La Fundación Unicaja crea un fondo de reserva de 150 millones para conservar el control de su banco

Con esta vía evita malvender un 10% del capital de la entidad, que le condicionaría su cotización total

Braulio Medel, presidente Fundación Unicaja
Braulio Medel, presidente Fundación Unicaja

La Fundación Unicaja ha decidido conservar el control de Unicaja Banco, su principal activo, aunque para ello tenga que crear un fondo de reserva que le supondrá como mínimo un coste de 150 millones de euros, correspondientes al 0,6% de los activos ponderados por riesgos (APR) que fija la normativa.

La institución que preside Braulio Medel ha optado por esta solución en vez de vender en Bolsa el 9,7% a lo largo de este año, para situar la participación de la Fundación en el 40% porcentaje máximo que permite la norma de cajas de ahorros y fundaciones como posición considerada ya no de control y evitar así la constitución del fondo de reserva.

La Fundación tiene hasta 2023 para crear este fondo de reserva, prorrogable un año más previa autorización del Banco de España.

Con esta vía, el principal accionista de Unicaja consigue dos objetivos prioritarios para la fundación y para la entidad financiera: evitar lo largo de este año (fecha tope para desprenderse del control si no quería pasar por la creación del fondo) malvender un 10% en el mercado a los precios a los que cotizan en la actualidad los bancos, y que condicionaría el valor total de Unicaja Banco; y en caso de una fusión de Unicaja Banco con otra entidad poder tener más opciones para convertirse en el principal accionista de la firma resultante, además de poder presionar más en las negociaciones.

La decisión de la Fundación Unicaja ha sido comunicada este miércoles en su web en un documento de 16 páginas en las que justifica su decisión. Así, asegura que “con carácter general, la Fundación considera que el mantenimiento de su condición de accionista de control de Unicaja Banco, con una vocación de estabilidad, es la mejor forma de garantizar el cuidado de la inversión de sus accionistas y permite contribuir en mayor grado a que dicha entidad bancaria actúe con una visión de intereses a largo plazo y no sometida a las variaciones del mercado o movimientos especulativos. Todo ello con la misión de que Unicaja Banco sea eficiente financieramente, a largo plazo, con vistas a que los dividendos que este reparta sean adecuados y sostenibles en el tiempo”.

Siguiendo los pasos de Kutxabank

La decisión de la Fundación Unicaja de crear un fondo de reserva ya ha sido aprobada por el Banco de España. Supone un paso diferente al de otras grandes fundaciones bancarias españolas caso de La Caixa, Liberbank, o de Ibercaja, ya que Bankia al haber sido rescatada su fundación perdió toda su influencia sobre el banco. Solo las fundaciones accionistas de Kutxabank decidieron crear un fondo de reserva para evitar la salida a Bolsa del banco.

Normas
Entra en El País para participar