Carrefour mantuvo ingresos en España en 2019 pero volvió a caer a nivel global

El grupo de distribución francés ingresó 80.735 millones

Logotipo de Carrefour en uno de sus hipermercados.
Logotipo de Carrefour en uno de sus hipermercados.

Carrefour, el gigante francés de la distribución, registró su segunda caída anual de ventas de forma consecutiva en 2019, año en el que registró una facturación de 80.375 millones de euros, una caída del 0,4% respecto a las cifras del año anterior, según los datos comunicados por la empresa.

Un resultado lastrado por el efecto divisa, sobre todo en Brasil, y por su negocio petrolero, sin el cual la cifra de negocios se hubiese anotado un alza del 3,1%, misma proporción en la que crecieron las ventas comparables del grupo en sus distintos formatos comerciales. Sin embargo, sus ingresos se resintieron de forma destaca en su mercado más importante, Francia, que explica casi la mitad de toda su facturación. Allí las ventas totales decrecieron un 2,4%, y también las comparables, un 0,1%. La caída fue más aguda en su formato hipermercado, del 3,6% en conjunto y del 2,1% en ventas comparables.

No fue así en España, el segundo mercado europeo más importante para la enseña, donde el crecimiento no puede considerarse ni mucho menos espectacular, aunque al menos esquivó un año en negativo. Las ventas en territorio nacional fueron de 9.723 millones, un 0,4% más. Sin los ingresos que aportan las gasolineras el avance sería inexistente, quedándose en el mismo nivel que en 2018. En ventas comparables entre tiendas el alza fue de apenas el 0,1%.

El número de tiendas de Carrefour instaladas en España a 31 de diciembre de 2019 era de 1.149, de los cuales 205 eran hipermercados, 111 supermercados y 810 formatos de conveniencia, lo que la empresa llama Carrefour Express. Al cierre de 2018 contaba con 1.088 establecimientos en territorio español, por lo que el crecimiento en el último año ha sido del 5,6%.

“El año 2019 marca un hito importante para nuestro grupo, con un crecimiento sólido y rentable. Nuestro plan de transformación está dando sus frutos: las numerosas iniciativas sobre la transición alimentaria, el comercio electrónico y la competitividad son percibidos positivamente por nuestros clientes y confirman la relevancia de nuestro modelo omnicanal”, valoró en un comunicado el presidente y consejero delegado de Carrefour, Alexandre Bompard.

Una de las apuestas más decididas de la compañía ha sido la oferta de alimentos de la categoría bio. Según los datos ofrecidos ayer, las ventas de este tipo de productos en el conjunto del año crecieron un 25%, alcanzando los 2.300 millones de euros. Carrefour anticipó que cerró el año con un resultado operativo de 2.090 millones de euros, 145 millones más de lo que obtuvo en 2018.

Normas
Entra en El País para participar