El próximo móvil plegable de Samsung podría costar lo que un Galaxy S10

El próximo móvil plegable de Samsung podría costar lo que un Galaxy S10

Las pantallas plegables serán importantes.

La revolución tecnológica esperada llegó a los smartphones este año, con la creación y la presentación de algunos smartphones plegables por parte de Samsung o Motorola, quienes han demostrado lo que es capaz de hacer la tecnología a día de hoy.

A pesar de esto, el alto precio del primer Galaxy Fold hizo que muchos lo pudieran ver solo en la distancia y ni mucho menos pensar si comprarlo o no. Al tratarse de una nueva tecnología, se convierte en algo alcanzable para muy pocos usuarios, los que además no se atrevieron a dar el paso a un smartphone más similar a lo que es un prototipo.

El Galaxy Fold 2 será más barato

Tras la introducción al mercado del nuevo concepto, el próximo terminal flexible de Samsung podría bajar incluso de los 1.000 euros, dando un cambio brusco frente a los 2.000 euros por los que podremos comprar la primera versión del móvil flexible de la compañía. Las cifras que se plantean son de alrededor de 850 dólares, una cantidad que lo convertiría en un móvil que si podemos tener en cuenta.

El próximo móvil plegable de Samsung podría costar lo que un Galaxy S10

Una vez el desarrollo y la tecnología han surtido efecto, es más sencillo continuar con la expansión y esta segunda versión del terminal flexible que posiblemente se presente en el mes de febrero del 2020, puede resultar siendo lo que todos esperábamos. El nombre de esta segunda versión, podría ser la que estamos, Galaxy Fold 2, demostrando que la primera versión no fue una prueba, sino el comienzo de algo que promete ser importante en el mercado de los smartphones y la tecnología en general.

El nuevo Galaxy S11 y Galaxy Fold 2, llegarán al a vez

Como pudimos ver con el Galaxy S10, este año la jugada se repetirá y esperamos ver los dos terminales estrella del a compañía en un mismo evento. Los problemas de fabricación y resistencia acabaron convirtiendo el camino del Galaxy Fold en algo más complicado, haciendo que hasta octubre no pudiéramos realmente comprar el primer móvil flexible del a compañía.

Para hacernos olvidar esto, Samsung ya prepara el nuevo terminal flexible, el cual no recibiría grandes cambios estéticos pero sí grandes mejoras para hacerlo más funcional y sobre todo asequible. Entre los cambios más importantes estaría la actualización de la CPU a un Snapdragon 855+, mejorando además el marco exterior que protege la pantalla curva para que el teléfono se pliegue aún más y evitemos roturas de pantalla o de otros componentes internos del dispositivo.

Normas
Entra en El País para participar