Premio al accionista

Éstos son los reyes de la rentabilidad por dividendo fuera de España

Los expertos de Janus Henderson creen que en Europa, las compañías tecnológicas continuarán generando flujos de caja libre que se devuelven a los accionistas vía dividendo o recompra de acciones

Dividendos EuroStoxx Pulsar para ampliar el gráfico

Pese a que las cotizadas españolas son las más generosas con el accionista de Europa, fuera del mercado español existen numerosas empresas europeas que también premian la fidelidad de sus inversores mediante jugosos divi­dendos. De hecho, en el Euro Stoxx 50, hay alrededor de 20 empresas, entre las que se encuentran varias españolas, que ofrecen una rentabilidad por dividendo estimada para 2020 que supera el 4%, según datos del consenso de FactSet, facilitados por Link Securities.

“Tras dos años de fuerte crecimiento de los dividendos, el avance de la retribución al accionista volvió a situarse en torno a su tasa potencial a largo plazo en 2019. Dado el actual entorno económico mundial de bajo crecimiento, esperamos que el aumento de los dividendos se sitúe en 2020 en niveles similares a los de 2019”, explica Jane Shoemake, gestora del equipo de Global Equity Income de Janus Henderson. Las previsiones de beneficios a nivel mundial son de un crecimiento del beneficio por acción de alrededor del 9% en 2020 pero, como en años anteriores, pueden estar sujetas a reducciones a medida que avance el ejercicio.

Los expertos de Janus Henderson anticipan que los sectores de menor rendimiento, como el tecnológico, continuarán ofreciendo un crecimiento del dividendo más fuerte que los sectores de mayor rendimiento, como el de las utilities, donde es probable que el repunte siga siendo mediocre.
“Seguimos centrándonos en las empresas que tienen fundamentos sólidos, buenos balances y atractivas características de flujo de caja que pueden apoyar el crecimiento de los dividendos. Estamos encontrando oportunidades infravaloradas tanto a nivel de país como de sector”, añade esta firma.

Por zonas geográficas, apuestan por los dividendos europeos, mientras que a nivel sectorial la asistencia sanitaria y algunos financieros selectivos están ofreciendo valor. “También seguimos encontrando una serie de oportunidades en el sector de la tecnología, donde las empresas están generando altos niveles de flujo de caja libre, que se devuelve a los accionistas a través de dividendos y recompra de acciones”, explica.

Dentro del Euro Stoxx 50, los bancos francesas e italianos escalan a los primeros puestos de los más rentables por dividendo de Europa. Este es el caso de Société Générale, que ofrece una rentabilidad por dividendo del 6,8%. La entidad gala paga dividendo una vez al año. Este cupón supera los dos euros por acción.

Con una rentabilidad por dividendo estimada para 2020 que también roza el 7%, la entidad italiana Intesa San Paolo es otro de los mejores en dividendo de Europa. El banco hace un pago anual de 0,19 euros brutos por acción en mayo. En los últimos cinco años, Intesa San Paolo ha mejorado la retribución al accionista un 31,5%.

La entidad holandesa ING también destaca como una de las más generosas con los accionistas y ostenta una rentabilidad por dividendo del 6,4%. ING paga dos veces al año (en mayo y en agosto). Abonó 0,24 euros brutos el pasado 12 de agosto y se espera que en mayo de 2020 haga efectivo un cupón de 0,5 euros brutos por acción, un 13% superior a los 0,44 euros que desembolsó en las mismas fechas en 2019.

Las petroleras Eni y Total también se cuelan entre los más rentables por dividendos del Stoxx 50 con un 6,2% y un 5,8%, respectivamente. En el caso de Total, son tres los pagos que realiza al año mientras que Eni retribuye al accionista dos veces al ejercicio. Según las previsiones de FactSet, el dividendo por acción estimado 2020 será de 2,87 euros brutos.

Axa, la segunda mayor aseguradora del Viejo Continente, lleva nueve años consecutivos incrementado el dividendo. La compañía gala hace un único pago al año y está previsto que en el próximo cupón que se hará efectivo en mayo de 2020 y reparta 1,42 euros brutos por acción, un 6% más que los 1,34 euros abonados en mayo pasado. La rentabilidad por dividendo es del 6,16%.

La francesa Sanofi no destaca por tener una de las rentabilidades por dividendo más elevadas (un 3,6%) pero si que se caracteriza por tener una política de retribución al accionista más estable, incrementando el dividendo todos los ejercicios. El consenso de analistas espera que en mayo pague un cupón de 3,13 euros brutos por cada acción. El de este año fue de 3,07 euros.

Quiénes son los aristócratas del dividendo

Las empresas denominadas aristócratas del dividendo son aquellas que han incrementado sin interrupción su dividendo a lo largo de más de 25 años. Estas cotizadas han mantenido una política consistente a lo largo de más de dos décadas, en las que han repartido cada año más dinero en concepto de dividendo por acción.

“El número de empresas que logran esta verdadera hazaña económica es lógicamente reducida. Muchas de las que reparten dividendo se ven obligadas a congelarlo o reducirlo cuando tienen problemas puntuales financieros. Esta es una de las razones por las que una estrategia de invertir en empresas que reparten dividendo no está exenta de riesgo”, recuerdan desde Self Bank. S&P lanzó en 2005 un índice llamado S&P 500 Dividend Aristocrat. Este selectivo está integrado por aquellas empresas del S&P 500 que cumplen los requisitos para ser aristócratas del dividendo. A día de hoy, incluye más de 50 compañías con nombres como Walmart, Coca-Cola, Chevron, Johnson & Johnson, AT&T o McDonald’s. En 2019 cuatro empresas han pasado a formar parte del índice, entre ellas Caterpillar y United Technologies.

Normas
Entra en El País para participar