Consejero delegado de Aliexpress

Mingqiang Wang: “Aliexpress permitirá a las empresas españolas vender en Latinoamérica”

La plataforma de venta online subraya que su inversión en España es “a muy largo plazo”

El consejero delegado global de Aliexpress, Mingqiang Wang, durante la entrevista.
El consejero delegado global de Aliexpress, Mingqiang Wang, durante la entrevista.

El recién finalizado año 2019 ha sido el del gran crecimiento de Aliexpress en España. La plataforma de comercio electrónico del gigante chino Alibaba ha elegido el país como el gran banco de pruebas europeo para la globalización de su negocio, sobre todo a través de dos áreas principales: el acceso de pequeñas y medianas empresas a su ecosistema para poder exportar sus productos a China y Europa y la apertura de dos tiendas físicas en Madrid y Barcelona, las primeras que instala en Europa. Todo ello alternado con grandes acuerdos con empresas como Correos o El Corte Inglés. El máximo responsable de Aliexpress a nivel global, Mingqiang Wang, hace balance y traza los planes de futuro más inmediatos.

En 2019 han reforzado su presencia en España. ¿Qué destaca de la ejecución de su estrategia?

Subrayaría dos avances principales. El primero tiene que ver con nuestra intención de ser mucho más locales. Hemos abierto dos tiendas y eso es un paso encaminado en esa dirección, ofreciendo una experiencia mucho más cercana a los consumidores finales. Hemos empezado a trabajar con medios nuevos, como redes sociales, influencers, bloggers, para crear contenido local, y hemos desarrollado una red de colaboradores. Hemos podido dar forma a un ecosistema local muy desarrollado. El segundo hito es permitir a vendedores españoles, desde pymes a grandes marcas, estar en nuestro ecosistema para vender fuera de España con Aliexpress Business.

¿La implantación ha sido más ­veloz de lo planeado?

Todo ha ido según la planificación. Nuestra inversión en España es absolutamente a largo plazo. La construcción de ese ecosistema no puede ir muy rápida porque tiene que adaptarse al ritmo local. No buscamos rapidez sino la calidad. Si nuestros socios no tienen capacidad o infraestructura suficiente para todo lo que queremos implantar, no podemos forzarles. Vamos en la línea e, insisto, no solo queremos buscar rapidez.

¿Es España un laboratorio para lo que pueden hacer en otros países? También tienen gran seguimiento en Francia o Polonia.

Algo así, aunque no me gusta llamarlo laboratorio. Queremos ofrecer una mejor experiencia para los consumidores y las empresas españolas. Podemos exportar esas experiencias positivas a otros países, pero en cada uno de ellos hay que hacer un trabajo de adaptación local. Pero no lo llamaría un laboratorio, queremos trabajar muy bien en España. 

Han abierto su plataforma a las empresas españolas para que puedan vender fuera y han ­inaugurado dos tiendas. ¿Cuáles serán los siguientes pasos?

Nuestras prioridades pasan por mejorar la experiencia de los consumidores en España. Aunque llevamos años vendiendo productos chinos queremos acortar los tiempos de entrega, mejorar la atención al cliente posventa... Hay muchas áreas por mejorar. El segundo es que las empresas españolas puedan vender dentro de España y fuera, y por último, buscar una manera para ofrecer una experiencia omnicanal. Tenemos mucha experiencia online, queremos buscar la manera para que el consumidor tenga experiencia on y off.

¿Qué abrirán antes, una tercera tienda en España o la primera en otro país europeo?

Hemos abierto dos tiendas en muy poco tiempo en las dos principales ciudades en España. Estamos centrados en mejorar su operativa. Hasta que no veamos que cumplen nuestras expectativas de operativa y experiencia de cliente no valoraremos una tercera apertura.

¿Qué balance hacen del funcionamiento de estas tiendas hasta ahora?

No puedo dar datos, lo que puedo decir es que después de las inauguraciones, sobre todo la de Madrid, siguen recibiendo un alto tráfico de consumidores. Estuve el lunes y había bastante gente probando y experimentando. Para nosotros el objetivo de tener tienda física no es la venta, sino crear una experiencia, que los clientes puedan tocar los productos físicos. Estos siguen necesitando momentos físicos para mejorar la confianza. Es el principal valor de abrir una tienda.

Siempre hablan de que España es su puerta de entrada en Europa. ¿Lo es para Latinoamérica? ¿Prevén que las empresas españolas también puedan vender allí?

Aliexpress tiene una buena base de usuarios en Latinoamérica, sobre todo en Brasil, Chile o México, y está en nuestros planes hacer más cosas allí. España tiene una posición estratégica para que en el futuro sus empresas vendan allí a través de nuestra plataforma, por sus vínculos históricos y económicos y el idioma. No es un proceso a corto plazo. De momento, por logística, es más fácil que puedan enviar a países europeos, pero a largo plazo permitiremos que los productos españoles lleguen a Latinoamérica, pueden tener mucha demanda. Será en un tercer paso.

¿Cuántas empresas españolas están en su plataforma?

No podemos decir el número. Hay varios miles, el objetivo es ambicioso. Queremos que todas las empresas que quieran vender online fuera de España vengan, y cada semana están abriéndose nuevas cuentas. Es un ritmo muy rápido.

¿Piensan ampliar la alianza con El Corte Inglés?

En este momento la colaboración está enfocada sobre todo en la venta de sus marcas dentro y fuera de España. También en el uso de la tecnología en la nube y con otros servicios de Alibaba. Aliexpress forma parte de todo ese marco de colaboración. La dirección de amplificar el acuerdo con ellos es clara. Hay muchos detalles, no podemos comentar todo, estamos trabajando ambos equipos para poder ofrecer más experiencias para los consumidores de España.

¿Tienen pensado abrir nuevas tiendas efímeras ahora que cuentan con sus propias tiendas?

No son conceptos conflictivos, pero no hay planes en ese sentido. Ambos equipos siempre están hablando para generar ideas que nos beneficien a ambos.

¿Las tensiones comerciales hacen peligrar su ambición de ser una plataforma global?

No nos gusta hablar de política, pero la tendencia de globalización es imparable. Los empresarios quieren vender sus productos en todo el mundo, y los consumidores los buscan por todas partes. Ese proceso no se puede interferir por el factor humano. Si somos persistentes en nuestros objetivos vamos a seguir creciendo. Los datos de crecimiento del ultimo año han sido mayores. No creo que estemos en la dirección equivocada.

Normas
Entra en El País para participar