Galicia, Asturias y Castilla y León vuelven a encabezar el riesgo de brecha digital

Hasta 26.767 pueblos de más de 10 habitantes no tienen internet de alta velocidad

Las zonas rurales, de nuevo las más afectadas

Galicia, Asturias y Castilla y León vuelven a encabezar el riesgo de brecha digital

El debate sobre la brecha digital vuelve a estar sobre la mesa con la llegada del nuevo Gobierno. En la actualidad, España es un país puntero en redes de telecos, gracias a la fibra y el 4G, que permiten que un 81% de la población pueda acceder a internet a una velocidad superior a 100 Mbps. Sin embargo, a pesar de los despliegues, todavía hay 26.767 poblaciones con más de 10 habitantes a las que no llega un servicio de acceso a internet del siglo XXI, según un informe realizado por UGT.

“A pesar de todos estos progresos, aún queda mucho por hacer para dotar a la ciudadanía española de una auténtica cohesión territorial en términos de conectividad”, dice el informe, que apunta a que alrededor de 13 millones de millones de personas estarían afectadas por esta falta de cobertura, aunque aclara que 900 de dichas 26.000 poblaciones solo estarían afectadas “parcialmente”.

La falta de cobertura se centra en las zonas rurales, habitualmente poco numerosas o dispersas por el territorio. Conforme a esta taxonomía, dice el informe, las comunidades autónomas que concentran un mayor de zonas de sombra son Galicia, Castilla y León y Asturias. Los territorios con menor número de poblaciones sin cobertura son Baleares, La Rioja y Madrid.

Afectados

El informe indica que la dispersión geográfica de la población causa que un mayor número de poblaciones sin cobertura no significa un mayor número de afectados. Así, Cataluña destacaría por el volumen de población sin acceso a internet ultrarrápido, seguido de Andalucía y Comunidad Valenciana, especialmente por las provincias de Castellón y Valencia. En el otro extremo figuran La Rioja y Navarra, con unos pocos miles de personas afectadas por esta situación.

Por provincias, La Coruña, con un total de 5.300 poblaciones, es la más penalizada, con las cuatro provincias gallegas entre las cinco con más zonas sin cobertura de internet de alta velocidad (la otra integrante del quinteto es Asturias). De igual forma, destacan otras provincias con mucha población afectada, como Barcelona, con 3,3 millones de usuarios con posibilidades reales de no acceder a internet a alta velocidad.

El informe realizado por UGT apunta que la principal razón que lleva a España a tener una de las brechas digitales más grandes de Europa no es la falta de acceso a infraestructuras de internet, sino la falta de interés, la ausencia de conocimientos informáticos y la imposibilidad de asumir los costes asociados, la tarifa de conexión y dispositivos de acceso.

“Sólo un 5,2% de las personas desconectadas alega indisponibilidad de infraestructuras para no estar conectado a internet, mientras que tres de cada cuatro afirman que no disponen de acceso porque no lo consideran interesante”, indica el estudio, que apunta también que esta cifra se ha incrementado en un 10% en seis años.

De igual manera, otro 51% alega falta de conocimientos para no acceder a internet y, finalmente, un 28% responde que no puede costearse la conexión. “Se trata de cifras que se repiten, prácticamente sin diferencias, desde hace más de una década”, señala.

UGT reclama un plan integral con ayudas económicas

Ante el cambio de Gobierno, UGT reclama un plan integral contra la Brecha Digital que aúne el despliegue de nuevas infraestructuras con formación específica para las personas desconectadas y ayudas sociales que costeen la conexión en caso de vulnerabilidad económica. En opinión de UGT es más que evidente que las políticas para cerrar la Brecha Digital que sufre la ciudadanía no pueden centrarse únicamente en llevar internet a toda la geografía. “Es preciso acompañar la construcción de infraestructuras digitales con planes formativos que atraigan a los excluidos digitales, además de implementar bonos sociales que faciliten el coste del acceso a Internet a personas y familias con vulnerabilidad económica”, explica.

Normas
Entra en El País para participar