Primeras fotos del Galaxy Fold 2 de Samsung, que tiene muy buena pinta

Primeras fotos del Galaxy Fold 2 de Samsung, que tiene muy buena pinta

Aparecen las primeras imágenes reales.

2019 será recordado como el año en el que llegaron los primeros dispositivos con pantallas plegables aunque, eso sí, con un rango de precios excesivamente alto. Así que 2020 podría ser el momento en el que la evolución de esos modelos comience a dar con la tecla justa, tanto en su diseño como en su precio.

Y Samsung, que no está dispuesta a perder el puesto de liderazgo que ha asumido en este mercado de los móviles plegables, quiere poner tierra de por medio lanzando su segundo terminal. Uno que no sería un móvil que se abre y se cierra como un libro, sino más bien un teléfono de castañuela que se convierte en un dispositivo de casi 7 pulgadas.

Primeras imágenes reales

Que Samsung estaba trabajando en un nuevo smartphone plegable lo sabía todo el mundo, y que tendría una disposición de castañuela (como se decía hace 15 años) al estilo del Motorola RAZR, también era un secreto a voces, pero ahora hemos podido ver exactamente cómo será, tanto por fuera como por dentro, gracias a unas fotos reales del terminal.

Samsung Galaxy Fold 2.
Samsung Galaxy Fold 2.

El exterior tiene una apariencia bastante sencilla, no hay elementos que nos indiquen que estamos ante un terminal premium, de los tope de gama de los coreanos, aunque se adivinan formas que ya hemos visto en otros de sus terminales. Se puede apreciar un conector de USB-C en lo que sería la parte inferior, sin minijack para cascos, así como una pequeña pantalla cerca de la doble cámara para estar al tanto de la hora y de pequeñas notificaciones.

Una vez abierto la cosa cambia, porque el teléfono adopta una forma convencional, de smartphone con 6,7 pulgadas en vertical, como si se tratara de cualquier otro Galaxy S de los últimos que han llegado. Eso sí, no hay biseles curvos y toma en las esquinas y los bordes del panel las mismas formas redondeadas que Apple imprimió a sus iPhone X en 2017.

Samsung Galaxy Fold 2.
Samsung Galaxy Fold 2.

Además, puede apreciarse el agujero que deja en la pantalla la cámara frontal, la de los selfies (como en los Note 10), y una zona de plegado que no parece dejar ninguna superficie rugosa ni pliegue que indique que al estirarse tendremos problemas para manejar el teléfono deslizando el dedo. De todas formas, parece claro que Samsung ha aprendido mucho de la experiencia del primer Galaxy Fold y con este modelo podríamos estar, como antes os dijimos, más cerca de la fórmula perfecta: tanto en diseño, como en prestaciones y precio que, como se ha venido comentando en las últimas fechas, podría situarse en el rango de los Galaxy S11 del año que viene.

Normas