El agotamiento del turismo y los servicios a empresas recortan a la mitad el nuevo empleo

MapowerGroup prevé la creación de 261.000 empleos este año, frente al medio millón que se generaron cada año entre 2015 y 2018

Previsiones ocupación Pulsar para ampliar el gráfico

El mercado de trabajo español aún no ha recuperado los 3,8 millones de empleos que llegó a perder durante la crisis (entre el final de 2007 y de 2013). Pero desde que se inició la recuperación económica a principios de 2014, ha logrado crear 2,9 millones de puestos de trabajo. Si bien, no será hasta más allá de 2022, por lo menos. cuando España recupere el nivel máximo de empleo precrisis, según las estimaciones del catedrático de la Universidad Autónoma de Barcelona, Josep Oliver, que elabora el Índice de empleo 2020 para ManpowerGroup.

En este exhaustivo informe sobre la marcha del mercado de trabajo, Oliver, apunta a una clara desaceleración en la creación de empleo en 2020 y algo menor en 2021. Concretamente sus previsiones estiman a una creación de unos 260.000 empleos en el presente ejercicio y otros 270.000 en 2021. Esto representa crecimientos de ocupación, medido por la Encuesta de Población Activa (EPA) del 1,3% y 1,4% anual respectivamente. Estos volúmenes de generación de empleo son la mitad de lo que la economía española viene creando en la etapa de recuperación.

Así, el aumento que prevén para 2020 es notablemente inferior a los 350.000 nuevos puestos con los que los autores de este trabajo calculan que se cerró 2019, tras registrar un crecimiento del 1,8%. Pero las cifras para 2020 y 2021 quedan aún más lejos de los registros de creación de empleo entre 2015 y 2018, ambos inclusive, con aumentos interanuales de empleo de entre el 2,6% y el 2,9% (alrededor de medio millón de nuevos puestos de trabajo cada uno de estos años. “Esos niveles de creación de empleo son una lotería, pero no son ni mucho menos los esperables a partir de ahora”, dijo Oliver, quien explicó los dos motivos por los que el empleo se desacelerará.

El primero de ellos es el agotamiento de los sectores que más empleos han estado generando en la reciente recuperación. Concretamente de los 2,9 millones de puestos recuperados casi la mitad (45%) se crearon en tres sectores: turismo y hostelería (573.000 nuevos puestos); los servicios a las empresas –donde se encuadran la limpieza, el mantenimiento de edificios o la asistencia informática entre otros muchos– con 554.000 nuevos empleos; y 192.000 en el transporte. Los avances de empleo por encima de la media en estos tres sectores no se repetirán, augura Oliver, que si bien aún estima que tienen margen para crecer entre el 1,5% y 2,5% este año y el próximo.

El segundo motivo de esta desaceleración es un claro cambio de composición en el empleo. Los sectores como la construcción los servicios públicos o el comercio que tiraron del empleo en la recuperación de anteriores crisis en los ochenta y noventa, hoy solo aportan un 9% del empleo.

En este escenario, el director de la región mediterránea de ManpowerGroup, Raúl Grijalba, valoró ayer la creación de 261.000 empleos este año en un momento de desaceleración. Pero advirtió que estos nuevos puestos son “más frágiles”. Por ello, alertó de que “cualquier dinámica que cambie respecto a la flexibilidad en la contratación; los costes laborales, especialmente una subida brusca del salario mínimo, especialmente en las pymes, o las modalidades de contratación “podrían reducir incluso a la mitad la proyección de crear en torno a 260.000 empleos cada uno de los próximos dos años”, dijo.

Perfil del empleo recuperado

  • Tipos de contratos. Desde el inicio de la recuperación en el inicio de 2014 y hasta el tercer trimestre de 2019 (últimos datos oficiales disponibles)el 97,8% del nuevo empleo era asalariado y solo el 2,2 autónomo. Esto ha propiciado que el nivel de empleo por cuenta ajena está solo a un 1,8% del máximo alcanzado en 2007, mientras que el volumen de autónomos aún está un 16% por debajo del máximo que llegó a alcanzar antes de la crisis. Además, a pesar de que el peso de los indefinidos es mucho mayor que el de los temporales, estos últimos han representado el 43% del nuevo empleo en la recuperación. Pese a ello, ahora hay un 5,7% de fijos más que en 2007 y un 18% de temporales menos.
  • Jornada y cualificación. El éxito de la jornada completa es abrumador en la recuperación: el 98,5% de los nuevos ocupados la tienen, frente al 1,5% que tiene jornada parcial. Aunque la jornada a tiempo completo aún está un 7,6% por debajo de la etapa precrisisis y la parcial un 23,1% por encima. Asimismo casi seis de cada diez nuevos empleos los ocuparon trabajadores cualificados.
  • Edad y nacionalidad. El 70% del empleo creado en los dos últimos años ha sido ocupado por inmigrantes. En la recuperación los mayores de 35 años han ocupado casi nueve de cada diez nuevos puestos de trabajo.
Normas