Infraestructuras

Sacyr levanta su negocio concesional con 7.000 millones de financiación en tres años

Culmina 2019 con un récord de 3.700 millones en cierres financieros. La cifra de 2018 ascendió a 752 millones, y en 2017 obtuvo 2.500

Manuel Manrique, presidente de Sacyr.
Manuel Manrique, presidente de Sacyr.

Sacyr salió de la crisis con una clara apuesta por la construcción y operación de infraestructuras y el mercado bancario, también el de deuda, han respaldado la iniciativa. La división de concesiones ha culminado 2019 con cierres financieros por 3.711 millones de euros, lo que supone un registro histórico para la compañía que preside Manuel Manrique.

La cifra, que refleja su avance en el competido mercado concesional, está muy por encima de los 752 millones de financiación captada por la empresa en 2018 y de los 2.537 millones que Sacyr consiguió levantar en 2017 para sus autopistas y demás activos adjudicados en régimen de concesión. La suma total en los tres últimos ejercicios de acelerón resulta la cifra redonda de 7.000 millones.

El grupo está nutriendo sus ingresos por obra civil durante la fase de construcción y se dispone a incrementar el ebitda y resultado neto, con la consiguiente subida de márgenes, en la fase de operación. Durante todo 2019 Sacyr ha resaltado esta apuesta por las concesiones, en línea con la estrategia de Ferrovial o ACS, como mensaje para dar seguridad a sus inversores. Y hace hincapié en el perfil de las entidades que acuden a sus projet finance para trasladar confianza. Una estrategia de comunicación que se repetirá en la presentación de los resultados del ejercicio.

Sacyr Concesiones levantó crédito en 2019 para nueve activos por construir

En este 2019 de fuerte actividad para la compañía ha contado con el acompañamiento de entidades internacionales como Goldman Sachs, Société Générale, Bank of China, Santander, Banco de Chile, Crédit Agricole y SMBC; entidades multilaterales como BID, Opic y CAF, y los fondos BlackRock, JP Morgan y BTG Pactual.

Tras la venta de Itínere a finales de 2008, acuciada por el volumen de su deuda, Sacyr ha rearmado Sacyr Concesiones y mantiene abierta en estos primeros meses de 2020 la actividad de financiación con activos como los chilenos Ruta 5, Ruta 66 y el aeropuerto de Chacalluta, o la A3 italiana.

Nueve operaciones

Goldman Sachs, Santander, SG, Bank of China o Blackrock, entre los acreedores

Los cierres financieros y refinanciaciones de 2019 afectan a nueve activos. En Chile, la Sociedad Concesionaria Américo Vespucio Oriente (50% Sacyr) ha levantado 840 millones de crédito, con previsión de entrada en operación en 2022.

El Ferrocarril Central de Uruguay ha precisado 855 millones de dólares (unos 765 millones de euros) de financiación, 155 millones de dólares de aportación directa del consorcio liderado por Sacyr y 60 millones de dólares en anticipos de la Administración. La cartera de ingresos es de 2.200 millones en 18 años.

La colombiana Autopista al Mar 1 (37,5% Sacyr Concesiones) ha captado 2,19 billones de pesos (630 millones de euros). También en Colombia se ha producido el cierre financiero de la carretera de 83 kilómetros Rumichaca-Pasto, en manos de Concesionaria Vial Unión del Sur (60% de Sacyr), con 1,8 billones de pesos (513 millones de euros).

La quinta concesionaria, Rutas el Este en Paraguay (60% de Sacyr) ha obtenido 500 millones de dólares (440 millones de euros), incluida la emisión de un bono, para financiar el desdoblamiento de las dos principales carreteras del país, Rutas 2 y 7. Los accionistas han aportado en este caso 70 millones de euros.

En Colombia se han financiado los dos últimos activos, por el volumen de los créditos. La concesionaria Montes de María (100% Sacyr Concesiones) levantó 185 millones de dólares para obras en las autopistas Puerta de Hierro-Palmar de Varela y Carreto-Cruz del Viso. La autopista Pamplona-Cúcuta, por su parte, ha precisado un crédito puente de 90 millones de dólares para el arranque de la fase de construcción y Sacyr, titular del 100% del capital, está embarcada en la búsqueda de la financiación para construir 47 kilómetros y rehabilitar otros 67.

Respecto a las dos refinanciaciones, la principal se ha producido en Chile, por parte de la sociedad concesionaria del hospital de Antofagasta, con la emisión de dos bonos por un total de 254 millones. En España, Sacyr ha refinanciado 20 millones de euros de deuda de Las Setas, en Sevilla.

Una división con 30.000 millones en cartera

Perfil concesional. El 77% del ebitda total de Sacyr a septiembre de 2019 venía de activos concesionales: infraestructuras de transporte, instalaciones de tratamiento de residuos, plantas de tratamientos de agua y plantas energéticas. Al cierre del año, la cartera de Sacyr Concesiones, con 35 activos, roza los 30.000 millones, el 82% en el exterior.

Operaciones por 752 millones en 2018. La refinaciación de la autopista andaluza Málaga-Las Pedrizas fue la gran operación financiera de Sacyr el año pasado, con la emisión de bonos por 229 millones. También refinanció, Autovía del Arlanzón, en Burgos, por 145 millones; firmó créditos puente por 148 millones en Colombia y Paraguay, y logró 88 millones de crédito para su hospital en México, entre otras operaciones.

El crédito para la Pedemontana-Veneto marcó 2017. Sacyr destacó hace dos años por la mayor emisión de bonos, por 1.517 millones, para arrancar la construcción de un proyecto concesional en Europa. Fue para la autopista italiana Pedemontana-Veneto. Otras financiaciones correspondieron a la mexicana Pirámides-Tulancingo-Pachuca, con 106 millones, o las Rutas 21 y 24 de Uruguay, por 76 millones de euros.

Normas
Entra en El País para participar