Especial Publicidad

Cómo invertir en 2020

Bankinter ofrece a través de su gestor digital, Popcoin, hasta 15 carteras de fondos de inversión que se adaptan a varios perfiles de ahorrador

Ordenador con la página de popcoin
Ordenador con la página de popcoin

Con el nuevo año que acaba de empezar, llega una larga lista de deseos y propósitos, también para los ahorradores, que se plantean cómo empezar a ahorrar desde enero y, a la vez, buscar un mayor rendimiento a su dinero. La solución pasa por invertir.

En un contexto de tipos de interés negativos, muchos españoles han empezado a invertir parte de sus ahorros, canalizándolos hacia otras alternativas. Una de las que está más en auge son los fondos de inversión.

Lo cierto es que hasta hace pocos años, las operaciones de inversión eran más complicadas. Hoy todo ha cambiado gracias a la tecnología: la digitalización ha facilitado mucho las cosas, y los actuales inversores lo tienen más fácil que nunca. Si antes era imposible invertir solo online, sin tener que acudir a una oficina bancaria, ahora los gestores digitales permiten saltarse los trámites físicos para proporcionar mayor comodidad.

Para aquellos que quieren apostar por los fondos de inversión, estas plataformas digitales son una de las vías recurrentes. Nacieron en EE UU como roboadvisors y llegaron a España hace cinco años. En la banca, el primer gestor digital de inversiones lo lanzó Bankinter: se trata de Popcoin.

Este servicio está destinado a inversores que buscan obtener una rentabilidad superior a la de otras alternativas de ahorro y que no tienen tiempo de gestionar directamente su inversión. Para ello, Popcoin acerca a estos inversores las soluciones de inversión que se ofrecen a perfiles de altos patrimonios. Y todo ello en un servicio que está dentro de una de las principales entidades financieras. El I Barómetro de Inversión de Popcoin ya reflejó que el 94% de los encuentados afirmaba valorar positivamente que las inversiones estén respaldadas por un banco.

Alta online y en pocos minutos

A partir de solo 1.000 euros, el inversor puede darse de alta de una manera fácil y rápida y contratar una cartera de fondos desde su teléfono móvil o desde su ordenador. La operativa de Popcoin es 100% digital, sin papeles ni trámites presenciales.

Basta con registrase en la web de Popcoin, vincular una cuenta corriente de cualquier entidad financiera con actividad en Españae indicar sus preferencias a la hora de invertir y la cantidad de la inversión. No es necesario ser cliente de Bankinter porque Popcoin es un servicio de inversión abierto.

Cómo invertir en 2020

A partir de estos datos, Popcoin propone una cartera de inversión formada por una selección de fondos a través de una auditoría rigurosa por parte del departamento de análisis y mercados de Bankinter. Además, el equipo de gestión revisa las carteras periódicamente, vigilando la evolución de los mercados. El cliente no tiene que preocuparse de ningún trámite adicional y recibe información continuada sobre la evolución de su inversión. El objetivo de Popcoin es obtener la mejor rentabilidad según el perfil del inversor, e intentar mantener siempre la conservación de su patrimonio.

Las preguntas que propone Popcoin hacen que, de forma fácil y rápida, el inversorsepa cuál es su tipo de perfil inversor dependiendo de su apetencia por el riesgo bursátil: a mayor riesgo, mayor inversión de los fondos en Bolsa. De acuerdo con las estimaciones del departamento de análisis de Bankinter, 2020 será otro año para apostar más por la renta variable (Bolsa) que por la renta fija.

Cinco perfiles de riesgo

Existen cinco tipos atendiendo al perfil de riesgo (defensivo, conservador, moderado, dinámico y agresivo), con menor o mayor exposición a renta variable. Una vez escogido el perfil, el usuario puede elegir una gestión activa o una gestión indexada. En la primera, en la activa, el inversor deja en manos de los expertos la inversión, quienes también se encargan de hacer el seguimiento de los fondos. En esta modalidad, hay diez carteras: cinco invierten en la zona Euro (se denominan carteras “domésticas”) y cinco en el área global, preferentemente en Estados Unidos. Así, el plan defensivo tiene una inversión en Bolsa de hastael 15%, mientras que el conservador invierte hasta un 25% en acciones; el moderado, hasta un 40%; el dinámico, hasta un 55% y el agresivo, hasta un 70%.

Por otra parte, la gestión indexada cuenta con cinco carteras, todas ellas de ámbito global. Esta gestión muestra unos precios más competitivos, ya que aquí el inversor prioriza ir con el movimiento de los mercados. En este caso, la gestión indexada imita lo que hace un índice bursátil, su evolución. Aquí, el plan defensivo tiene una inversión en Bolsa de hasta el 15%, mientras que el conservador dedica hasta el 25%; el moderado, hasta un 40%; el dinámico, hasta un 55% y el agresivo, hasta el 70%.

El esquema de precios de los fondos de inversión de Popcoin es sencillo. En el caso de las carteras de fondos gestionados, existe una comisión de la gestión de la cartera del 0,73%. Para las carteras de fondos indexados, la comisión es del 0,49%.

En fondos, como en cualquier inversión, rentabilidades pasadas no aseguran rentabilidades futuras. Pero los inversores sí se fijan en la evolución que ha tenido un determinado tipo de activo a la hora de decidir dónde destinar su dinero. En este año, las rentabilidades de las carteras de Popcoin han estado, con datos de enero a diciembre de 2019, entre el 3,72% y el 19,04%.

Para que el inversor pueda tomar sus decisiones, Popcoin pone a su disposición un comparador, así como la información disponible sobre las carteras.

En definitiva, el servicio de Popcoin presenta una manera sencilla de invertir en fondos sin tener que salir de casa, a través del móvil, el ordenador o la tableta. Y sabiendo que detrás de este servicio está un banco de larga trayectoria en el mercado español, como es Bankinter, uno de los más solventes y rentables del sistema financiero. 

Normas
Entra en El País para participar