Factura de la luz: así serán las nuevas tarifas y horarios más baratos

El BOE publica la circular de peajes de electricidad, aunque la nueva metodología no se aplicará previsiblemente hasta 2021

Peajes de electricidad
Lámparas en una tienda en Madrid

Los grandes cambios previstos en la factura de la luz ya son oficiales, aunque no se aplicarán hasta dentro de unos meses. El Boletín Oficial del Estado ha publicado este viernes la circular de la CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia) por la que se establece la metodología para el cálculo de los peajes de transporte y distribución de electricidad. Ello implicará un vuelco para el recibo eléctrico de los clientes domésticos, tanto para los clientes que tienen la tarifa regulada como para los que están en el mercado libre. Entre las principales novedades, introduce por primera vez una fórmula para contratar varias potencias (para usuarios con coche eléctrico) y trae cambios en las franjas horarias de las tarifas (habrá horas punta, llano y valle).

La circular entra en vigor este sábado pero la metodología no se aplicará a los consumidores hasta el cálculo de los peajes del año que viene. Entretanto, seguirán en vigor los peajes de 2019, ya que el pasado mes de diciembre, el Gobierno decidió prorrogar para 2020 los peajes del año pasado, una prórroga que previsiblemente se prolongará todo el ejercicio.

¿A qué consumidores se aplicarán los cambios?

La CNMC explica que a los consumidores que están en el mercado regulado (PVPC, Precio Voluntario al Pequeño Consumidor) automáticamente se les aplicarán los nuevos periodos de discriminación horaria en los precios de la electricidad (horas punta, llano o valle). Para quienes estén en precio libre, cada cliente tendrá que estudiar con detalle los productos que le ofrezca la compañía eléctrica.

Consumo de electricidad de pequeños consumidores

Uno de los grandes cambios está en las tarifas de acceso. Las seis tarifas actuales de los consumidores domésticos (2.0A, 2.0DHA, 2.0DHS, 2.1A, 2.1DHA, 2.1DHS) pasarán a una sola, la 2.0 TD. Es decir, a partir de ahora, los suministros conectados en redes de tensión no superior a 1 kV con potencia contratada inferior o igual a 15 kW (incluye la mayoría de clientes y prácticamente todos los hogares) tendrán el peaje 2.0 TD.

Fuente: CNMC ampliar foto
Fuente: CNMC

Dependiendo de la hora a la que se consuma la electricidad habrá diferentes precios. Para el peaje 2.0 TD, se establecen tres periodos de discriminación horaria: periodo 1 (punta), periodo 2 (llano) y periodo 3 (valle).  El más caro (hora punta) será por la mañana, entre 10 y las 14 horas y por la tarde noche entre las 18 y las 22 horas. El precio medio (hora llana) será por la mañana de 8 a 10,  por la tarde de 14 a 18 y por la noche de 22  a 24 horas. El más barato (hora valle) será entre las 0 y las 8. Todos esos horarios se aplicarán en la Península, Islas Baleares y Canarias, según la CNMC. En Ceuta y en Melilla, los periodos empiezan y terminan una hora más tarde, excepto en el caso del periodo llano en el tramo de 23 a 24 horas. 

Además, se consideran periodo valle los sábados, los domingos, el 6 de enero y los días festivos de ámbito nacional, definidos como tales en el calendario oficial del año. Se excluyen tanto los festivos sustituibles como los que no tienen fecha fija.

Contratar diferentes potencias

Con el sistema actual, el cliente contrata una determinada potencia: 2.3 kW; 3.45 kW; 4.6 kW: 5.75 kW; 6.9 kW ; 8.05 kW, etcétera. Cuando los cambios en la factura entren en vigor, el cliente podrá contratar distintas potencias para distintas horas.

Por defecto, el usuario tendrá la que utiliza normalmente, explica la CNMC en su blog. Pero si, por ejemplo, el cliente quiere cargar un coche eléctrico o necesita más potencia para algún uso concreto, podrá aumentar la potencia contratada entre las 0 y las 8 horas y en ese horario pagará mucho menos por ese término de potencia mayor.

Por otra parte, para el término de potencia (precio que el usuario paga por esta potencia) se aplicará una discriminación horaria de dos periodos, punta y valle. El periodo punta del término de potencia  es de 8 a 0 (agrupa los periodos punta y llano de la discriminación horaria de la energía). El periodo valle de la discriminación horaria de la potencia será de 0 a 8 (se corresponden con el periodo valle (P3) de la discriminación horaria de tres periodos).

Exceso de potencia: ¿saltarán los plomos?

Actualmente, los contadores inteligentes llevan incorporado un ICP (Interruptor de Control de Potencia), lo que supone que sí se interrumpirá el suministro si se sobrepasa la potencia contratada. Pero en el caso de que el cliente quiera evitar que el suministro se detenga, tendrá que instalar un  maxímetro, (por ejemplo, en las comunidades de propietarios para que no se pare el ascensor o una familia que tiene en casa un enfermo con respiración asistida).

En caso de instalar maxímetro, la electricidad no se interrumpe y el cliente tendrá que vigilar la potencia que ha contratado para evitar subidas de la factura.  A partir de ahora, en el caso de que la potencia demandada sobrepase en cualquier periodo horario el 105% de la potencia contratada, esta energía se cobrará con un recargo, lo que podría disparar el recibo. 

Los consumidores ¿pagarán más o menos en su factura?

Dependerá de cada cliente. La CNMC señaló el pasado mes de diciembre, cuando envió al consejo de Estado la circular, que como consecuencia de la nueva metodología de retribución de al transporte y distribución, los peajes de los consumidores "se reducirán por término medio el 5,6% respecto al ejercicio 2019". No obstante, el organismo aseguró que el impacto será "diferente por colectivo de consumidores".

Periodo transitorio

Según recoge la norma, las empresas distribuidoras y comercializadoras adaptarán los equipos de medida, los sistemas de facturación y los contratos "antes del 1 de noviembre de 2020". Por su parte, la CNMC adaptará los ficheros de intercambio de información entre distribuidores y comercializadores en el plazo de tres meses desde la publicación de

La circular establece que el consumidor tendrá derecho a adaptar las potencias contratadas por periodo horario a los periodos definidos en la circular sin coste alguno, independientemente de si hubiera realizado un cambio de potencia en los 12 meses anteriores.

¿Qué son los peajes eléctricos?

Los peajes que pagan todos los consumidores recogen una serie de costes del sistema y representan una parte importante de la factura de la luz (aproximadamente la mitad). Además de los peajes, el resto de la factura eléctrica la constituyen los impuestos (alrededor del 20%) y la energía consumida (entre el 30% y el 40%).

Los peajes recogen por un lado los costes de distribución y transporte del sistema. A ello se suman otros cargos (pagos relacionados con otros aspectos regulados del sistema), que hasta ahora se incluían como peajes, pero que la UE ha obligado a diferenciar. La aplicación de la circular de peajes será efectiva cuando el Ministerio para la Transición Ecológica publique los nuevos cargos que se aplicarán en la factura, ya que ambos (distribución y cargos) se tienen que aplicar simultáneamente en sustitución de la tarifa de acceso actual.

Normas