Banca

La rentabilidad de la banca española baja, aunque mejora su capital y eficiencia

Las mayores provisiones hacen que su rentabilidad sobre recursos propios (ROE) descienda dos puntos y se sitúe en el 7,12% desde el dato anterior del 8,17%

Fachada del Banco de España. EFEArchivo
Fachada del Banco de España. EFE/Archivo EFE

Las entidades financieras españolas han visto caer su rentabilidad sobre recursos propios (ROE) al 7,12% a finales de septiembre pasado, desde el 8,17% al que habían arrancado el ejercicio, con el aumento de los saneamientos, mientras que reforzaron la hucha de capital y mejoraron en eficiencia.

Se trata del menor ratio de rentabilidad desde el 6,96% contabilizado al cierre de 2007 y coincide con una caída interanual del beneficio sectorial del 16,3%, hasta los 14.775 millones de euros, por dicha mayor carga de provisiones.

Los expertos esperan, de hecho, que la banca registre este año su primer descenso de beneficio desde el año 2012, después de que los grandes bancos hayan anunciado millonarios saneamientos extraordinarios.

El Santander lo hará, por ejemplo, por el ajuste en el fondo de comercio de su filial en Reino Unido, el BBVA por un impacto similar en el negocio de EEUU y Caixabank por el coste del ERE.

Los datos sobre la rentabilidad proceden de las estadísticas supervisoras publicadas este miércoles por el Banco de España, que reflejan una mejora en todos los demás ratios económicos y financieros claves de la industria.

El colchón de capital de nivel 1 ordinario (CET1) subió al 12,46%, desde el 12,45% del trimestre previo; y aumentó del 15,64 al 15,67% en el mismo periodo la hucha total de solvencia.

La tasa de eficiencia, que mide el porcentaje de los ingresos consumidos por los gastos de explotación, bajó a la vez del 54,29 al 53,22%, si bien continúa por debajo del 53,30% con que despidió el año 2018.

También mejoró la exposición a activos dañados, ya que la ratio de morosidad cae en el trimestre del 2,56% al 2,45%, y la hucha de provisiones construida cubre el 43,07% de los préstamos dudosos a finales de septiembre, por encima del 42,77% que lo hacía en junio.

La cuenta de resultados también mejora en epígrafes como el margen de intereses, que crece un 3,24% pese al escenario de tipos de interés al cero por ciento; o la recaudación por comisiones, cuya partida sube un 2,49%.

Sin embargo, el beneficio disminuye un 16,31% interanual, al descender un 63% los resultados cosechados por operaciones financieras y por la mayor carga de saneamientos.

La morosidad se sitúa en el 5%, la más baja en una década

La morosidad de los créditos concedidos por los bancos, cajas y cooperativas a particulares y empresas se redujo ligeramente el pasado mes de noviembre, hasta situarse en el 5%, frente al 5,09% de octubre.

La tasa de mora se colocó prácticamente un punto porcentual por debajo del dato de un año antes, cuando se situó en el 6,01%, y ha marcado un nuevo mínimo desde finales de 2009, cuando sobrepasó el umbral del 5% por primera vez desde 1996, según datos del Banco de España.

Así, la morosidad, que rompió en agosto con seis meses a la baja por un descenso del crédito total concedido, prosigue con la tendencia bajista de los últimos años, situándose 8,6 puntos por debajo del máximo histórico marcado en diciembre de 2013, cuando se colocó en el 13,6%.

Los créditos dudosos cayeron en noviembre por décimo mes consecutivo, hasta los 60.307 millones de euros, lo que supone 483 millones menos que en octubre y 13.262 millones por debajo del mismo mes de 2018.

Esta cifra incluye el cambio metodológico en la clasificación de los Establecimientos Financieros de Crédito (EFC), que, desde enero de 2014, han dejado de ser considerados dentro de la categoría de entidades de crédito.

Sin incluir los cambios metodológicos, la ratio de morosidad se situaría en el 5,15%, puesto que el saldo de crédito fue de 1,169 billones de euros en noviembre de 2019 al excluirse el crédito de los ECF.

Asimismo, el crédito total del sector ascendió un 1,1% en noviembre, hasta los 1,2 billones de euros, su primera expansión tras cuatro meses de caídas, mientras que en términos interanuales cayó un 1,53%.

Las entidades financieras provisionaron hasta 37.433 millones de euros en noviembre de 2019, lo que supone una reducción del 0,87% respecto al mes anterior.

Un año antes, este 'colchón' se situaba en 45.973 millones de euros, por lo que en términos interanuales registró una caída del 18,65%.

Normas
Entra en El País para participar