Banca

Torres: “No hay ninguna posibilidad de que yo tenga algo que ver con el caso Villarejo”

El presidente de BBVA asegura que el escándalo con el ex comisario "no ha tenido impacto ni en el negocio ni en la reputación del banco"

Carlos Torres Vila, presidente del BBVA durante la presentación de resultados.
Carlos Torres Vila, presidente del BBVA durante la presentación de resultados.

El presidente de BBVA, Carlos Torres, ha defendido que "no hay ninguna posibilidad" de que él tenga algo que ver con el caso Villarejo, un escándalo que, en su opinión, no ha tenido impacto ni en el negocio ni en la reputación del banco, que, incluso, ha elevado los clientes cuando más visibilidad tenía en prensa este asunto. En España, de hecho, ha asegurado que ha captado 490.000 clientes el pasado año, en línea con lo que lleva captado en los últimos años.

"Esto lo puedo decir claramente. No hay ninguna posibilidad de que yo tenga nada que ver con estos asuntos. Eso lo conozco personalmente", ha declarado con rotundidad, para añadir más tarde "hay una situación de tranquilidad total y de confianza total en BBVA". 

Torres que el pasado 20 de diciembre cumplió un año como presidente del grupo bancario subrayó durante la presentación de resultados de 2019 del banco que "cuanto antes se esclarezcan los hechos, mejor". en relación a si teme que, tras el levantamiento del sumario del 'caso Villarejo', él pueda aparecer implicado.

Al ser preguntado sobre si seguía confiando en la inocencia de su antecesor, Francisco González, imputado en el caso, el actual presidente alegó que no podía hablar de otras personas, alegando que el caso Villarejo está judicializado y no puede hacer referencia a ninguna persona. "Me vais a permitir sobre esta cuestión y sobre todas las que tienen que ver con personas no hacer comentarios. No podemos hablar sobre personas habiendo, como hay, un proceso judicial en marcha", subrayó.

Un año antes el banquero sí comentó que estaba dispuesto a poner la mano en el fuego por su predecesor. 

Torres también ha sido preguntado por la posibilidad de que tenga que dimitir si el consejo de administración es imputado, y ha aclarado que habría que ver las circunstancias y la idoneidad de la persona.

No hay automatismo, ha añadido Torres, que ha insistido en que él no tiene ninguna conexión con los hechos.

También ha explicado que ya tiene prácticamente cerrados los cambios que debe acometer el consejo por la finalización del mandato de algunos representantes del máximo órgano de gobierno de la entidad, y ha aclarado que no ha tenido ninguna dificultad para fichar a nuevos consejeros para el banco.

El banquero también ha defendido que el BBVA no tiene responsabilidad en este asunto, y eso es lo que transmitió el representante legal del banco en su declaración ante la Audiencia Nacional.

"Hemos trasladado a la Audiencia Nacional toda la información relevante obtenida. El representante legal del banco prestó declaración durante bastantes horas, y como parte de esa declaración, hemos trasmitido que BBVA no tiene responsabilidad en este asunto", ha asegurado.

Para Torres, los resultados comunicados hoy por el banco muestran la fortaleza del negocio en España y que el caso Villarejo no ha tenido ningún impacto en el negocio de la entidad, ni tampoco en el mercado, donde las emisiones de deuda realizadas este año han tenido una buena acogida.

Sobre este asunto, el presidente de BBVA ha subrayado que lo que importa es la investigación judicial, y lo que quiere el banco es que se esclarezcan los hechos cuanto antes, y que se levante el secreto de sumario.

"Estamos esperando que se levante el secreto de sumario, y luego tomaremos las mejores decisiones", ha precisado Torres. El juez levantará este secreto de sumario previsiblemente el próximo martes 4 de febrero.

Sobre la petición de información que realizó el Banco Central Europeo (BCE) a la Audiencia Nacional sobre este caso, ha explicado que la entidad no podía compartirla con el supervisor al estar en secreto de sumario.

Torres explicó que el caso Villarejo no ha afectado a la reputación ni al negocio del banco. "Ha sido un año espectacular", reivindicó, apelando al "récord" logrado en resultados, solvencia e ingresos, al crecimiento del negocio y la revalorización de la acción como el mejor baluarte de que no le ha
perjudicado. "A la vista de los resultados está la fortaleza de nuestro negocio en España", presumió, y sostuvo que el banco sigue atrayendo "al mismo número de clientes y no hay impacto, sobre todo, en un mercado tan saturado como es el español".

Normas
Entra en El País para participar