La tecnología, un aliado para el desarrollo rural

Minsait evoluciona sus soluciones para ciudades inteligentes al ámbito agrícola

Un usuario consulta la web de Smart Camino.
Un usuario consulta la web de Smart Camino.

La llamada España vaciada está haciéndose oír cada vez más alto y claro (incluso con voz propia en el Parlamento: Teruel Existe; y con departamento ministerial, Reto Demográfico), hartos sus habitantes del olvido institucional que aboca a sus territorios a la pérdida de recursos y de población y reclamando el desarrollo rural frente a las grandes urbes. Para contribuir a la solución del problema de las áreas rurales las nuevas tecnologías se están revelando ya como un aliado eficaz, de la mano de empresas como Minsait, filial de Indra especializada en consultoría de transformación digital y tecnologías de la información.

“Es necesario afrontar el reto de la despoblación rural con soluciones que respondan a las necesidades específicas de los distintos territorios, como provincias y diputaciones, y facilitando la cohesión entre ellos para favorecer la repoblación”, explica Alberto Bernal, director de smart cities de Minsait.

Minsait está evolucionando sus soluciones para ciudades inteligentes a otros ámbitos, como turismo rural, agricultura, ganadería y pesca inteligente, movilidad a demanda de los territorios para facilitar su integración o la teleasistencia en salud. “Se persigue, entre otras cosas, recuperar la población y atraer nuevas empresas, utilizando la tecnología para prestar servicios públicos de manera más accesible, eficiente y sostenible”, asegura Bernal.

En esta línea se enmarcan los proyectos de turismo inteligente Smart Camino, impulsado por la Xunta de Galicia, y Cáceres Patrimonio Inteligente, adjudicado por Red.es. En el caso de la comunidad autónoma gallega, la puesta en marcha de una plataforma digital con aplicaciones móviles para guiar y resolver las necesidades de información de los peregrinos que realizan el Camino de Santiago se tradujo, en 2018, en un incremento del 68,5% en el número de usuarios de la web (www.caminodesantiago.gal). En total, se registraron más de 300.000 visitantes a la página y un notable crecimiento de las consultas procedentes de países como Italia, Portugal, Estados Unidos, Alemania, Francia, Argentina o México.

Cáceres Patrimonio Inteligente prevé incrementar un 5% los visitantes y un 10% los empleos

Las estimaciones de la iniciativa en Cáceres apuntan a un incremento hasta del 5% del número de pernoctaciones y visitantes, así como un aumento del 10% del número de empleos en el sector. La instalación en la ciudad extremeña de sistemas de sensorización e información en varios edificios de interés turístico y zonas estratégicas permite mejorar la conservación del patrimonio histórico, así como establecer, de forma fiable, el perfil y número de turistas que visita la ciudad para dirigir y personalizar la oferta a través de canales digitales de una manera más atractiva y accesible.

“Ambas iniciativas se erigen como referencias clave a nivel global en turismo inteligente, un modelo a seguir para muchas ciudades en el mundo dado que se trata de soluciones completas, que ya están implantadas y probadas con éxito, y que generan un impacto muy positivo en la economía local”, señala el director de smart cities de Minsait.

Ciudades pequeñas

Desde el punto de vista de mejora de la sostenibilidad en ciudades de tamaño pequeño, destacan los proyectos en Palencia y Lugo, que incluyen la implantación de una plataforma de gestión inteligente de infraestructuras locales con información cartográfica actualizada y georreferencia, así como el desarrollo de varios servicios verticales para ahorrar energía o agua, reducir la contaminación o mejorar el transporte público.

La plataforma digital Smart Camino nace para guiar y resolver las necesidades de los peregrinos que realizan el Camino de Santiago

También en Galicia, Minsait colabora con el Gobierno autonómico en el desarrollo de un modelo de control teleasistido y proactivo a los pacientes crónicos, mayores o personas dependientes, facilitando la detección temprana de posibles empeoramientos de salud y evitando desplazamientos innecesarios.

Además, Minsait está trabajando en el desarrollo de nuevas soluciones digitales para ayudar a los diversos agentes del sector agrícola, ganadero y pesquero a afrontar los retos derivados del cambio climático y demográfico.

En esta línea de dinamización de la economía rural se encuentra la plataforma de inteligencia agrícola, en cuyo diseño está colaborando la compañía para cubrir las necesidades y objetivos de los principales grupos de interés del sector (consejerías y agricultores) con un importante foco en el valor del dato como fuente de información que permite optimizar las producciones de una región a través de la integración e interoperabilidad.

La economía circular, fuente de empleo sostenible

Otra gran oportunidad para el desarrollo económico y la creación de nuevos yacimientos de empleo sostenible en el mundo rural es el que ofrece la economía circular, basada en la regla de reducir, reutilizar, reparar y reciclar en un círculo continuo.

En esta línea destaca la apuesta conjunta de Minsait y Ecoembes, que ha permitido diseñar una plataforma de gestión inteligente de residuos denominada Smart Waste, que optimiza la recuperación y reciclaje y que está a disposición de cualquier municipio. Entre otras cosas, facilita el establecimiento de rutas dinámicas de recogida, así como la obtención de estimaciones de incremento o disminución de los residuos por ruta y por contenedores, en función de la época del año o de la composición demográfica de la zona.

“Las estrategias de economía circular apoyan el fortalecimiento de un mundo rural interconectado e inteligente e impulsan nuevos nichos de negocio en ámbitos como el comercio sostenible o la agricultura ecológica que pueden dar lugar a la formación de nuevas empresas y proyectos emprendedores”, destaca Alberto Bernal.

Normas