'Fintech'

El neobanco francés para empresas Qonto obtiene el IBAN español

La compañía, que ha lanzado un servicio de 'IVA localizado', espera obtener la licencia de crédito a lo largo de este año

Carles Marcos i Guàrdia, director de Qonto en España.
Carles Marcos i Guàrdia, director de Qonto en España.

Qonto, el neobanco francés para empresas y autónomos, ha obtenido el IBAN español para sus cuentas, un logro con el que confían poder impulsar su crecimiento en España, donde desembarcó hace siete meses. “Aunque la UE aprueba que cualquier IBAN procedente de Europa tiene que ser aceptado, no siempre se cumple, y algunos de nuestros clientes se encontraban con fallos de tipo técnico cuando tenían que domiciliar cobros con algunos proveedores de pago recurrente, algo que ahora se eliminará”, dice Carles Marcos i Guàrdia, director de Qonto en España.

La compañía, fundada en 2016, cuenta con 65.000 clientes en Francia, Italia, Alemania y España. No dan datos locales, pero el directivo no tiene dudas de que el IBAN local les impactará positivamente en la captación de clientes, que duplicaron, dice, en el último trimestre de 2019.

“Es difícil predecir cuánto podremos crecer en clientes por este hecho, pero sabemos que la falta del IBAN español era la principal razón que llevaba a las empresas a no completar su registro en Qonto, y era de hecho la funcionalidad más pedida”, continúa Marcos i Guàrdia. Este insiste que ahora darán confianza al cliente de que podrá domiciliar sus recibos en su cuenta y hacer transferencias sin los problemas citados. “Tampoco se encontrarán ya con proveedores que no les permitan suscribirse a sus servicios con un IBAN que fuera extranjero”.

Todos los clientes que abran cuenta con Qonto en España a partir de ahora obtendrán directamente el IBAN español; los clientes ya antiguos, deberán solicitar el cambio si así lo desean o podrán seguir con el francés.

Más allá de este avance, la fintech trabaja ya en el diseño de nuevos servicios que lanzará en cuanto obtenga la licencia de crédito, algo que solicitaron el pasado año y que prevén ocurra antes de que acabe 2020, y en los procesos internos necesarios para poder ofrecerlos.

“Somos la fintech en Europa que ha llegado más pronto a una financiación superior a 100 millones. N26 tardó 4 años, Revolut 3 y nosotros 2,5”

“Ahora tenemos la licencia de pagos que nos permite ofrecer servicios más vinculados a obtención de cuentas y de tarjetas. Son servicios que facilitan mucho la vida a las pymes, pero una pata clave para estas empresas es la financiación, el cash flow, así que la obtención de esa licencia nos abrirá la puerta a un amplio abanico de servicios y ya podremos decir de forma oficial que somos un banco”, continúa Marcos i Guàrdia. El directivo no se aventura a avanzar qué servicios serán los primeros que lancen, pero sí tendrán que ver con tarjetas de crédito, factoring, leasing o pólizas de crédito. “Investigaremos cuáles interesan más para priorizarlos”, subraya.

La firma ya lanzó en noviembre otro servicio: el IVA localizado. “Una de las ventajas de Qonto es que facilita a las empresas el procesamiento de gastos de sus empleados. Permitimos al director general o financiero emitir tarjetas de débito muy rápido y con un límite a cualquier empleado, lo que evita que los trabajadores tengan que avanzar su dinero y pasar todos los tickets a final de mes o al trimestre para que se los paguen. Ahora, con el nuevo servicio tenemos un OCR de modo que cuando al empleado le dan un ticket de caja, hace una foto desde nuestra aplicación y nosotros automáticamente detectamos la tipología de IVA que aplica. Esa funcionalidad facilita mucho la tarea a las empresas a la hora de hacer la declaración de IVA trimestral”.

Para impulsar su crecimiento, Qonto cuenta con una potente inyección de capital. Hace dos semanas, la firma anunció el cierre de una ronda de financiación de 104 millones de euros en la que han participado Tencent, el inversor tecnológico DST Global (que incluye en su cartera a empresas como Facebook, Airbnb, Alibaba o Spotify) y dos de los business angel con más experiencia en el ámbito fintech: Taavet Hinrikus, cofundador y CEO de Transferwise, e Ingo Uytdehaage, responsable financiero de Adyen.

“Somos la fintech en Europa que ha llegado más pronto a una financiación superior a 100 millones de euros. N26 tardó 4 años, Revolut tres y nosotros 2,5”, remarca el directivo, que confía en la experiencia de sus inversores para hacer crecer empresas muy rápido. Durante 2019, el volumen de transacciones de Qonto en los cuatro países donde opera (Francia, España, Italia y Alemania) superó los 10.000 millones de euros y el beneficio de la compañía se cuadruplicó en comparación con el alcanzado en 2018, aunque no detallan más las cifras. Qonto ha captado hasta ahora 136 millones de euros desde su financiación.

Normas
Entra en El País para participar