés. Desde que lo puso en marcha en 2006 esta filial acumuló unas pérdidas totales de casi 130 millones de euros, dentro de un sector dominado por Leroy Merlin y con nuevos contendientes como Bricomart.

En ninguno de los 13 ejercicios en los que se mantuvo como sociedad independiente dio beneficios. Su cima en cuanto a ingresos fue en el ejercicio 2016, con casi 115 millones de euros.
El Corte Inglés abrió el primer Bricor en diciembre de 2006 en Alcalá de Henares. En su informe financiero anual de ese ejercicio, el grupo de distribución explicaba la creación de este formato dentro de una “política de diversificación”, en un mercado “con potencial de futuro en el que existe un hueco para la innovación y para la propuesta de nuevos formatos, productos y servicios”.

Entonces se hablaba de unos primeros meses “por encima de las expectativas”. La estrategia de abrir grandes superficies de Bricor viró a una absorción de esta actividad dentro de los grandes almacenes de El Corte Inglés creando un nuevo formato, Bricor City. Las tiendas de gran formato quedaron en apenas cinco a cierre de 2018.

Finalmente, El Corte Inglés decidió absorber la actividad de su filial y liquidar Bricor SA, tal y como hizo antes con Hipercor, integrando sus magnitudes dentro de la cifra de negocios total de El Corte Inglés. De las filiales que componían el grupo a cierre del ejercicio 2018 solo esta dio pérdidas, además de la Editorial Centro de Estudios Ramón Areces.

El resto sí fue rentable, y en la mayoría de los casos incrementando sus ganancias netas. Fue el caso de Viajes El Corte Inglés, con 43,1 millones, un 51% más. Supercor ganó 30, un 84% más; la filial portuguesa, 29 millones, más de un 17%, y Sfera 17,6 millones, casi un 40% por encima del resultado de 2017. La aseguradora tuvo un beneficio neto de 37 millones, una mejora de 7,5%, mientras que la correduría tuvo un beneficio de 23,5, un 9,3% más.

Por contra, la división informática registró un beneficio de 21,1 millones de euros, un 25% por debajo del cosechado un año antes, en el que fue el último ejercicio completo bajo propiedad de El Corte Inglés, tras su venta en noviembre al grupo Gfi.

Se confirma de nuevo la compensación a Al Thani

Las cuentas individuales de El Corte Inglés recogen de nuevo la compensación a Primefin, controlada por el jeque catarí Hamad bin Jassim bin Jaber Al Thani, en cumplimiento el contrato que señalaba que recibirían nuevas acciones si no se cumplían ciertos objetivos. Eso elevó de forma prácticamente automática la participación de Al Thani al 10,33% con la entrega de nuevas acciones, como ya adelantó CincoDías en agosto de 2018.

Ya en las cuentas consolidadas de El Corte Inglés, conocidas el verano pasado, se confirmaba oficialmente de nuevo esa operación por la que Al Thani recibía un 0,33% del capital de El Corte Inglés, valorado en 33,35 millones. Como adelantó entonces CincoDías, las compraventas con acciones propias derivadas de la operación por la que Primefin, sociedad del inversor catarí Hamad Bin Jassim Al Thani, pasó a controlar el 10,33% del capital revelaron que la última tasación de la empresa sobre sí misma ascendía a 7.000 millones.

Normas
Entra en El País para participar