Temas tecnológicos de los que hablar durante la cena de Nochebuena
Getty Images

Temas tecnológicos de los que hablar durante la cena de Nochebuena

Hacemos un repaso a los temas más candentes de la tecnología.

Llegan días de reuniones multitudinarias, de familias que se juntan aprovechando las fiestas y que van a tener tiempo de hablar de muchas cosas. ¿De política? Casi que no, eso para otro día, que no está el horno para bollos. ¿Tal vez de tecnología? Pues sí, al fin y al cabo es de los pocos terrenos donde siempre hay alegrías que están por venir.

Así que si os parece, os vamos a dar unas cuantas ideas sobre qué temas que tienen que ver con la tecnología podéis probar a sacar sobre la mesa. Algunos de ellos van a afectarnos en nuestro día a día y aunque solo sea por estar prevenidos... nunca viene mal. Ahí van unas ideas...

Los coches eléctricos ya están aqui: pues sí, están llegando en manada y tiene pinta de que nuestro próximo vehículo no va a parar en una gasolinera. ¿Pero realmente tienen suficiente autonomía? Están mejorando, como los tiempos de recarga así que la única conclusión es que, nos gusten o no, no nos quedará más remedio que aceptarlos.

¿Y los GLP? Los coches impulsados por gas también son una opción cada día más interesante porque el único desperdicio que expulsan es agua. Tienen una autonomía muy interesante, una forma de repostaje similar a la de los actuales coches de combustión y la tecnología es segura. ¿Qué más podemos pedir?

Los vehículos autónomos: ¿de verdad que los coches van a saber conducir en el futuro? La respuesta es sí, pero solo falta saber cuánto se van a fiar las autoridades (y algunos conductores) antes de permitir que las nuevas tecnologías se abran camino de manera total. ¿Dejarías tu vida en manos del software de un coche?

Podremos llamar al coche y que venga a buscarnos: para algunos familiares, esto les parecerá marciano. ¿Que ya es posible llamar al coche y que venga a recogernos a la puerta del supermercado? Efectivamente, sacadle de dudas con este ejemplo.

La privacidad y las redes sociales: nadie expone más de lo que quiere. Si estás seguro y eres consciente de lo que muestras de tu vida a los demás, ¡adelante! Si crees que tus datos no serán utilizados responsablemente, entonces vete marchando poco a poco de Twitter, Facebook o Instagram. Y ya volverás cuando tengas mayores pruebas de que no hay riesgos.

Estafas online y por teléfono: siempre tenemos un familiar que se cree todos esos chollos que lee por redes sociales, o esos mensajes de bancos y otras plataformas que recibe a los que contesta todo convencido. El mejor consejo que les podéis dar es que NUNCA le digan a nadie su usuario o contraseña. NUNCA. Y que tampoco se fíen de todos los enlaces que reciban sin haberlos solicitado previamente ¿Y ante la menor duda? Llamar nosotros mismos (no a instancias de nadie) a los teléfonos de asistencia para confirmar la información.

¿Coches voladores? Sí, y ya se están probando. Lilium es la muestra de cómo proliferarán en los próximos años servicios de taxi aéreo dentro de las ciudades que despegan y toman tierra verticalmente, sin necesidad de una pista de aterrizaje de varios kilómetros. ¿No se lo creen? Pues enséñales un vídeo.

Los móviles Huawei y Google: la marca china es una de las más populares y alguien seguro que ha escuchado campanas pero no sabe dónde. Recordad explicarles que los móviles siguen funcionando con los servicios de los de Mountain View sin problemas. Al menos hasta febrero, que termina la siguiente prórroga. Otra cosa es el modelo P30, aparecido en el mercado en plena crisis EE.UU.-China, que llegó sin la cobertura de Google y sus servicios. Pero incluso en ese caso, podremos tener las principales aplicaciones funcionando: YouTube, WhatsApp, etc.

Un buen reloj inteligente salva vidas: no son ni uno ni dos los casos en los que un smartwatch ha salvado la vida a alguna persona, bien alertando de un problema de salud, bien porque ha sido capaz de avisar a los servicios de emergencia para atender a su propietario. El Apple Watch de las series 4 y 5 lo permiten, pero también otros modelos del mercado. 

La privacidad de los menores: es un tema importante, concienciar a los padres de lo determinante que es acompañar a nuestros hijos en el uso responsable de la tecnología, no tanto con los propios dispositivos como a la hora de saber qué y cómo lo usan. Tanto redes sociales, como exposición pública o conductas deben estar siempre supervisadas por un adulto.

¿Qué es eso del 5G? Pues sin entrar en demasiados detalles técnicos de velocidades y demás cuestiones, lo único relevante y para lo que puede abrir una conversación, es para decir que gracias a la rapidez que tiene, podrán controlarse objetos, activar sistemas y usar dispositivos desde miles de kilómetros de distancia como si los tuvieras en la mano. Solo con eso, ya se abre la veda para escuchar ideas sobre posible aplicaciones.

Normas
Entra en El País para participar