Moda

Uniqlo rebaja previsiones por el impacto de las protestas en Hong Kong y Corea

La empresa destaca el buen comportamiento de las nuevas operaciones en España

Tienda de Uniqlo en Tokio.
Tienda de Uniqlo en Tokio. REUTERS

La firma nipona Fast Retailing, dueña de la cadena de ropa Uniqlo, ha visto reducido un 3,5% el beneficio del primer trimestre de su año fiscal, 70.907 millones de yenes (584 millones de euros), mientras los ingresos bajaron un 3,3% a 623.484 millones de yenes (5.134 millones de euros). La empresa, además, ha rebajado previsiones para el ejercicio, en el que espera una caída del 11% del resultado de explotación, que ha descendido un 12,4% en el trimestre.

Las cifras obedecen al impacto de las protestas políticas en dos de sus principales mercados fuera de Japón: en Hong Kong las ventas al por menor se han desplomado como consecuencia de las protestas a favor de la democracia en los últimos meses. Además, en Corea del Sur Uniqlo ha sufrido un boicot ante la creciente tensión política y comercial entre Seúl y Tokio.

Fast Retailing, por el contrario, ha dado cuenta avances en los ingresos y beneficios en Norteamérica, y también mejores ventas en Europa, si bien el beneficio operativo en esta última región se contrajo por la depreciación del euro ante el yen. La compañía ha destacado el "fuerte desempeño" de las operaciones recientemente lanzadas en España, los Países Bajos e Italia, donde habría superado previsiones.

Pese a las cifras negativas, las acciones han subido un 2,7% en Tokio. Algunos analistas citaban ayer el impacto tanto de un invierno menos frío de los acostumbrado como de las inversiones para la digitalización tanto de la cadena de suministro como de los puntos de venta. Los datos fueron difundidos al cierre de la sesión de la Bolsa de Tokio. La compañía acabó  con un avance del 2,70 %.

 

Normas
Entra en El País para participar