Renta fija

BBVA aprovecha el tirón del mercado de deuda y vende 1.000 millones en bonos subordinados

El martes colocó 1.250 millones en títulos sénior no preferente a 7 años

Fachada de la sede corporativa del BBVA.
Fachada de la sede corporativa del BBVA. EFE

El mercado de deuda europeo brilla con luz propia después de que en las últimas cinco jornadas se registraran colocaciones por importe de 100.000 millones de euros. En una semana récord para las emisiones en Europa, bancos y empresas aceleran sus programas de financiación. BBVA, que el martes vendió 1.250 millones en deuda sénior no preferente a siete años, aprovechó la última jornada para colocar deuda subordinada Tier 2 a diez años y medio. La entidad captó 1.000 millones de euros a un precio de 127 puntos básicos sobre midswap (tipo de interés libre de riesgo), 28 puntos por debajo los 155 con los que arrancó la operación. Esto equivale a una rentabilidad del 1,126%. Los bonos devengará un cupón anual del 1%. La última emisión de deuda subordinada fue en febrero de 2019 cuando colocó 750 millones con vencimiento en 2029. En aquella ocasión el precio se situó en los 245 puntos básicos sobre midswap.

La demanda superó en más de cuatro veces la oferta (4.300 millones) y constituyó el mayor libro (excluyendo AT1) de los 43.000 millones de euros ofrecidos al mercado de bonos europeo por entidades financieras, que registró récord de oferta histórica en una semana. Barclays, BBVA, BNP Paribas, Bank of America, HSBC e ING actúan como bancos colocadores.

El sector bancario europeo está siendo especialmente activo. En solo tres días las entidades españolas han vendido 7.300 millones de euros, incluyendo la de este viernes. A la colocación de BBVA el martes se suman las realizadas por Santander, CaixaBank y Sabadell. La entidad que preside Ana Botín vendió ayer 1.500 millones de euros en deuda contingente convertible (cocos, en la jerga) al 4,375%, el tipo más bajo de una emisión de este tipo en España. Esta operación se produjo justo después de que el banco decidiera aprovechar las buenas condiciones que brinda el mercado de deuda para amortizar los bonos emitidos en 2014 y que pagaban un 5,481%.

CaixaBank colocó 1.000 millones en deuda sénior no preferente a cinco años con un cupón del 0,37%, el más bajo el más bajo alcanzado por CaixaBank en una emisión de deuda sénior. Por su parte, Sabadell captó 300 millones 300 millones en deuda subordinada Tier 2. El precio de emisión se situó en los 220 puntos básicos sobre midswap y la rentabilidad en el 2,045%. El cupón se sitúa en el 2%, frente al 5,375% que dan los bonos emitidos en diciembre de 2018 y que a día de hoy cotizan en el mercado secundario con un rendimiento del 3,22%.

El miércoles la filial británica de Santander UK vendió 1.250 millones en cédulas hipotecarias mientras que la financiera Santader Consumer captó 1.000 millones en bonos sénior preferente a siete años.

Normas