Operadores del mercado de la solidaridad

El grupo CIMD recauda 301.323 euros en la 15ª edición del Día Solidario

La exregatista Theresa Zabell, oro olímpico en Barcelona 92, y periodista Antonio Lobato, en una de las salas de intermediación del grupo CIMD en Madrid, en el transcurso de la jornada del 15º Día Solidario.
La exregatista Theresa Zabell, oro olímpico en Barcelona 92, y periodista Antonio Lobato, en una de las salas de intermediación del grupo CIMD en Madrid, en el transcurso de la jornada del 15º Día Solidario.

El periodista Antonio Lobato, la reconocida voz de la Fórmula 1 en televisión durante muchos años, en una de las salas de intermediación del grupo CIMD, teléfono en mano, cerrando una operación de compraventa de valores. Como él, atentos a las pantallas que muestran las cotizaciones de Bolsa y al teléfono, Javier Canosa y Jaime Nava son dos brókeres más. Pero ni Canosa ni Nava han dejado su relación con el balón oval en los campos de rugby ni Lobato ha cambiado el periodismo por el brokerage.

Los tres han participado en el 15º Día Solidario, una iniciativa del grupo independiente de intermediación, consultoría, gestión y energía CIMD para financiar proyectos dedicados a la infancia y la investigación en España, Portugal y Dubái, donde el grupo tiene sedes, bajo el lema Un día de trabajo: un día solidario. La acción, pionera en los mercados españoles, consiste en entregar íntegramente a un grupo de ONG, seleccionadas por el consejo del grupo, el total de los ingresos obtenidos por la intermediación y facturación de las diez sociedades del grupo ese día, para ayudar al desarrollo de los proyectos de los más desfavorecidos y mejorar su calidad de vida.

Siguiendo la tradición de los brókeres extranjeros, el grupo ha contado por segundo año consecutivo con la colaboración de grandes deportistas para realizar las operaciones en las salas de intermediación con los clientes, dando así a la jornada solidaria un ambiente muy festivo. Junto a Lobato, Canosa y Nava, por la sala de intermediación pasaron a lo largo de la mañana del Día Solidario también el exjugador de baloncesto Fernando Romay, el extenista Alberto Berasategui, la exregatista Theresa Zabell y el exjugador de voleibol Rafa Pascual, reconocido como el mejor jugador español de la historia de este deporte.

A ellos se unieron también esa mañana el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, y Pepu Hernández, el exentrenador de baloncesto, campeón del mundo con la selección española en 2006, y ahora concejal y portavoz del POSE en el Ayuntamiento de Madrid, que colaboraron igualmente en hablar con las entidades para animarlos a participar en la acción solidaria del grupo.

Por segundo año consecutivo han colaborado grandes deportistas para realizar las operaciones

“Sin el apoyo de accionistas, clientes y empleados esta acción solidaria tan especial no sería posible. Además, estos últimos años deportistas, y políticos, desinteresadamente, han contribuido con nosotros”, destaca Rafael Bunzl, director general de CIMD.

Este año la recaudación obtenida por el Día Solidario ha sido de 301.323 euros (el año pasado se obtuvieron 249.500 euros) que se destinarán a financiar 20 proyectos en España, de otras tantas organizaciones, 2 en Portugal y 1 en Dubái, seleccionados entre las 74 iniciativas presentadas este año.

3,8 millones repartidos

En 2005, la primera jornada de esta iniciativa, se recaudaron 120.080 euros. “En estos 15 años hemos destinado más de 3,8 millones de euros en la financiación de 195 proyectos enfocados principalmente a la infancia e investigación”. Desde el primer año de su creación se han apoyado proyectos de inclusión escolar a niños con síndrome de Down y desde hace 14 años se financia un hogar de la Fundación Asion para niños enfermos de cáncer que tienen que desplazarse a Madrid para recibir su tratamiento. Además, durante este periodo se han donado más de 850.000 euros a proyectos de investigación contra el cáncer, a través de la Fundación CRIS, y al estudio de enfermedades raras con la Fundación Dravet; se han financiado más de 11 Doctores Sonrisa de la Fundación Theodora y a través de la Fundación Make a Wish se han realizado numerosas ilusiones a niños muy enfermos… También entre los proyectos seleccionados se han financiado más de 120 becas de estudios.

La iniciativa del grupo CIMD ha sido premiada hasta en cinco ocasiones. La primera, en 2006, por la Fundación Codespa. En 2009, por la Asociación Asion (de padres con niños con cáncer de la Comunidad de Madrid), en la categoría empresa solidaria, al conseguir involucrar tanto a los clientes como al personal del grupo. En 2014, por la Fundación CRIS contra el cáncer por su “incondicional apoyo a la lucha con el cáncer”. En 2015, por la Fundación Círculo de Empresarios con su Premio Carlos Güell al voluntariado. Y el último reconocimiento, en 2017, por la Fundación Síndrome de Dravet por su apoyo a la investigación de enfermedades raras.

La iniciativa del grupo CIMD ha sido premiada en cinco ocasiones

El director general de CIMD, Rafael Bunzl, se une a las voces que desde el mundo de la empresa, el tercer sector, la investigación y la cultura reclaman una ley de mecenazgo: “Es necesaria una ley de mecenazgo como tienen los países anglosajones para que más personas se animen a aportar su grano de arena y mejorar nuestra sociedad”

Acción social continua

El Día Solidario es la acción más importante del grupo CIMD, pero a lo largo del año desarrolla numerosas actividades. Por ejemplo, con voluntariado los fines de semana en el comedor social del Centro de Acogida e Integración Social Santiago Masarnau de la Sociedad de San Vicente de Paúl. El grupo también realiza dos campañas de ropero (verano e invierno) y la recogida en Navidad de juguetes para dos centros infantiles de la Comunidad de Madrid (más de 200 juguetes fueron entregados a niños entre 2 y 14 años en la campaña de 2018). CIMD pone además a disposición de las fundaciones su intranet (el grupo tiene más de 340 empleados) para que estas comuniquen sus necesidades concretas y poder colaborar con ellas.

Por otro lado, desde hace nueve años, CIMD ha llevado a cabo la compensación voluntaria de las emisiones indirectas de gases de efecto invernadero que generan las empresas del grupo y sus empleados en el desempeño de sus funciones, procedentes del consumo eléctrico y de papel en las oficinas, medios de transporte hacia y desde la oficina y viajes.

Wind to Market, empresa del grupo, se ha hecho cargo del cálculo de las emisiones de CO2 generadas, que ascendieron a unas 800 tCO2e en el año 2018. Para neutralizar estas emisiones, se ha completado la compra y cancelación pública en Markit Environmental Registry de una cantidad equivalente de créditos voluntarios de emisiones.madrid

Normas