Ferrovial seguirá fuerte en Reino Unido a la espera de un impulso a la obra pública tras el Brexit

Prevé elevar un 11% anual su ebitda hasta 2024 y se marca un objetivo del 3,5% de margen de ebit en el área de construcción

Rafael del Pino, presidente de Ferrovial.
Rafael del Pino, presidente de Ferrovial.

Reino Unido se mantiene como destino estratégico de Ferrovial en el nuevo plan estratégico Horizon 2020-2024 a pesar de las dudas que pueda arrojar el Brexit. De hecho, será fundamental en el desarrollo de la compañía si se cumplen las expectativas de ver lanzada la ampliación del aeropuerto de Heathrow con una tercera pista y se confirma el impulso inversor previsto tras la salida de la Unión Europea. "Somos optimistas respecto a los planes de inversión del país, con notables proyectos en el norte, el desarrollo de la alta velocidad o los planes de Transport for London", ha señalado esta mañana el consejero delegado de Ferrovial, Ignacio Madridejos.

Además de Reino Unido, donde la empresa está en pleno proceso de desinversión en el área de Servicios con la venta de Amey, Ferrovial apuesta fuerte por Estados Unidos, Canadá, Polonia, España, Chile, Colombia y Perú. Un ramillete de destinos entre los que no figuran otros mercados abonados por constructoras y concesionarias españolas como Oriente Medio, Australia, Sudeste Asiático, Brasil o México. "Para actuar en Australia necesitaríamos comprar una empresa local y no lo vamos a hacer", ha subrayado Madridejos, "nuestros destinos, con estabilidad regulatoria,  responden a las oportunidades para generar negocio concesional".

El grupo va a activar un plan de eficiencia con el que se prevé recortar costes en 50 millones anuales, lo que representaría un ahorro de 250 millones a finales de 2024

Ferrovial pretende avanzar en su perfil de concesionaria de infraestructuras, con lo que también alimenta su división de construcción. Horizon 2020-2024 se apoya sobre unos activos concesionales, esencialmente el aeropuerto de Heathrow, la autopista 407ETR de Toronto y las carreteras de peaje dinámico en EE UU, que van a generarle 4.000 millones en dividendos en los cinco años que abarca el plan estratégico. A partir de esta base, la empresa está desarrollando nuevas concesiones de infraestructuras por 12.000 millones de euros.

Más rendimiento

El CEO Madridejos ha desvelado esta mañana el reto de mejorar un 11% anual el ebitda y alcanzar un margen de ebit en el área de construcción del 3,5%. Una de las claves reside en un plan de eficiencia con el que se prevé recortar costes en 50 millones anuales, lo que representaría un ahorro de 250 millones a finales de 2024. Ferrovial asegura no pensar en recortes de personal, pero sí trabaja en la centralización de sus procesos en un centro de servicios compartidos que será liderado por el director Económico-Financiero, Ernesto López Mozo.

Respecto a la remontada esperada en Construcción, al cierre del tercer trimestre de 2019 Ferrovial presentaba un margen negativo de ebit del 9,3% en esa división, frente el 2,3% positivo que declaró a septiembre de 2018. La cuenta de resultados se ha resentido gravemente por las duras provisiones realizadas en 2019 por obras en Estados Unidos. El nuevo retos del 3,5% de ebit sobre ventas no es más que "el registro que históricamente ha mantenido Ferrovial".

Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Polonia, España, Chile, Colombia y Perú son los ocho mercados estratégicos para Ferrovial

El estreno de plan estratégico se produce tres meses después de la llegada del nuevo consejero delegado y coincide con la salida del negocio de servicios, división que se está vendiendo por mercados ante la falta de apetito por el negocio completo.

Sin comprometerse con pay out alguno, la compañía dice enfocarse en el retorno al accionista. Ante la previsión de engordar su caja en los próximos cinco años con la repatriación de 4.000 millones de euros en dividendos, Madridejos ha argumentado que la política de dividendos es flexible y está íntimamente relacionada con las oportunidades de inversión.

Venta de activos maduros

En la presentación remitida a la CNMV se mantiene la rotación de activos como uno de los pilares de reinversión en nuevos negocios. En el caso de los aeropuertos, con Ferrovial muy expuesta a Reino Unido, la hoja de ruta marca un foco geográfico más amplio. En Construcción, se irán abandonando los mercados no estratégicos y se espera que alrededor del 25% de los ingresos esté relacionado con la construcción de activos en concesión para el propio grupo. "No queremos ser más grandes en construcción sino más rentables", afirma Madridejos.

La división representada por marcas como Ferrovial Agroman, Budimex o Webber va a facturar en 2019 unos 5.400 millones y el objetivo es mantener un perímetro que ofrezca ventas entre 5.000 y 6.000 millones.

La apuesta por una estrategia a largo plazo ya es, por sí misma, una novedad para una compañía que venía planificando ejercicio a ejercicio. El foco se ha puesto en las infraestructuras de transporte sostenible, si bien se busca una mayor presencia en las infraestructuras para la gestión del ciclo del agua, movilidad inteligente y en las de transporte y distribución de electricidad. En este último punto, el mercado objetivo es Latinoamérica y la empresa está abierta a comprometer pequeños niveles de capital en proyectos en concesión.

Desde el punto de vista medioambiental, el desafío es llegar a 2030 con un recorte del 32% en las emisiones contabilizadas en 2009. La empresa pretende ser neutras en emisiones de carbono en 2050.

Normas
Entra en El País para participar